13-TU RESPUESTA AL “¿CÓMO ESTAS?” DELATA TU PROGRAMACIÓN MENTAL Y LO QUE ESTÁS ATRAYENDO

Cuando algún conocido o familiar te pregunta ¿Qué tal, cómo estás? Haciéndote esta pregunta de cumplido, tu respuesta está dejando al descubierto y delatando lo que hay programando en tu subconsciente.

Hay personas que cuando las ves o las llamas por teléfono le dices: ¿Cómo estás? Y muchas responden:

  • “Aquí luchando con la vida”
  • Otras te dicen, “sobrellevando la vida como podemos”
  • “Aquí vamos tirando”
  • “Ahí estamos, peleando como podemos”

Hay una persona de mi familia que cuando la llamo y le pregunto ¿Cómo estáis? Siempre me contesta, “pues no estamos mal”. Y yo siempre le digo la misma cantinela, en lugar de contestarme “no estamos mal” ¿Cuándo me vas a contestar “estamos bien”?. Él se ríe y dice, “pero si estamos más o menos bien”, y yo le digo “pues nómbrame la palabra bien”.

Tu subconsciente no procesa la palabra “NO” solo entiende palabras instaladas. Y en la frase “no estamos mal”, el subconsciente no entiende el “NO”, y al anular tu subconsciente la palabra NO, es como si hubieras pronunciado la frase “….estamos mal”. Es como formar e instalar una afirmación de estar mal.

No somos conscientes de la cantidad de frases o afirmaciones que a diario nombramos que están reforzando que se tenga una vida mediocre cargada de problemas de salud y de todo tipo.

La próxima vez que alguien te pregunte como estas por cumplido, responde “yo estoy muy bien, o estamos muy bien”. Esto reforzará que te sucedan cosas buenas y que tu salud mejore.

Las afirmaciones de cumplido son distintas a cuando te has puesto enfermo y un ser querido te llama para saber la mejoría que has tenido hoy, en este caso cuentas como estas, pero siempre con ánimos de recuperación, si ir de víctima, si vas de victima prolongarás eso mismo.

Son muy importantes las respuestas que se dan a las preguntas de cumplido porque ponen al descubierto como es tu vida y sigue afianzando que tengas una vida de lucha y sufrimiento.

Yo siempre digo: estoy muy bien, estupendamente, pero además es verdad lo que digo porque yo siempre estoy muy bien. ¿Será porque mi actitud y vocabulario son positivos y me centro siempre en las cosas buenas?

Ya sabes cambia tu vocabulario porque tu subconsciente no entiende si lo dices de broma o es verdad, cuando nombras afirmaciones con palabras negativas, automáticamente tu subconsciente rebusca en la trastienda de la mente todo lo relacionado con esa palabra y sin que te des cuenta, fluyen a tu mente imágenes y sentimientos negativos, por ejemplo al nombrar la palabra problema, o tristeza, o pena, miedo, fracaso, y demás palabras que deprimen y crean desastres. Empieza a nombrar la alegría, la felicidad, el amor, la abundancia, la prosperidad, la riqueza la salud, la sanación y todo lo que te aporte lo que quieres y lo que necesitas.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba