43- SER FELIZ ES SENTIRSE BIEN CONSIGO MISMO

La felicidad entra en tu vida cuando te sientes bien contigo mismo.

Tú puedes hacer lo que quieras,  todos podemos hacer lo que nos apetezca porque ahora somos adultos. Cada vez que haces algo que quieres hacer, te suceden cosas maravillosas. Cuando hacemos cosas que no queremos hacer, todo nos sale mal. Solemos hacer las cosas que le gustan a los demás o por quedar bien con alguien o porque nos sentimos obligados.

Decirle que “NO” a alguien puede nutrirte espiritualmente sintiendo más alegría en tu mundo. Cuando te permites decir “NO” sin remordimientos, es cuando empiezas a sentir la verdadera alegría dentro de ti.

Sentir alegría está permitido para ti, para mí y para todos. Cuanta más alegría sientas,  más te amarán los demás, esto no lo olvides nunca. Las personas felices y alegres enamoran a los demás y son amadas por los demás, en cambio las personas infelices y con falta de alegría son rechazadas por los demás. Nadie quiere a su lado a alguien amargado o infeliz que le baje la vibración.

Así que ámate a ti mismo, aprobando y aceptando todo lo que eres y todo lo que haces. Empieza a sentirte bien contigo mismo y empieza a creer que todo está bien en tu mundo lleno de alegría.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba