ACIDOSIS Y ACIDOSIS AGUDA

ACIDOSIS Y ACIDOSIS AGUDA

La acidosis metabólica es la madre de todas las enfermedades que padece el ser humano en esta época, por lo tanto, en la corrección de ese pH en el organismo está la solución a la mayoría de los sufrimientos en el cuerpo.

La acidosis es un aumento de acidez en la sangre y en los tejidos. Está causada por una producción excesiva de ácido, por una perdida excesiva de bicarbonato (acidosis metabólica) o por una acumulación de dióxido de carbono en la sangre, que puede ser el resultado de un funcionamiento pulmonar deficiente o de una baja frecuencia respiratoria, dificultad respiratoria (acidosis respiratoria).

La acidez en la sangre aumenta cuando se ingieren sustancias que contienen acido o que lo producen, o cuando los pulmones no expulsan suficiente dióxido de carbono.

Las personas con acidosis respiratoria, a menudo suelen tener nauseas, vómitos y fatiga, y se respira con más rapidez y profundidad de lo normal.

Cuando hay acidosis respiratoria se pueden sentir cefaleas y confusión y la respiración es poco profunda. En los análisis de sangre se indica un pH más bajo de lo normal.

Si el aumento de ácido supera los valores normales en el organismo, entonces la sangre se acidifica. Al disminuir el pH de la sangre (se hace más acido), se estimulan los centros cerebrales que regulan la respiración y esta se vuelve más rápida y profunda como

Compensación respiratoria. La respiración más rápida y profunda aumenta la cantidad de dióxido de carbono exhalado, y esto hace que se eleve el pH de la sangre a valores normales.

También los riñones tratan de compensar el pH eliminando una cantidad mayor de ácido en la orina. Pero tanto el mecanismo de los pulmones como el de los riñones pueden verse sobrepasados si en organismo sigue produciendo demasiado acido, lo que conduce a una acidosis grave y, finalmente produce problemas cardiacos y coma.

La acidosis respiratoria aguda se produce cuando el dióxido de carbono se acumula muy rápidamente, antes de que los riñones puedan devolver al cuerpo a su estado de equilibrio.

El pH es la escala para expresar la acidez o la alcalinidad, que oscila entre 0 (los ácidos fuertes) a 14 (bases o alcalinidad alta). El valor neutro en esta escala es el 7.0.

Si el pH se encuentra entre 7.35 y 7.45, la sangre es ligeramente básica. Por lo general, el organismo mantiene el pH de la sangre próximo a 7.40.

Causas de la acidosis

La acidosis se clasifica en función de su causa primaria como:

  • Metabólica

  • Respiratoria

Acidosis metabólica

Existe acidosis metabólica cuando la cantidad de ácido presente en el organismo aumenta debido a la ingestión de una sustancia que se descompone, o puede descomponerse (metabolizarse), en un ácido, como el metanol (alcohol de madera), un anticongelante (etilenglicol) o grandes cantidades de aspirina (ácido acetilsalicílico). Muchos otros fármacos, azucares, venenos y productos procesados que nos hacen comer como alimentos también causan acidosis. Incluso el consumo de proteínas, de alcohol y la falta de limpiezas internas y de ayunos van creando el pH acido.

También se puede crear por una alteración en el metabolismo. El organismo produce un exceso de ácido en las fases avanzadas de un choque (acidosis láctica) o en la diabetes que no se controla de forma adecuada. La acidosis láctica es una acumulación de ácido láctico. El ácido láctico se produce principalmente en las células musculares y los glóbulos rojos. Se forma cuando el cuerpo descompone los carbohidratos para usarlos como energía cuando los niveles de oxígeno son bajos. Esto puede ser causado por: Cáncer, por beber demasiado alcohol, por hacer ejercicio vigoroso o intenso durante mucho tiempo, por insuficiencia hepática o por nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) que ocurre en las personas diabéticas como efecto secundario de los medicamentos para tratar la diabetes, o también ocurre la hipoglucemia en personas un rato después de comer carbohidratos malos como las harinas refinadas en pan o bollería o azúcar. Sube la glucosa rápidamente al comer estos carbohidratos malos y el organismo para compensar, la baja de forma drástica con la insulina del páncreas creando la hipoglucemia.

Cuando los riñones no funcionan con normalidad se acumulan grandes cantidades de ácido, y no son capaces de eliminar cantidades adecuadas de ácido en la orina. Esto pasa a las personas que tienen insuficiencia renal, pero no olvidemos que las emociones también alteran los riñones y los debilitan o los paralizan en parte, un ejemplo lo tenemos con los temores y los miedos, los miedos paralizan los riñones, los ralentizan. Y precisamente hoy día eso es en lo que tienen envuelta a la población mundial, en los temores y los miedos. ¡Qué bien saben cómo enfermar a la gente! Son expertos en emociones “aunque en sus universidades de medicina enseñen a separar las emociones de las enfermedades”.

La acidosis metabólica también aparece cuando el organismo pierde demasiado bicarbonato por el tubo digestivo debido a una diarrea o una ileostomía.

La comida acidifica mucho nuestra sangre, por ejemplo: si te comes un plato con un filete de carne o algo a base de carne o pasta y una coca cola, esta es una comida con un pH de un 3 o un 2 o de menos, es bastante acido.

Nuestros órganos por donde pasa esa comida antes de llegar al intestino; desde la boca, el esófago, estómago y páncreas se encargan de alcalinizar los fluidos y los alimentos para que no lleguen ácidos al intestino delgado, pero al comer este tipo de alimentos ácidos hacemos trabajar intensamente a nuestros órganos para neutralizar esa acidez. Tanto el estómago como el páncreas producirán cantidades masivas de bicarbonato de sodio para conseguir la alcalinización de esta comida tan pesada y acida. Desafortunadamente el producto de desperdicio del estómago después producir tanto bicarbonato de sodio será ácido clorhídrico. Al haber un exceso de este ácido en nuestro estómago las consecuencias serán agrieras, reflujo y acidez, gastritis.

Cuando sentimos estos malestares, en lugar de escuchar el llamado de alerta de nuestro cuerpo, hacemos lo que hemos aprendido: tomar algún medicamento para neutralizar la acidez (como cualquier pastilla para la acidez). No es casualidad que este tipo de medicamentos antiácidos son los que encabezan la lista de los más vendidos en todas las farmacias. Y si tenemos la curiosidad  de leer de qué están hechas  la mayoría de estas pastillas o polvos “para la acidez” veremos que es de Bicarbonato de Sodio y/o sales minerales, entre otros químicos que llevan, que podríamos ahorrar a nuestro organismo.
Pero esa, desafortunadamente, no es la solución. No podemos estar jugando con el cuerpo al darle ácido en la alimentación y luego alcalinidad en medicamentos.

Para que el cuerpo pueda descansar debemos darle alimentos  con un pH por encima de 7 y saturarlo con agua alcalina, de preferencia con un pH de 9.5, ya que cuando el agua tiene este PH realmente hidrata todos los tejidos y células, además de que contiene una alta carga energética por su concentración de electrones. Podemos preparar agua alcalina con agua y un poco de bicarbonato o con limón y un poquito de sal rosa del Himalaya.

Es necesario, sobre todo para la acidosis metabólica, controlar la diabetes o eliminar las sustancias toxicas de la sangre haciendo limpiezas internas y ayunos.

No es de los gérmenes de los que debemos preocuparnos, sino de cuidar  nuestro terreno interno. El exceso de ácido es una condición que debilita todos los sistemas de nuestro organismo y fuerza al cuerpo a consumir los minerales de los órganos vitales para neutralizar el ácido y removerlo de manera segura del cuerpo y poder preservar el nivel de PH de la sangre, que siempre se debe mantener ligeramente alcalino de 7.6.

Los incontables nombres de las enfermedades  que causa la acidez en realidad no importan. Lo que sí importa es que todas ellas provienen de la misma raíz: demasiado desperdicio ácido en el cuerpo, que termina siendo como la madre de todas las enfermedades.

De hecho de todos los factores que generan acidez, el estrés es el más grande.
Cuando hay demasiado ácido, el organismo en su infinita sabiduría, produce más recolectores de basura (glóbulos blancos).

Los glóbulos blancos  son los que se encargan de limpiar todo el terreno donde se encuentran los glóbulos rojos, realmente es impresionante verlos aspirando bacterias, levaduras, proteínas no digeridas, ácidos, toxinas, etc.

Una vez que un glóbulo blanco se llena de basura, deposita todo lo que recogió en el líquido linfático para que todo ese desperdicio sea eliminado por medio del sudor y por las heces fecales, por esto es importantísimo cuidar las microvellosidades del intestino, ya que si las dañamos con una dieta ácida, una de las cosas que sucede es que las microvellosidades se inflaman y entonces se tapa una vía importantísima de eliminación, dando inicio a un ciclo de desbalance que más adelante producirá un caos en nuestra salud.

Los glóbulos blancos son como barrenderos o aspiradoras, son los encargados de la limpieza del terreno donde viven tus glóbulos rojos. Ellos se acercan a las proteínas no digeridas, bacterias, levadura, ácidos, etc., y simplemente absorben toda esa basura que se encuentra en el  torrente sanguíneo. Por lo tanto cuando vemos casos en donde hay demasiados glóbulos blancos no quiere decir que nuestro sistema inmune se decidió por atacarnos a nosotros mismos, y en vez de defendernos, ahora nos ataca.

¿Cuál es la realidad en el caso de aquellas personas que tienen un incremento en la cantidad de glóbulos blancos?

Pensemos  un poco. ¿Qué pasaría si de pronto hubiera un incremento considerable de basura en la ciudad donde vivo? Imaginémonos que la cantidad de camiones recolectores de basura y de barrenderos se planeó y pensó para una producción normal de basura.
Si de pronto hay un incremento considerable en la basura, los camiones y barrenderos que normalmente hay para ese trabajo no darán abasto. Por lo tanto la solución sólo tiene dos caminos:
Uno es dejar de producir tanta basura para que todo vuelva a la normalidad.  Pero ¿qué pasa si eso no es posible, y lejos de reducirse incluso se incrementa todavía más?

Pues lo único que podrá hacer la administración pública de la ciudad será aumentar la cantidad de camiones recolectores así como del personal de limpieza.

Pues lo mismo pasa dentro de nuestro cuerpo cuando ponemos constantemente demasiado ácido. El organismo en su infinita sabiduría va a producir más recolectores de basura (más glóbulos blancos). Por lo tanto la solución en el caso de que tengamos un aumento en la cantidad de glóbulos blancos, es dejar de producir mediante la dieta y las emociones tanta basura (tanto ácido) en el organismo.

Balance de ácido y alcalino.

El exceso de ácido es una condición que debilita todos los sistemas de nuestro cuerpo.

El exceso de acidez fuerza al cuerpo a pedir minerales -incluyendo sodio, calcio, potasio y magnesio- de los órganos vitales para neutralizar el ácido y removerlo de manera segura del cuerpo.
Como resultado de esto, el cuerpo puede sufrir una severa y prolongada «corrosión» debido a una alta acidez – condición que puede estar no detectada por años.

La acidosis afecta de alguna manera a toda persona en nuestra sociedad, debido a la forma en cómo vivimos, la forma en que comemos, la forma en que pensamos y el ambiente en el que vivimos.

El resultado es un ambiente interno descompuesto en donde la enfermedad puede manifestarse fácilmente, a diferencia de lo que sería un ambiente con un pH balanceado, el cual permite las funciones normales necesarias para que el cuerpo pueda resistir las enfermedades.

Es verdad que si tenemos un cuerpo sano, podremos mantener las suficientes reservas alcalinas para abastecer cuando hay demandas de emergencia. Por lo tanto, cuando hay ácido en exceso que debe neutralizarse constantemente, nuestras reservas alcalinas se vacían, dejando al cuerpo en un estado débil, y expuesto a enfermarse.

Desafortunadamente, existen aún muchos practicantes que creen que el cuerpo puede por sí sólo de alguna manera milagrosa y «natural» balancear su pH como si la persona estuviese viviendo en la naturaleza y comiendo alimento crudo y orgánico, hierbas y pastos.

Pero desgraciadamente nos han hecho creer que debemos comer mucha proteína y carnes y alimentos cargados de tóxicos que acidifican nuestro cuerpo y lo dejan preparadito para que todas las bacterias y los virus puedan afectarnos.

El volumen bruto de desperdicio ácido que nuestro cuerpo tiene que soportar lo ha forzado a tomar una acción drástica al estilo de una «guerra» para preservar sus reservas estratégicas: hígado y riñones nuestros órganos esenciales para la desintoxicación.

En un  estudio de casi 1.000 causas de envejecimiento, se encontró que hoy en día estamos acumulando ácido en depósitos grasos, en vez de eliminar ese ácido a través de los riñones y el hígado.

En su infinita sabiduría, el cuerpo ha elegido salvar a los riñones y el hígado de una degradación por el exceso de ácido. Por supuesto a consecuencia del  resultado de esa acción hay que pagar un costo. Y ese costo se conoce como obesidad, disminución de inmunidad, falta de energía y todas las enfermedades relacionadas al ácido a las que estamos expuestos, incluyendo el cáncer, la diabetes, osteoartritis y muchas más.

La única diferencia entre la comida «buena» y la comida «mala», es que la comida «buena» tiene o produce menos desperdicio ácido y un mejor resultado de neutralización de ácido.

El balance del PH depende de lo que sobra después del metabolismo. Cuando nos alimentamos con comida “buena”  nuestro metabolismo puede operar como se supone que debería, en vez de actuar ensuciando y acumulando toxinas y ácido.

Sobrantes de desperdicio ácido

Muy pocos, o casi ninguno de nosotros, tenemos la capacidad física de limpiar completamente a nuestros cuerpos de todos los ácidos que creamos con la comida, con el estrés y con nuestro propio metabolismo. Estos desperdicios ácidos se mueven alrededor del cuerpo por medio de la sangre y el sistema linfático hasta que nuestros riñones sobrecargados deciden tirar todo ese desperdicio hacia afuera o dentro de nosotros, mientras que el cuerpo lucha por contra-atacar las comidas que producen ácido, contraatacar la contaminación que produce ácido y el estrés que produce ácido.

El ácido coagula la sangre. Por lo que la sangre tiene grandes problemas para circular alrededor de los ácidos grasos. Los capilares se tapan y mueren. La piel, al dejar de recibir la sangre sana «dadora de vida», pierde elasticidad y comienza a arrugarse. Aún con una cirugía de levantamiento de la piel en el rostro o una liposucción, el ácido se queda y continúa su avance constante. Sin un plan de balance ácido/alcalino, cada parte de nuestro cuerpo trabaja aún más fuerte para mantener la salud, debido a que cada sistema, cada órgano, los pulmones, y la piel, juegan un papel muy importante en la manutención de un PH correcto en nuestra sangre.

La Guerra Interna

Dentro de nuestro cuerpo, los órganos y células están completamente a disposición de la sangre. Todos los órganos trabajan para mantener la sangre con un pH balanceado, al punto de que el cuerpo está dispuesto a sufrir un gran daño en órganos si es que el ácido se sobrepone para impedir que ese PH de la sangre se mantenga correcto. Si el pH de la sangre baja de su nivel óptimo 7.365 hacia un pH de 6.95, automáticamente caeríamos en coma y moriríamos.

Es por eso que una simple lata de Coca Cola con un pH de 2.5 activa señales de alarma en todo nuestro cuerpo y las reservas de alcalinos que debieran usarse en cualquier otro lugar, son sacrificadas por el llamado de la adrenalina que inunda todo nuestro sistema al tomar una Coca Cola.

No es tan solo eso lo que causa un solo vaso de Coca Cola sino que se necesitan 32 vasos de agua con un pH neutral para balancear o neutralizar un vaso de Coca-Cola.
La mayoría de nosotros tenemos ya una batalla en acción, porque la sobre-acidificación interfiere con la vida misma, dando lugar en primer lugar a la perdida de minerales y  a prácticamente a toda dolencia y enfermedad. Finalmente, nos hace envejecer y después nos mata.

Cuando morimos, el ácido celebra su victoria al convertir el cuerpo completamente en ácido, dando lugar a la descomposición o la putrefacción. Cuanta más carga toxica y acidez tengamos al momento de morir más rápida será la descomposición del cadáver.

Todos hemos oído hablar y algunos hemos conocido casos de personas que en vida llevaron una vida de tranquilidad emocional y buenos comportamientos  y que después de años de muertos sus cuerpos se han conservado incorruptos o intactos.

El cuerpo tiene que protegerse de los excesos de azúcar que consumimos, por lo que produce células grasas para encapsular los ácidos y protegernos de ellos. La «grasa está salvándonos la vida» frente a los ácidos que producimos.
La pérdida de peso y la recuperación de energía suceden más fácilmente cuando tomamos los primeros pasos hacia un «re-balance» alcalino.

Si permitimos a la  sangre cambiar ligeramente su pH  para cualquier lado, los resultados se sentirán en cada parte de nuestro cuerpo. Las micro-formas a las que da lugar un ambiente ácido comienzan a multiplicarse y a mutar, tomando forma agresiva, de agentes patógenos y de parásitos.

Nuestra sangre puede ser afectada a cualquier hora en cualquier momento del día por un sin fin de eventos, como lo es la comida, las bebidas, el estrés, la contaminación, el ejercicio demasiado intenso, o por el contrario, puede ser afectada benéficamente con meditación, al tomar agua alcalina, al respirar profundamente, hasta por estar feliz.

El azúcar está tan comprometida en el proceso de toda enfermedad, que la organización mundial de la enfermedad y todas las farmacéuticas están diciendo: “¡Viva el azúcar….gracias a ella abundan los enfermos!”.

QUE HACER PARA ALCALINIZAR EL CUERPO:

Alimentarse en una alta proporción a base de verduras, es decir, alimentos verdes, o en su defecto, tomar mucha clorofila. Afortunadamente la clorofila es fácil conseguirla en cualquier tienda naturista.

–Tomar Bicarbonato con agua una o dos veces al día o tres si tienes mucho acido.

-Podemos hacer biomagnetismo colocando imanes impactando un punto de acupuntura llamado maestro corazón 6 que tiene la capacidad de ayudar a regular el balance iónico de la sangre, es decir, regula el pH, este punto es tan efectivo que también tiene efectos contra el cáncer (contra la descomposición), está situado en el centro de la muñeca a tres dedos encima del pliegue de la muñeca.

La terapia es bilateral entre los dos puntos en las dos muñecas, con un polo (+) y el polo (-) de acuerdo a los requerimientos bioenergéticos del paciente, dejando los imanes por el tiempo que sea necesario para la regulación del pH. Pero la colocación de imanes en este punto no te libra de cumplir con las recomendaciones alimenticias saludables de dieta alcalina y reducir el estrés o evitar los tóxicos y la contaminación. De nada servirían los imanes si el paciente continúa con los malos hábitos en su alimentación y en otros aspectos.

Acidosis respiratoria

La acidosis respiratoria aparece cuando los pulmones no expulsan el dióxido de carbono de un modo apropiado (cuando respiras inadecuadamente), puede ser un trastorno que acompaña a enfermedades pulmonares graves como, la enfermedad obstructiva crónica causada por bloqueo y obstrucción de las vías respiratorias, enfisema, bronquitis, neumonía, asma, insuficiencia cardiaca, consumo de tabaco, personas que trabajen en la minería o cortadores de piedra, por tos, disnea, trabajar en ambientes contaminados con vapores químicos, polvo o humo de fogones, personas alérgicas al polen o al polvo, estar expuesto a gases y otros químicos en el hogar, estar demasiado en exteriores con la contaminación ambiental, por la contaminación de la atmosfera a la que nos tienen sometidos, y también puede padecer acidosis respiratoria toda persona que tenga dificultad respiratoria de alguna manera o tenga ansiedad.

Además, la acidosis respiratoria puede ser secundaria a trastornos cerebrales, neurológicos o de los músculos torácicos (como el síndrome de Guillain-Barré o la esclerosis lateral amiotrófica) que dificultan la respiración.

También puede aparecer acidosis respiratoria si la respiración se hace más lenta debido a la sedación excesiva a consecuencia de opiáceos (narcóticos), el consumo de alcohol, o el consumo de sedantes fuertes o analgésicos para el dolor, o medicamentos que inducen al sueño como los que se toman para el insomnio, y es peor cuando los medicamentos se combinan con el consumo de alcohol. Todo esto disminuye la tasa respiratoria y el nivel de oxígeno en la sangre puede ser más bajo aumentando la acidez.

Las personas con apnea del sueño pueden causar de forma repentina una pausa en la respiración durante el tiempo suficiente como para dar lugar a una acidosis respiratoria temporal.

La acidosis respiratoria también puede ser causada por la fibrosis pulmonar y por enfermedades que pueden afectar al tórax, como la escoliosis, o enfermedades que afectan a los nervios y los músculos que les dan la señal a los pulmones para inflarse o desinflarse.

Cuando hay obesidad también se limita la capacidad de expansión de los pulmones.

Para tratar la acidosis lo primero que tendríamos que tener son: los cielos limpios de tóxicos y poder respirar aire puro como antiguamente.

A veces ayuda un poco, tomar agua con bicarbonato para revertir la acidosis. Pero el bicarbonato solo puede proporcionar un poco de alivio temporal, porque el exceso de bicarbonato puede sobrecargar tu organismo de sodio. Es mejor no sobrepasar una cucharadita de bicarbonato de sodio al día, excepto si la acidez es muy grande, y sobre todo que sea bicarbonato sin aluminio (de venta solo en herbolarios o tiendas naturistas), el bicarbonato que venden en farmacias o en supermercados lleva alta concentración de aluminio.

Para tratar la acidosis respiratoria sería conveniente hacer vapores con plantas broncodilatadoras para abrir las vías respiratorias, aceites esenciales como el eucalipto untado en la zona del cuello, la espalda y el pecho pueden dilatar los bronquios y evitar el asma o la ansiedad respiratoria.

La acidosis puede llegar a ser muy peligrosa si no se trata.

Es muy importante hacer meditación concentrados en hacer respiraciones profundas por la nariz de forma muy lenta, es una buena forma de alcalinizar el cuerpo reduciendo acidez. Han de ser respiraciones cogiendo y soltando el aire por la nariz, vaciándonos de aire por completo antes de llenarnos de nuevo.

Las respiraciones profundas las podemos hacer sentados, tumbados, también mientas hacemos posturas de yoga o el saludo al sol, o mientras hacemos estiramientos. Incluso las podemos hacer mientras caminamos o en cualquier momento del día que queramos centrar nuestra atención en el momento presente, meditando en hacer unas respiraciones perfectas durante varios minutos o media hora o el rato que deseemos llenar nuestros pulmones de aire.

Los conflictos emocionales producen también acidosis. Hemos visto ya como los temores y los miedos afectan a los riñones paralizándolos y eso impide que puedan eliminar suficiente ácido acumulado en el cuerpo. Cuando hay un trastorno hidroelectrolítico en el que la cantidad de electrolitos baja o aumenta en la sangre produce un aumento de la acidez del cuerpo (el pH inferior a 7.35) puede conducir a la acidosis y enfermedad.

Esto puede suceder también cuando vives un conflicto de pedazo o desvalorización en la familia, entonces tú endureces tu sangre volviéndola más acida para poder corroer ese “metal” simbólico. Existe una relación simbólica entre la sangre y la familia.

Posiblemente has evitado asimilar una situación dentro de tu ambiente familiar, ese conflicto fue creciendo y ahora se acumula en tu subconsciente en forma de conflicto que debes combatir. No sacaste tu parte activa masculina para defenderte y ahora tienes acidosis. Esto puede llevarte a padecer también de gota o reuma.

El ácido suele relacionarse con lo que roe el metal y con lo que es amargo (acidez psíquica), por eso la acidosis te indica que has evitado asimilar una situación, y ahora tus células están bañadas en acido. Asimilar significa resolver, tratar o arreglar cualquier problema, situación o conflicto que te molesta o que rechazas, y que está envenenado tu existencia.

¿Cuál es la situación que te enoja, que te roe interiormente y te vuelve tan amargo frente a la vida? tal vez sea insatisfacción en las relaciones que tenías con tu madre, o insatisfacción similar con tus amigos o empleados para los cuales te sientes como “una madre”.

La acidosis metabólica refleja que tu cuerpo en general expresa tu lado amargo hacia la vida en general.

La acidosis respiratoria refleja que no eliminas el gas carbónico durante tu respiración. Y se refiere a tu lado amargo en la vida, y más bien tiene relación con tus relaciones y la gente que te rodea.

En el caso de acidosis láctica con una excesiva cantidad de ácido láctico en la sangre, se refiere a la falta de alegría, la sangre transporta la alegría, por lo tanto el lado amargo de la vida y todo lo que sucede en la vida te afectan enormemente. Este estado lo puedes encontrar si eres diabético, que corresponde a una tristeza profunda.

Si tienes insuficiencia renal también se relaciona con una tristeza profunda, pero sobre todo, con tener grandes miedos frente a la vida.

Si tienes leucemia es porque tienes la sensación de que siempre tienes que luchar mucho en la vida.

El reuma es la consecuencia directa de un exceso de acidez que es la acidosis.

¿Cómo dar cambios a nivel emocional para hacer frente a la acidosis?

Lo primero es aceptar, analizar, ver y tratar al nivel del corazón con amor y de forma positiva las situaciones de tu vida, incluso si te irritan y te molestan esas situaciones. Debes estar abierto y en la aceptación de que todo te sucede para evolucionar.

Debes resolver las situaciones de tu vida para vivir más la alegría, la liberación y la paz interior.

En Autogestiona tu salud hemos creado un binaural para combatir la acidosis y la acidosis aguda y lleva frecuencias que hacen:

  • Hace una desintoxicación del cuerpo.

  • Corrige la acidez en la sangre, en los órganos y tejidos del cuerpo.

  • Combate la acidosis aguda.

  • Hace una regeneración y curación del cuerpo.

  • Regenera células y otros tejidos del cuerpo.

  • Hace un vitamag completo para llevarte a un estado de vitalidad, de optimismo y felicidad.

También está creado en versión isocrónico igual de efectivo.

Este es el link para sanar la acidosis:

BINAURAL PARA ACIDOSIS Y ACIDOSIS AGUDA: https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-para-acidosis-acidosis-aguda/

ISOCRÓNICO PARA ACIDOSIS Y ACIDOSIS AGUDA: https://autogestionatusalud.com/producto/isocronico-para-acidosis-acidosis-aguda/

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba