Amigdalitis

No poder ser tú mismo/a, rabia reprimida en tu creatividad, o miedo. Comunicación, unión. Estrechez, angustia, cerrar, no querer tragarse todo lo que se vive, se afectan las amígdalas cuando se intenta la separación de las influencias exteriores. La inflamación de las amígdalas puede expresar angustia a no lograr lo que queremos. También puede expresar temor a uno de nuestros padres o a un profesor, etc. O incluso a una situación que nos da miedo o nos ahoga, nos agobia y nos sentimos indefensos o con rabia porque te hacen sentir impotente.

En los niños: querer atrapar el cariño de los padres, los abrazos, los besos. La necesidad de agradar a los padres con buenas notas en el colegio o con buena imagen para tener a los padres contentos y conseguir su cariño.

En los adolescentes: estar enamorado de alguien y no ser correspondido, no poder conseguir atrapar al enamorado o enamorada.

Solución emocional: acepta, perdona y permite que cada cual haga lo que quiera y necesite en su vida, pero eso no significa que tú tengas que aguantar ni tragártelo todo, haz lo mismo con tu vida, ve a lo tuyo, a buscar tu propio beneficio y hacer lo que te beneficie a ti. No te tragues nada que no quieras, pero tampoco obligues a nadie a hacer nada que no quiera hacer, no puedes obligar a nadie a quererte ni a hacer lo que tú quieras.

Expresa las agresiones, defiende tu propia piel, fija tus límites y ábrelos o ciérralos según te convenga, no dejes que nadie te obligue ni obligues a nadie. Aprende a decir No de manera valerosa y activa.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba