ARTRITIS REUMATOIDE

ARTRITIS REUMATOIDE

La artritis reumatoide es un trastorno inflamatorio crónico que puede afectar a las articulaciones y a otras partes del cuerpo. En algunas personas puede dañar distintos sistemas corporales, incluida la piel, los ojos, los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos.

La artritis reumatoide es un trastorno autoinmunitario que se produce cuando el sistema inmune ataca por error los tejidos del cuerpo. Esta enfermedad afecta al revestimiento de las articulaciones, causando una dolorosa hinchazón que puede llegar a causar una erosión ósea, rigidez  y llega a deformar las articulaciones, sobre todo las manos.

La inflamación asociada a la artritis reumatoide es la que puede dañar también otras partes del cuerpo pudiendo llegar a causar discapacidades en la persona afectada.

Los síntomas de la artritis reumatoide pueden incluir:

  • Articulaciones sensibles, hinchadas y calientes.
  • Rigidez articular que normalmente empeora por las mañanas y después de estar inactivo o en descanso.
  • Cansancio, fiebre y pérdida del apetito

En los comienzos de la artritis reumatoide empieza afectando primero a las articulaciones más pequeñas, sobre todo a las que unen los dedos con las manos y las uniones de los dedos de los pies con los pies.

Cuando va avanzando la enfermedad, lo síntomas suelen extenderse a las muñecas, a los tobillos, a las rodillas, a los codos, las caderas y a los hombros. En la mayoría de los casos, los síntomas se producen en las mismas articulaciones en ambos lados del cuerpo.

Casi la mitad de las personas con artritis reumatoide  también tienen síntomas en otras partes del cuerpo como: la piel, los ojos, los pulmones, el corazón, los riñones, las glándulas salivares, el tejido nervioso, la medula ósea y los vasos sanguíneos.

Los síntomas de la artritis reumatoide pueden variar de intensidad o incluso pueden aparecer y desaparecer en forma de brotes. La enfermedad se va alternando en periodos muy activos y se van alternando en periodos en los que remiten los síntomas de forma relativa, haciendo que la hinchazón y el dolor se suavicen o desaparecen. Con el tiempo a base de brotes, la artritis reumatoide puede hacer que las articulaciones se salgan de su sitio deformándose.

La artritis reumatoide puede producir otras complicaciones, entre ellas:

  • Osteoporosis, porque la artritis reumatoide junto con la toma de algunos medicamentos para este tipo de artritis puede debilitar los huesos haciéndolos más propensos a fracturas.
  • Otra complicación son los nódulos reumatoides que son bultos o nódulos que se forman en los codos o en cualquier parte del cuerpo, incluidos el corazón y los pulmones.
  • sequedad de ojos y la boca. Las personas con artritis reumatoide también son propensas a desarrollar un trastorno que disminuye la cantidad de humedad en los ojos y la boca.
  • Infecciones, muchos de los medicamentos utilizados para combatirla pueden dañar más el sistema inmunitario y producir un aumento de las infecciones.
  • Composición anormal del cuerpo. La proporción de grasa suele ser mayor que la masa magra en las personas con artritis reumatoide, incluso en las que tienen un índice de masa corporal normal.
  • Otra complicación es el síndrome del túnel carpiano. Si la artritis reumatoide te afecta a las muñecas, la inflamación puede comprimir el nervio que irriga gran parte de la mano y los dedos.
  • Problemas cardiacos. La artritis reumatoide puede aumentar el riesgo de endurecimiento y obstrucción de las arterias, y también puede inflamar el pericardio que rodea el corazón.
  • Enfermedad pulmonar. Si tienes artritis reumatoide tienes mayor riesgo de inflamación y cicatrización de los tejidos pulmonares, y esto puede provocar una falta de aire progresiva.
  • Otra complicación puede ser el linfoma. La artritis reumatoide aumenta el riesgo de linfoma, un grupo de canceres de la sangre que se desarrolla en el sistema linfático.

Normalmente el sistema inmunitario está para proteger nuestro cuerpo de infecciones y enfermedades. Pero las personas con artritis reumatoide, su sistema  inmunitario ataca el tejido sano en las articulaciones y en otras partes del cuerpo. Según los médicos esta enfermedad puede ser desencadenada por alguna infección con determinados virus y bacterias.

En realidad las mujeres son más propensas a desarrollar artritis reumatoide que los hombres, y ahora veremos el motivo o la causa emocional que la provoca.

En esta enfermedad principalmente se ven afectadas las articulaciones encargadas de flexibilizar nuestro cuerpo, por lo tanto la artritis reumatoide nos descubre a una persona inflexible con alguna cuestión de su vida que no está sabiendo aceptar. Tiene rigidez mental, pensamientos tercos y pensamientos fijos, es demasiado exigente con ella misma o con los demás, con una falta de tolerancia que la lleva a desvalorizarse al compararse con los demás. Esta falta de tolerancia hacia ti misma o hacia tu entorno te lleva a desvalorizarte y a criticar a los demás. Piensas que eres menos capaz de los demás y que, hagas lo que hagas nunca llegaras a igualarles.

También son personas acostumbradas a hacer muchas cosas por los demás y encima ir de víctima, tal vez por no sentirse culpable. Un ejemplo de esto es la típica mujer que en su matrimonio el que trabaja fuera de casa es el hombre, y ella para no sentirse culpable actúa durante años con el esposo y con los hijos como una criada. Durante años, para sentirse querida y aceptada, ella hace todo en la casa acostumbrando a todos a ser su criada, pero es un papel que ella misma ha asumido para tapar su desvalorización.

Tiene tendencia a compararse con los demás y a desvalorizase, a sentirse inferior. Y ha creído que tenía que ser perfecta para que los demás la quieran y la acepten.

Algunas mujeres se han sentido culpables de no haber podido hacer nada para ayudar a una persona que sufría mucho. O sentirte culpable de vivir cuando la persona que amabas ha muerto, o culpable de tener todo para ser feliz, mientras tu madre no lo ha sido nunca, esto te lleva a tener culpabilidad de vivir.

Si tienes artritis reumatoide es muy posible que vivas con frecuencia depresión, ira y ansiedad.

Las manos son nuestras herramientas para “hacer”, para “tomar” y “soltar”, esto hace pensar que si la artritis reumatoide está concentrada en las manos, el conflicto estaría relacionado con una materialización de los que proyectamos.

Hay en la personas con artritis un sentimiento profundo de “victima”. Vemos a mujeres muy enfadadas con la vida misma o con un familiar, muy enojada con un ser querido en especial, puede ser un hermano, la madre, el padre, alguien que ha muerto y ya no está en su vida, pero la persona se ha quedado con un sentimiento de soledad y abandono.

Al sentirse con tanta soledad y rabia, en su interior se genera un sentimiento de desvalorización y de inferioridad que acaba causando su propia autodestrucción, siendo atacada por su propio sistema inmune. La persona se produce un auto-ataque destructivo de sus propias articulaciones.

La persona afectada vive el día a día de forma más bien amarga y desolada, lo que hace que sufra su dolor como castigo y afianzando su sentimiento de víctima.

Para solucionar la artritis reumatoide y hacer que tu sistema inmune deje de atacarte, debes tener más amor propio, quererte más, darte más amor concediéndote más disfrutes y más homenajes, aprendiendo a disfrutar todo lo bueno que te da la vida. Debes empezar a valorarte más, dejando los juicios de lado, tanto las críticas de ti como las críticas de los que amas y te rodean.

Debes empezar a ser más flexible con la vida y con tus experiencias, comprendiendo que todo lo que te pasa, por muy negativo que te parezca, es una necesidad que te permitirá dar cambios internos, aprender a amarte a ti y a los demás.

También hay que tener en cuenta que las enfermedades crónicas pueden estar relacionadas con el transgeneracional, con el proyecto sentido y los ciclos biológicos memorizados.

Una enfermedad etiquetada como “crónica”, nos deja a nivel subconsciente con la sentencia, con la creencia y el convencimiento de que “esto no tiene remedio, de que no tiene cura”. Deja a la persona en un estado en el que no está dispuesta a luchar porque es una enfermedad incurable, eso es lo que la persona piensa, piensa que es la enfermedad que le ha tocado vivir. Incluso hay gente que dice: ¡que habré hecho yo para merecer esto!

Lo primero es asumir la responsabilidad de tu estado y no creerte el diagnostico de una enfermedad crónica, porque si crees que no existe remedio, así será. Y además tienes que hacer cambios en tu mente y en tus emociones para que esto traiga el cambio en tu cuerpo.

Varios son los motivos que te llevan a enfermar, pero solo hay uno que los crea: TU ESTADO EMOCIONAL. De tu estado emocional dependen una serie de comportamientos que terminan enfermando tu cuerpo. Todos los conflictos están atrapados en lo emocional, hay un fuerte conflicto emocional que no has sabido resolver. Todo lo que tu ser interior no consigue incorporar se vuelve patógeno. Todo lo que no remonta a la consciencia, vuelve en forma de destino.

Debes tener más movimiento interior para que todo tu cuerpo marche bien, sacar fuera los viejos temas que están en tu interior, los residuos psíquicos te bloquean cualquier avance y la posibilidad de controlar tu vida, tus articulaciones se atascan por falta de movimiento interior, ya que te enfrentas al día a día con mucha rigidez mental desde por la mañana. Cohíbes las agresiones en la conciencia atacando contra tus propias articulaciones. Tendrías que tener más amor propio, más capacidad de adaptación y movilidad psíquico-espiritual.

Debes evitar también todos los alimentos más inflamatorios, que son: el azúcar, la leche, el queso y todos los lácteos, todo lo que lleve gluten es inflamatorio, todos los carbohidratos refinados como los pasteles y bollería, galletas y todos los productos procesados que contienen azúcar o harina, todas las grasas trans artificiales son inflamatorias, los refrescos azucarados, el alcohol en exceso también inflama. Las carnes procesadas como embutidos, salchichas y demás también predisponen el crecimiento de bacterias intestinales inflamatorias.

EN Autogestiona tu salud hemos diseñado un audio con frecuencias para combatir la artritis reumatoide, los hemos creado en versión binaural y en isocrónico que son igual de efectivos

Este diseñado para combatir  la artritis reumatoide, lleva diferentes frecuencias que hacen:

  • Eliminar del cuerpo inflamaciones y edemas
  • Curan cualquier tipo de artritis en las articulaciones
  • Lleva una gran mayoría de frecuencias para combatir la artritis reumatoide
  • Regenera células, tejidos, huesos y nervios
  • Hace una curación y regeneración de todo el cuerpo
  • Elimina dolor en músculos y articulaciones, dolor articular en general
  • Regenera el ADN
  • Lleva frecuencias para combatir enfermedades autoinmunes
  • Combate la artritis secundaria y la artritis en general
  • Combate el dolor agudo
  • Combate reumatismo
  • Combate y regenera la artrosis
  • Estabiliza el sistema inmune

Estos son los link de los audios para combatir la artritis reumatoide:

https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-para-artritis-reumatoide/

https://autogestionatusalud.com/producto/isocronico-para-artritis-reumatoide/

 

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba