1.1- Introducción a la Biodescodificación

El dolor, la enfermedad o la infección son señales que nos indican que tenemos un desequilibrio en una parte del organismo, y hacer desaparecer esa señal sin buscar la información o la causa es como apagar la alarma de un detector de humos que nos está avisando de un incendio, si apagas esa alarma te puedes encontrar con un gran incendio. Eso es lo que hacemos cuando tomamos calmantes sin preocuparnos de comprender el origen de esa alarma, sin buscar la causa de esa dolencia o enfermedad.

Esto no significa que tengamos que negarnos a tomar algún medicamento para calmarnos o aliviarnos, significa que busquemos la causa que pudo originar esa dolencia.

Si haces desaparecer un dolor o síntoma con un calmante no significa que te hayas curado, porque la causa puede presentarse más tarde de manera más grande o incluso con otro aspecto diferente. Puedes eliminar de tu cuerpo un síntoma, pero la causa no la puedes eliminar aunque te operen, más tarde se manifestará esa causa o conflicto que no has resuelto de otra manera mayor.

La evolución de la enfermedad dependerá de lo que la haya causado, y puede ser temporal o crónica y prolongada.

Cuando la causa es muy fuerte o intensa y de muy larga duración es cuando se crean las grandes enfermedades como el cáncer, la esclerosis y otras enfermedades graves.

Para sanar cualquier síntoma que tengamos hay que buscar la situación y las personas relacionadas al malestar o a la enfermedad que tengamos, las personas que nos hayan hecho sentir mal para que hayamos creado ese conflicto.

Debemos analizar y reconocer los sentimientos o las emociones que vivimos como pueden ser: sufrimientos de angustia, culpabilidad, enfados contenidos, enojos y rabietas, rencores guardados, miedos. Sentimientos de injusticia, de impotencia, de venganza, de inseguridad, de desvalorización, etc.

Debemos liberar esas emociones mediante un proceso de cambios internos comprendiendo las palabras o las acciones de las personas que te han hecho daño, perdonando y aceptando que todo es necesario en la vida de una persona, porque toda mala acción viene a enseñarnos algo nuevo.

Hay que tomar decisiones y actuar de la manera que necesites para tu mejor beneficio, para que tú alcances tu paz interior y tu descanso emocional; muchas veces habrá que alejarse de personas o situaciones, o dar los cambios necesarios para que no te afecte la situación que te está causando la enfermedad o dolencia que tienes.

En algunos casos la curación es muy rápida, pero en otros casos es necesario que la persona haga una transformación de manera gradual, poco a poco, porque algunas veces cuando se liberan las emociones y se solucionan los conflictos, el cuerpo puede necesitar un tiempo para reparar el tejido o el órgano dañado.

Con este diccionario pretendo que tengas un mejor entendimiento de lo que te sucede y de su causa, pero no pretendo sustituir a ningún tratamiento médico ni a otras terapias, solo se pretende que la persona tenga un mayor entendimiento de su organismo y pueda colaborar mejor con su médico o terapeuta para la sanación.

Es necesario ir al médico, realizar exámenes y análisis con el fin de conocer el estado interno de tu cuerpo, y para esto la medicina oficial es la mejor.

Deseo que este diccionario de las enfermedades se convierta en una estupenda guía para tu bienestar, tus emociones, tu salud y tu evolución. Y confío con toda mi creencia, mi fe y mi Amor en tu poder para sanarte.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba