Bolsas en los ojos (suprarrenales, Riñones)

Sentirse perdido, no saber qué dirección tomar, aburrimiento, remordimiento, no tener clara la dirección, la cortisona es la hormona de los proyectos y de la buena dirección, sentirse perdido o fuera del grupo, o sentir que te has equivocado de camino, estar haciendo algo que no quieres hacer, haber sido echado o arrojado del camino, haber apostado por el camino equivocado, desvalorización en el sentido más amplio, derrotismo, renuncia o miedo a cuidar de uno mismo, falta de confianza en sí mismo y en la vida. Sentirse desplazado. Retener líquidos bajo el ojo especialmente al despertar, después de comidas saladas o al comer azúcar, por falta de sueño o por alergias o intolerancias.

Tu cuerpo te indica que debes ser más independiente porque tu felicidad depende solo de ti, necesitar la aprobación de los demás para que te sientas bien. Afecta mucho a personas con fibromialgia. Persona con muchos miedos irreales creados en su mente, sobre todo en el aspecto material, dinero, carencia de necesidades básicas. Tener una imaginación demasiado activa o fértil. Persona que se desvaloriza mucho.

Tus glándulas suprarrenales están en alerta continua como si tuvieras que hacer frente a urgencia cuando en realidad casi todo sucede en tu imaginación, en tu mente, la persona ha excedido los límites por miedos  y sus glándulas suprarrenales se han agotado, te están diciendo que dejes descansar tu mente para que las bolsas de tus ojos desaparezcan, debes relajarte y confiar más en la vida y en el universo, cuando confías más, el universo se ocupa de ti, sin confianza no hay resultados a tu favor.

Tu cuerpo te está diciendo que dejes de creer que estás solo para cubrir tus necesidades básicas, tu ser interior, tu alma, tu Dios interior también está trabajando para ti si se lo permites con la confianza, tu Ser interior sabe lo que tú necesitas mejor que tu mente, y si paras tu mente y tus miedos, tu ser interior, tu fuerza interna respetarán tus necesidades y serán cubiertas si dejas de temer y darle vueltas a la cabeza. En lugar de preocuparte a todas horas, dedica el tiempo a agradecer lo que ya tienes para poder restablecer el contacto, para poder recibir lo que deseas e ir en la dirección que quieres.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba