Cabeza, dolor de cabeza…

La cabeza representa la parte del cuerpo por la que los demás nos reconocen, es la parte de tu cuerpo que te distingue de los demás, y los órganos de los sentidos son sus receptores.

La cabeza es el centro de mandos, donde está el control de todo el organismo.

La cabeza expresa tu estado de ánimo, representa tu yo, tu identificación, de ahí las expresiones como: dejar caer la cabeza, ocultar la cabeza, bajar la cabeza, llevar alta la cabeza te auto afirma, te realza, cabezonería o salirse con la suya, tener cabeza, tener razón, sacar algo de la cabeza, visión general, orientación, no saber dónde tiene uno la cabeza, darse de cabeza contra un muro, romperse la cabeza con las ideas, bullir la cabeza con los pensamientos, y cuando hay falta de estímulos y bloqueo se suele tener la cabeza en blanco y dolor de cabeza.

Cuando algo está mal en la cabeza significa que algo anda mal en nosotros.

La cabeza se altera por desvalorización, y autocrítica, por miedos, por anulación de ti mismo.

Un dolor de cabeza puede tener varias causas, por ejemplo, el estrés, cuando te esfuerzas mucho para estar o hacer cualquier cosa, cuando intentas hacer algo demasiado fuerte o con mucha insistencia, tensión, ansia y mucho esfuerzo, a veces demasiado entusiasmo también te hace terminar con dolor de cabeza.

A veces puede provocar dolores de cabeza tener pensamientos hiperactivos o por una tensión que creamos al querer comprenderlo todo, esto es frecuente sobre todo en los estudiantes.

También es posible que queramos encontrar por nosotros mismos la solución a un determinado problema en lugar de pedir ayuda a alguien, y nos quebramos o nos rompemos la cabeza de forma estresada queriendo resolver algo. Se puede tener a veces la sensación de mucho dolor que parece que nos va a estallar la cabeza, y cuando es el dolor muy intenso casi siempre viene de emociones reprimidas, suelen ser personas que han aprendido a controlar tanto sus emociones que no saben qué hacer cuando una emoción intenta salir, cuanto más retienen las emociones más les duele la cabeza, suelen ser emociones de pena o de indignación de cabreo, y cuando se van  liberando  esas emociones el dolor de cabeza desaparece. Se suelen crear pequeños edemas en el cerebro con la actitud de la persona, el cómo se toma las vivencias diarias, y a medida que ese edema se va drenando el dolor desaparece, se drena y fluyen esos líquidos cuando te relajas y sueltas la tensión. Como todos los tipos de edemas el de la cabeza también está relacionado con el sentimiento de estar bajo la influencia o el control de alguien o de algo. Nos sentimos obligados a hacer cosas que limitan nuestros verdaderos deseos y nuestra libertad, nuestra necesidad de hacer lo que deseamos. Por ejemplo: sentirse obligado a agradar a alguien, a ser amables, sentirse obligado a ir a algún sitio, a esperar a alguien, sentirse obligado a decir cosas, a ser amables, a guardar la compostura o incluso a sonreír, incluso sentirse obligados a realizar proezas sexuales. Y lo que sucede en todos estos casos es que afecta sobre todo a personas que tienen dificultades para ocupar el lugar que le pertenece, les cuesta decir NO y se encuentran con otras personas que tienden a decidir por ellas.

También se causa un dolor de cabeza por inquietud y obsesión por el futuro, ansiedad y preocupación. No te gusta lo que ves, lo que haces o te causan presión las situaciones y acontecimientos que te rodean.

Un dolor de cabeza también puede venir de emociones como la inseguridad, el tormento, las ambiciones excesivas o la obsesión por ser perfecto que causan una dilatación sanguínea.

Si duele sobre todo en la frente: está más relacionado con tu trabajo o las relaciones sociales, asociado también al estómago, a digerir los acontecimientos que vives, a las preocupaciones y análisis excesivo de las cosas.

Si duele sobre todo en la parte alta de la cabeza: (azotea): está relacionado con el estrés y con el sistema nervioso, con la aceleración por hacer las cosas.

Si duele sobre todo en la zona de la nuca: está más relacionado a las relaciones sexuales, a los riñones, a los miedos, la incertidumbre, las dudas, la tensión por temores, la frustración, la inseguridad, la falta de confianza…

Si el dolor está situado en los laterales: cerca de las sienes es más bien tu lado emocional y sentimental (pareja, hijos, familia…) Los laterales de la cabeza también están relacionados al elemento madera en Medicina Tradicional China, el lado derecho de la cabeza cuando duele se relaciona a la vesícula biliar, y el lado izquierdo al hígado. Con lo cual, están implicados emociones de enojo, rabia, ira, enfados, exceso de control, carácter terco y controlador, perfeccionismo, querer ser don prefecto o doña perfecta.

Solución emocional: la mejor solución sería no llevar a los extremos nada de lo que he mencionado antes, aprender a ser más paciente, más flexible, menos tenso hacia ti y hacia los demás, ser menos exigente, aclarar tus ideas, dale el lugar que le corresponde a tu intelecto, a tu mente y a tus emociones para estar en armonía contigo y sentir tu cabeza más liberada. A veces el dolor de cabeza no viene de nada real que estás viviendo, viene de tu fantasía que estás pensando e imaginando que no te gusta, no te gusta lo que vives o lo que estás pensando, y estás protestando en tu interior, en tu pensamiento, en tu diálogo mental. Reconocer que algo no te gusta nada puede liberarte de todo tipo de síntomas desagradables, pero no es tarea fácil reconocer nuestros verdaderos sentimientos. Y siempre que puedas, no hagas nada por cumplir con nadie, no hagas nada que no desees hacer, nada que no te haga sentir bien…

“Si tienes problemas capilares del tipo que sea es porque estás poniendo demasiado insistencia, demasiada energía o demasiado hincapié en algún asunto o en personas “externas” y lógicamente te estas olvidando de ti. Nadie va a castigarte si haces las cosas bien o mal, confía en la vida, confía en que la vida siempre te va a proteger y a dar todo lo que necesites, solo tienes que abrir tus antenas (tus cabellos) para recibirlo.”

error: Este contenido está protegido
Ir arriba