Cálculos renales/arenillas

Los cálculos renales son sales de ácido úrico en gran cantidad que forman arenillas o las piedras. Los cálculos renales hacen que se retengan más líquidos y más desechos metabólicos, pero en realidad lo que estás reteniendo son pensamientos duros hacia ti mismo por no haber tenido más tacto o haber sido más prudente con las personas, sientes pesar después de haber actuado de forma brusca e inadecuada cuando sientes que te han engañado o te están quitando algo. Acumulas desechos y creas cálculos cuando crees o ves que pierdes dinero, te indignas y te pones furioso cuando ves que te roban o que no ganas lo que habías pensado. Trabajas sin descanso, te sientes amargado y hablas con dureza, además no aceptas ninguna crítica, piensas que los demás se aprovechan de ti.

Si tienes cálculos renales estás viviendo un conflicto en el que sientes que estás gastando mucho dinero y te niegas a perder más líquido (liquidez) y a nivel inconsciente taponas la fuga de dinero creando las piedras, los cálculos renales, si ya has llegado a formar cálculos significa que llevas mucho tiempo sufriendo y descontento con tu situación económica.

También crea cálculos en los riñones tener la sensación, el sentimiento o la incapacidad para marcar tu territorio como hacen los animales o los perros, incapacidad para ocupar el lugar que te pertenece.

Los cálculos renales también los puedes crear si eres una persona muy celosa y vives situaciones que te producen mucha envidia, envidia hacia otros. Mientras más rígida tengas tu mentalidad, mientras más rígido y terco seas, más posibilidad tienes de formar cálculos renales. Y si te callas y no expresas tus verdaderas emociones, si no expresas la verdad de lo que piensas, de lo que sientes, y tienes tendencia a guardar rencores a las personas en secreto, tendrás también cálculos renales.

Debes saber que mientras más te obsesiones por no querer perder dinero, mientras más te aferres en querer detener la pérdida de líquido (dinero), más cálculos renales formarás.

La emoción oculta que en realidad tienes es miedo, falta de confianza en ti mismo porque te sientes inferior y te desvalorizas con respecto a otros, también tienes falta de previsión, te falla tu intuición, no tienes la capacidad de calcular ni de ser precavido, te falta calma, cautela y prudencia.

Acumulas temas y problemas que debieron resolverse hace tiempo, los problemas de la armonía con la pareja también bloquean el flujo del desarrollo y provocan retenciones y arena, se petrifican los temas sobre la pareja porque no se puede solucionar la armonía con la pareja, tienes problemas sin resolver acumulados y reaccionas de forma rígida, petrificas la forma de ver los problemas porque acumulas fuerzas ácidas masculinas reteniendo los problemas, conservándolos, petrificas los problemas, los haces sólidos porque no circulas hacia delante en la corriente de la vida, vas tropezando, creando y viviendo situaciones dolorosas, y a nivel de tu cuerpo creas lo mismo: cólicos renales que luchan con espasmos dolorosos para parirlos, expulsarlos con los correspondientes dolores del parto.

Solución emocional: los riñones representan el equilibrio y el compañerismo.  Debes tomar conciencia del tema o temas petrificados que tienes que están bloqueando el flujo del desarrollo de tu trabajo, negocio, afronta las energías de manera clara, de manera fiel, acorde, coherente, de manera sensata y lógica, y ser consiente del tema que no puedes resolver, despréndete de lo que no puede solucionarse para que no se materialice ni te provoque problemas. Mantén el equilibrio entre el yin y el yang, entre las fuerzas femeninas y masculinas que todos tenemos dentro para sacar de ello algo nuevo y neutro. Utiliza los obstáculos como misiones para cumplir y aprendizajes.

Para evitar la formación de cálculos renales debes estar dispuesto al trabajo en equipo, debes abrirte al amor, a la armonía y a la reconciliación de los extremos, debes recordar que dos personas opuestas pueden aportar algo nuevo y único cuando realmente colaboran juntos.

Debes comprender que gastar dinero en algo debe ser una acción normal y consciente y no debes tomártelo como algo accidental ni como una pérdida. Debes aceptar tus responsabilidades económicas de acuerdo a tus ingresos. Deja de sufrir al gastar dinero, y gasta también dinero para placer, disfrutando al máximo de la vida.

En tus relaciones con los demás debes actuar con respeto y aceptar que si algo no es para ti debes dejarlo fluir, dejarlo marchar y no enfermarte por ello.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.