CORAZÓN, PROBLEMAS CARDÍACOS

El corazón es el órgano que mueve la sangre por todo el cuerpo, y la sangre simboliza la alegría de vivir, la sangre es la alegría y la energía vital, por lo tanto, las personas que tienen algún problema en el corazón tienen dificultades para quererse ellos mismos lo suficiente, no se conceden alegrías o placeres, no se conceden suficientes actividades que le hagan sentirse bien. Son personas que no quieren decepciones ni sufrimiento emocional, cierran su corazón al amor, sacan el corazón de lo que hacen, no se entregan a ver su capacidad de amor. No se aportan la alegría y el placer de la vida cotidiana. Cuando tienes problemas en el corazón es porque haces muchos esfuerzos por vivir y ser feliz. Si piensas que para ser valiente tienes que trabajar mucho, sin detenerte ni quejarte, esta actitud exige a tu corazón un excesivo esfuerzo que puede llegar a agotarle.

Además algunas emociones tienen un efecto dañino para el correcto funcionamiento del corazón. Cada vez que sentimos una emoción negativa estamos creando un bloqueo de energía en la zona del plexo solar (que es nuestro centro emocional), y este bloqueo baja la energía que nuestro organismo necesita para sobrevivir, el corazón va entonces a socorrer ese bloqueo bombeando con más fuerza para que la energía pueda circular. Por ejemplo, podemos observar este bloqueo cuando tenemos miedo, con el miedo la energía se bloquea, el corazón bombea muy fuerte y respiramos rápidamente de forma agitada. De hecho cuando la emoción es demasiado intensa puede haber una pérdida de conciencia durante unos momentos, y esto nos indica que el cerebro no tiene suficiente energía, y si esta falta de energía se prolonga durante demasiado tiempo, aparece el coma.

Por lo tanto cualquier emoción relacionada con el miedo, con la angustia, con la culpabilidad, con la ira y la rabia, o en algunos casos con un exceso de alegría, puede afectar al corazón y causar diferentes malestares y enfermedades. Y por el contrario, la paz, la serenidad, la calma y la alegría de vivir garantizan que tengamos un corazón con una salud perfecta.

Solución emocional: Si tienes problemas de corazón es porque necesitas cuidar tu autoestima y respetar más tus necesidades, no hace falta que hagas tanto por los demás ni que seas lo que otros esperan que seas, piensa más en ti mismo, el amor es el  mejor aliado del corazón, amor hacia ti mismo, amarte  y respetarte a ti mismo pensando en tus necesidades interiores.

Analiza a cuando empezaron tus problemas de corazón para ver en que época de tu vida empezaste a dejar de pensar en tus necesidades y escuchaste demasiado los deseos de los demás, analiza que pasó que te hizo perder la alegría y el placer. Analiza a ver en qué áreas de tu vida has dejado de escuchar a tu intuición  y a tu corazón  por miedo a no ser aceptado o amado por otros.

¿Tal vez crees que no eres digno de ser amado por tu forma de ser o por algo que hiciste mal?

¿Crees que si no haces las cosas por los demás, o no tienes lo que esperan de ti, es porque no vales nada?

¿Crees que el corazón y los sentimientos hay que sacarlos de los negocios porque los sentimientos no te hacen ganar dinero?

¿Te da vergüenza expresar tus sentimientos y te ocultas en una coraza de dureza?

¿Eres de los que ocultan sus verdaderos sentimientos?

¿Le das demasiada importancia a todo?

¿Crees que la vida expresando y sintiendo amor no es una vida seria y fructífera?

¿Crees que no tienes tiempo de recibir amor y alegría, o no lo mereces?

¿Crees que debes hacer lo que los demás esperan de ti y no eres capaz de escuchar ni respetar lo que necesitas internamente?

¿No has aprendido a escuchar a tu corazón y haces siempre lo que crees que es más correcto sin identificar tus verdaderos sentimientos?

Par sanar tu corazón debes aceptarte  y quererte tal y como eres y pesar que vales tanto como cualquier ser humano. debes escuchar más a tu intuición y a tu corazón y procurarte más cuidados a ti mismo, darte amor, alegrías y placeres disfrutando de la vida, hacer el payaso de vez en cuando sin miedo al ridículo, baila, haz el tonto sin miedo a ser criticado, se cómo un niño y acepta todas tus imperfecciones y tus defectos. Expresa tus emociones  con libertad, no pasa nada por expresar lo que sientes, te liberarás y evitaras enfermar. Se amable y disfruta de la vida buscando actividades que te den alegría haciendo lo que te gusta, no hagas nada por cumplir con nadie, elige solo hacer cosas que te apetecen, eso es amarte a ti mismo.

Palpitaciones en el corazón, si tienes palpitaciones en el corazón es porque no escuchas como debes tus verdaderas necesidades y tu corazón te está indicando que está aquí en tu cuerpo, que escuches a tu corazón, a tu verdad, a tu necesidad.

Taquicardia, la taquicardia es una aceleración del ritmo cardiaco, normalmente está causada por emociones que estás ocultando y que intentan salir a la superficie. La mayoría de las veces esta emoción está en resonancia con otras emociones más antiguas. Tal vez sientes culpabilidad y nunca la has liberado, tal vez por la pérdida de un hijo, por la pedida de un ser querido del que te sientes culpable, y si ahora en la actualidad pierdes a otro ser querido otra vez porque tú has tomado una mala decisión, esto hará que un tiempo después aparezcan las crisis de taquicardia, que indican que hay una emoción que te oprime y que se ha reactivado. Muchas veces estas emociones ocultas no liberadas son reactivadas por un desencadénate como puede ser una palabra, una imagen, un sueño o cualquier cosa que nos lo ha recordado.

Arritmia (o fibrilación auricular,) la arritmia o fibrilación auricular es un trastorno del corazón que provoca irregularidad en las contracciones del corazón, se asocia con frecuencia a traumas pasados que no se han liberado y ahora salen a la superficie en modo de arritmia.

La arritmia que se produce durante el día nos india que algo desencadenante a lo que no hemos dado importancia ha entrado en resonancia con una fuerte emoción que nos ha inmovilizado.

La arritmia que se produce por la noche nos indica un trauma inconsciente que intenta salir a la superficie. Y todo porque te has quedado anclado en una situación traumática del pasado. Has dejado de escuchar los deseos de tu corazón, has dejado de escuchar lo que tu intuición te indica, has dejado de seguir tus impulsos intuitivos porque estas escuchando demasiado el ritmo de los demás. Has ido más rápido o más despacio de lo que tú realmente deseas. Te tomas la vida demasiado enserio sin respetar lo que tú necesitas.

Angina de pecho, la angina de pecho es una afección que da crisis de dolores torácicos violentos que se extienden a la espalda, brazos, garganta o mandíbula. La angina de pecho se produce por un desequilibrio entre el aporte y la necesidad de oxígeno en el miocardio, sobre todo durante el esfuerzo o cuando estamos estresados. Este escaso aporte de sangre al corazón esta normalmente relacionado con un problema en las arterias coronarias, pero también pueden existir otras causas como el estrechamiento de la aorta, o un ritmo cardiaco lento o demasiado rápido. A nivel emocional la angina de pecho se produce con frecuencia por la pérdida del propio territorio, nuestro territorio es todo eso que consideramos que nos pertenece porque nos hemos esforzado en construirlo como puede ser: nuestra casa, nuestra empresa, nuestra relación de pareja, nuestra familia, la relación que tenemos con nuestros hijos, nuestro trabajo, si tienes un huerto sembrado con árboles frutales y hortalizas también es tu territorio ya que lo quieres y lo aprecias porque lo has sembrado tú, tu cuenta bancaria es tu territorio, tu dinero, en fin, todo eso que apreciamos y queremos de verdad. Y cuando pierdes algo de esto que es tuyo, que es tu territorio, creas un conflicto emocional, por ejemplo: te resulta difícil aceptar un despido del trabajo después de tantos años, te resulta difícil aceptar la jubilación, has perdido tu empresa o un negocio que has levantado con mucho esfuerzo, pierdes a tu mujer, a tu pareja, a uno de tus hijos, pierdes algo porque te lo han robado, algo que tenía mucha importancia para ti, por todo esto haces un conflicto emocional y se ve afectado tu corazón con una angina de pecho.

Insuficiencia coronaria, la insuficiencia coronaria se produce por un escaso aporte de sangre al miocardio causado por un estrechamiento de las arterias coronarias de esta zona.

En la mayoría de los casos la insuficiencia coronaria es el resultado de las emociones relacionadas con un sentimiento de pérdida que nunca hemos liberado, solo nos hemos adaptado al dolor de la perdida pero sin liberarlo. Has perdido tu posición principal que te corresponde para acomodarte a una posición secundaria, por ejemplo: has perdido algún hijo que nadie ha podido reemplazar, has perdido la única casa que tenías y aunque ahora vives en otro sitio de alquiler pero sabes que nunca más tendrás una casa propia, te adaptas a la casa en la que vives ahora pero tienes ese pesar por la pérdida de tu casa, y esto  te hace sufrir de insuficiencia coronaria…

Infarto de miocardio o la crisis cardiaca, el infarto de miocardio o la crisis cardiaca aparece cuando se priva de sangre la zona del miocardio creándole una necrosis, con frecuencia aparece después de una angina de pecho. Aparece frente a la pérdida de lo que representa nuestro territorio, haber perdido algo que queremos y apreciamos de verdad, algo que es tuyo o que tú has construido con tu esfuerzo y tu dedicación. Y se dan dos opciones, o encontrar un nuevo territorio en el que nos sintamos tan bien como en el anterior que hemos perdido, o adaptarnos a una situación diferente sintiendo tristeza por lo que hemos perdido (esto puede generar insuficiencia coronaria que está diciendo: que está más o menos bien pero que no es suficiente). O también podemos luchar por conservar o intentar recuperar lo que nos pertenece, nuestro territorio, haciendo todo tipo de esfuerzos arriesgándonos a desgastarnos. En esta lucha el cerebro está preocupado por nuestra supervivencia y pide al organismo que se detenga el flujo sanguíneo en nuestro corazón para obligarnos a parar, y a esto es a lo que llamamos infarto de miocardio (es nuestro cerebro parándonos).

Muchas personas que de niños han estado muy desvalorizados crecen imaginando grandes ambiciones y de mayores llegan a ser personas de éxito que se permiten vivir muy bien y nadando en la abundancia económica y financiera, pero estos empresarios o personas cuando en algún momento de su vida tienen una crisis financiera en sus negocios y pierden mucho dinero o propiedades, estos empresarios al perder esa abundancia doblan los esfuerzos para reconquistar lo que han perdido, descuidando a su mujer, a sus hijos, descuidando su descanso, terminan teniendo problemas con la familia por trabajar tanto, la mujer los deja, y es entonces cuando aparece el infarto de miocardio. Se trata de gente que dobla sus esfuerzos para continuar con su empresa, con su pareja o con su casa, tienen que luchar mucho para conservar o recuperar lo que querían, hasta tal punto de descuidar sus propias necesidades y su salud, porque no han escuchado a su corazón, y se han agotado por todo lo que han tenido que luchar.

Marcapasos o estimulador cardiaco, el marcapasos se coloca para que el corazón realice sus contracciones artificialmente,  se implanta en el pecho a través de una intervención quirúrgica. El marcapasos se utiliza para tratar los problemas del pulso débil del corazón. Las personas que están agotadas porque están acostumbradas a exigir demasiados esfuerzos al corazón pueden necesitar un marcapasos o estimulador cardiaco. Suelen ser personas que ya no tienen fuerzas o motivación suficiente para seguir viviendo. Esto suele pasarles a las personas que siempre pretenden ser perfectas en todo, muchas veces porque su familia de niños les ha exigido ser aplicados y perfectos en todo. Son personas que trabajan hasta agotarse, ellos mismos están acostumbrados a exigirse mucho a sí mismos y trabajando a pleno rendimiento, estas personas trabajan mucho a pesar de sentirse agotados, y al continuar con ese ritmo su corazón termina flaqueando. Muchas personas están acostumbradas a dar el máximo porque piensan que así conseguirán el amor o la atención de los demás, y se olvidan de amarse a sí mismos. No son capaces de dejar de responder a las expectativas de los demás, están acostumbrados a ser burros de carga, tal vez nunca se hayan sentido reconocidos por si mismos ni reconocidos por lo que hacen.

Pericarditis, la pericarditis es la inflamación del pericardio que suele ir acompañada de fiebre y dolores en el tórax.

El pericardio es una bolsa membranosa que envuelve el corazón y los grandes vasos que salen de él, es el revestimiento que protege el corazón. Muchas veces una pericarditis indica que estamos preocupados por nuestro corazón, si tienes problemas cardiacos y has tenido varias crisis de angina de pecho, es posible que también tengas miedo de tener un infarto de miocardio, y ese miedo hace que te preocupes por proteger tu corazón, bajando las defensas en la envoltura del corazón llamada “pericardio”. Puedes enfermar con pericarditis siempre que tengas preocupación y sientas tu corazón amenazado, ya sea porque esté enfermo o porque tienes miedo de enfermarlo al tener la tensión arterial continuamente muy elevada. Si tienes pericarditis es porque te preocupa la fragilidad de tu corazón.

Hipertensión o tensión alta, sube la presión arterial  por vivir continuamente en gran tensión, o la tendencia genética a tomarte la vida con gran tensión y tomarte las cosas que vives con demasiada importancia, vives un flujo emocional demasiado fuerte y la sangre se calienta y la presión aumenta. Muchas personas con hipertensión viven alguna emoción fuerte y tienen una emoción antigua que no se han resuelto, que no se ha liberado. La hipertensión afecta sobre todo a las personas que reprimen sus emociones o conservan secretos tristes, secretos de culpabilidad o de rencor. Muchas personas ya han heredado los secretos de familia por los genes, secretos no liberados de grandes rencores guardados, o culpabilidad por haber actuado de alguna manera. Te sientes culpable por haber dejado a la familia tirada. Antiguamente había que salvar el honor y la reputación de la familia y hay muchas historias de chicas jóvenes que se quedaban embarazadas y tenían que dejar que su madre reconociera el niño como hijo suyo. Traiciones familiares, haber sentido impotencia por violencia doméstica, o tu padre te pegaba mucho, abusos sexuales, sentir gran rencor hacia alguien hace que se mantenga la tensión arterial elevada, el rencor produce resquemor  y eleva la tensión arterial. Las personas que sienten una gran emoción que sigue perturbándole sufren de hipertensión. Muchas veces lo que se hereda genéticamente es la tendencia del carácter a tomarse las cosas con demasiada importancia y a no perdonar, por eso es normal ver a padres, hijos, nietos, y todos con la tensión arterial elevada, todos heredan la hipertensión porque todos tienen el  mismo carácter de rencor y de tomarse la vida con demasiada tensión y demasiada importancia. Así que lo mejor es no guardar secretos con gran carga emocional, y dejar de reprimir tus emociones, y sobre todo no guardar rencor por nada, perdonar y aceptar que cada cual sea como es.

Arteritis o inflamación de las arterias, la arteritis puede causar un adelgazamiento de la pared de las arterias, las arterias se ahuecan para hacer que pase más sangre para permitir que haya más suministro de energía, y poder distribuir más energía para llevar más oxígeno a las células, con el fin de que nuestro cuerpo tenga más energía para que pueda defenderse contra el enemigo que quiere arrebatarnos algo muy importante para nosotros, algo que no queremos perder (como puede ser la casa, el empleo, tu pareja, etc.), si nos resulta difícil conservar eso a lo que le tenemos cariño, corremos el riesgo de que nos lo quiten, eso hará que despleguemos muchos esfuerzos  para intentar conservarlo, y esos esfuerzos pueden llevarnos a un estado de estrés permanente, este estrés acelera nuestro corazón, aumenta la presión sanguínea que termina por crear lesiones en las arterias, inflamándolas continuamente, y esto es lo que nos puede llevar a la arteritis. Si esta situación de conflicto o batalla se prolonga y se hace un conflicto crónico la arteria se irrita y la pared arterial se inflama o se forma una úlcera, y si la pared arterial se encuentra debilitada o dilatada, entonces puede ocurrir un aneurisma y provocar una hemorragia interna.

Y por otra parte si la persona en lugar de desplegar una gran cantidad de energía para defender e intentar conservar aquello que quiere, se aferra a ello, resiste o se cierra a cualquier otra alternativa, entonces puede crearse un engrosamiento de la pared arterial, dando lugar a la trombosis o causando la obstrucción de la arteria, y en este caso la arteritis se convierte en embolia o en un accidente cerebro vascular (llamado apoplejía).

Trombosis o embolia, la trombosis o embolia se trata de una obstrucción de un vaso sanguíneo causado por un coágulo de sangre o de un cuerpo extraño en la sangre. En este caso la energía vital y la alegría que es la sangre se atasca de regreso hacia dentro y no se recupera lo que se ha enviado,  te quedas atascado en tu energía vital porque se interrumpen los movimientos exteriores ya que no hay cambios al estar empecinado en puntos de vista y posturas rígidas, normalmente  las embolias y trombosis indican perdida de territorio ( perdemos eso a lo que nos aferramos), la persona no tiene tranquilidad interior porque no rompe con la terquedad, el empecinamiento y la rigidez, no aprende a actuar sin inmiscuirse demasiado a nivel interior, hay que mantenerse más independiente a nivel  interior para que no afecten tanto las experiencias que se viven, y saber que la casualidad no existe, debes sacarle el lado positivo a todo lo que te sucede, la vida te cierra una puerta cuando ya tienes otra de camino preparada para abrirse. Lo mejor es tener reposo en medio de todo el movimiento, experimentando la tranquilidad de tu propio centro y permitiendo que todo fluya.

Trombosis en la pierna, la trombosis en las venas de las piernas se produce cuando renuncias a todo aquello que deseas porque los acontecimientos de la vida te llevan por otro camino. Si renuncias a todo lo que podría aportarte alegría corres el riesgo de trombosis en las piernas porque has bloqueado tu energía vital que es tu alegría, lo que te produce alegría lo has cambiado por otro tipo de vida, tal vez por conveniencia.

Trombosis de las venas de la pelvis, la  trombosis de las venas de la pelvis se produce por situaciones parecidas a las que produce la trombosis en las piernas, tomas otro camino en la vida que te aleja de lo que te produce alegría y te crea rigidez y agarrotamiento de tu energía vital, (en tu alegría) se impide dolorosamente tu alegría vital, esto puede llevar también peligro de embolia pulmonar al interrumpirse la comunicación vital porque has bloqueado el regreso de la energía vital al centro, has bloqueado la sangre que es tu alegría y la fuente de la juventud. Se interrumpe la vuelta de la energía porque no recibes nada a cambio de lo que has dado. Se perturba el flujo vital (la sangre) en el área de la pelvis, se te congestiona la pierna, te duele y se ve agarrotada y pesada por el efecto del agua de tu Alma que esta congestionada por no ir en la dirección que te produciría alegría. La trombosis en las venas de la pelvis es un grito de ayuda de la pierna afectada pidiendo la eliminación de las impurezas emocionales acumuladas por haberte impedido el movimiento y el avance en la dirección que deseas, y tú mismo te has obligado al reposo, a no actuar con tus necesidades, con lo que te produce alegría, no te dejas llevar por el ritmo de tus sentimientos, no les haces caso a tus sentimientos.

Accidente cerebrovascular, isquemia cerebral transitoria, un ataque isquémico transitorio ocurre cuando hay una breve interrupción de la circulación sanguínea en una parte del cerebro que dura apenas unos minutos, el suministro de sangre al cerebro se detiene brevemente. Los síntomas de este ataque se parecen a los síntomas del accidente cerebrovascular o un derrame, pero la duración es menor, esto ocasiona trastornos momentáneos en la visión, en la expresión verbal, se nota en la sensibilidad o en los movimientos, en la motricidad, pero si estos síntomas se prolongan más de 24 horas, entonces ya se considera un accidente vascular cerebral, y en este caso se puede manifestar con pérdida de conocimiento, parálisis y perdida de sensibilidad. Y esto se produce porque has pasado por alguna emoción fuerte que te ha acogido por sorpresa, se te ha producido un imprevisto que para ti significa una gran pérdida, puede tratarse de un embargo, una separación o divorcio, o una noticia grave de un ser querido, o un duelo.

Ulcera coronaria, la ulcera coronaria se puede producir por haber sufrido mucho estrés al  mismo tiempo que hacías grandes esfuerzos para defender o conservar algo muy preciado para ti, algo muy importante para ti.

Aortitis, la aortitis es la inflamación de la pared de la arteria aorta, y sucede por haberte sentido enfadado e indignado y desengañado porque a pesar de todos los esfuerzos que has hecho, has tenido que declararte en quiebra  o admitir que has fracasado.

Aneurisma de la aorta, la aneurisma de la aorta es un afinamiento y dilatación de la pared arterial. Y se puede producir por sentirte fatigado y agotado y cansado  de luchar, sufrir y hacer tantos esfuerzos para conservar tu territorio, para conservar eso que te pertenece y que quieres, o también se produce por estar cansado y agotado por luchar para que tus ideas se respeten, para que se respeten tus necesidades y tus deseos.

Ruptura de la aorta, la ruptura de la aorta en la mayoría de los casos es consecuencia de una aneurisma, normalmente sucede a personas que hacen grandes esfuerzos sin éxito por unir a la familia o por conseguir algo que le está costando demasiado esfuerzo y una y otra vez fracasa en su intento, se siente incapaz de seguir en su intento y ha intentado huir o desligarse de una situación que le resulta muy difícil de asumir.

Enfermedad de Raynaud, la enfermedad de Raynaud es un trastorno poco frecuente que afecta a los vasos sanguíneos de las manos y los pies, y lo que sucede es que esta enfermedad provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando la personas siente frio o estrés, la exposición al frio provoca una contracción muy brusca de las pequeñas arterias que irrigan los dedos de las manos, y a veces también los dedos de los pies. Esta vasoconstricción hace que las extremidades se vuelvan blancas, violáceas y muy frías. A nivel emocional esto se produce cuando la persona se ha sentido impotente o incapaz de ayudar a alguien que se ha suicidado o se ha muerto.

Arterioesclerosis, la arterioesclerosis es el endurecimiento de las paredes de las arterias causado por la acumulación de placa de ateroma. Las arterias son las carreteras de la energía, las carreteras de la alegría y la fuerza vital. Este es el motivo más frecuente de los infartos de miocardio y loso infartos cerebrales, la arteriosclerosis se produce por tener endurecimiento en el área del rio de la vida, sucede a la  persona que disminuye su flexibilidad y elasticidad psíquica con la edad, no cedes en tus puntos de vista, no te calmas y vives angustia psíquica que hace crecer tu presión interior, derrochas mucha energía y no te concentras en lo esencial porque te dispersas mucho con demasiadas cosas, te dispersas mucho, y vives conflictos de autoridad. Los temores acumulados y el miedo a perder nuestra autonomía, nuestra libertad o nuestro territorio hacen que se forme esta placa en las arterias y el endurecimiento de nuestros sentimientos hacia el entorno y hacia la vida misma, se endurecen tus arterias porque tú te endureces. Esto te puede suceder si eres un burro de carga, un perfeccionista y no sabes delegar tu trabajo a nadie porque piensas que tú estas obligado a hacerlo todo. Si no puedes aceptar ninguna forma de injusticia que ves y te pones agresivo con las injusticias, entonces endureces tus arterias. Si tienen pensamientos duros y severos hacia los demás también causarás dureza en tus arterias. Si quieres evitar un bypass y empezar a curarte deja de luchar tanto contra lo que consideras injusto o humillante, deja de ser tan duro en la vida y no seas tan perfeccionista, no tengas tanto miedo de perder lo que has ganado con tu esfuerzo, acepta otros modos de vida más despreocupados que relajan más todo tu cuerpo, tus arterias y todo tu ser.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba