ENDOMETRIOSIS, ÚTERO

ENDOMETRIOSIS, ÚTERO

La endometriosis es un trastorno que a menudo es doloroso. Se produce cuando el endometrio que es el tejido que cubre la parte interior del útero, crece fuera del útero, la mucosa uterina crece fuera del útero. En edad fértil el tejido de la parte interior del útero crece todos los meses para recibir un embarazo, y si el embarazo no se produce, este tejido es eliminado con la menstruación.
A todas las mujeres les cae un poco de la menstruación dentro de la cavidad abdominal a través de las trompas, pero el organismo tiene sus propios mecanismos de defensa que neutralizan las células endometriales que caen en el abdomen, en algunas mujeres esos mecanismos naturales fallan y las células endometriales se implantan fuera del útero, creando la endometriosis. Este tejido no tiene forma de salir del cuerpo y se queda atrapado.
Cuando la presencia de endometrio se implanta fuera de la cavidad uterina crea como un implante formando nódulos o quistes y puede provocar dolor, infertilidad y otros problemas en los ovarios, en las trompas, en los ligamientos que sostienen el útero, en el área de la vagina y el recto, también en la parte exterior del útero, en el revestimiento de la cavidad pélvica llamado peritoneo, también puede llegar a afectar a la vejiga, a la vulva, al cuello del útero, etc. cuando la endometriosis afecta a los ovarios, se pueden formar quistes llamados endometriomas. El tejido de alrededor puede irritarse y desarrollar tejido cicatricial y adherencias, que son bandas de tejido fibroso que pueden hacer que los tejidos y los órganos pélvicos se peguen entre sí.
La endometriosis es una enfermedad benigna, los casos malignos son poco frecuentes.
Estos tejidos de endometrio responden a las hormonas femeninas y producen micro sangrados con la menstruación en el lugar en el que están ubicados, produciendo inflamación, dolores y después cicatrices que amarran los órganos entre sí, modificando la forma de la pelvis y su función reproductora.
Los síntomas de tener endometriosis pueden ser:
– Dolor pélvico como cólico doloroso durante los periodos menstruales, también puedes tener dolor en la región lumbar y en el abdomen.
– Dolor al tener relaciones sexuales o después del coito es frecuente cuando se tiene endometriosis.
– Dolor al defecar o al orinar, es más probable que este dolor sea durante el periodo menstrual.
– Sangrado excesivo, se pueden tener periodos menstruales abundantes o sangrado entre periodos.
– Infertilidad, la endometriosis, algunas veces se diagnostica primero en personas que buscan tratamiento para la infertilidad.
– Otras mujeres pueden sentir fatiga, diarrea o estreñimiento, hinchazón o náuseas, sobre todo durante los periodos menstruales.
La intensidad del dolor no indica la extensión de la endometriosis, porque muchas mujeres pueden tener una endometriosis leve con un dolor intenso, o pueden tener una endometriosis muy extendida y avanzada con poco o ningún dolor.
La endometriosis a veces se confunde con otras alteraciones que pueden causar dolor pélvico como la enfermedad inflamatoria pélvica o los quistes de ovarios, también puede confundirse con el síndrome de colon irritable. Y si a la vez se tienen colon irritable y endometriosis, esto puede complicar que te lo puedan diagnosticar, puede ser que el especialista no vea la endometriosis a consecuencia de tener colon irritable.
Las causas de la endometriosis pueden ser:
Cuando se tienen trastornos del sistema inmunitario puede hacer que el cuerpo sea incapaz de reconocer y destruir el tejido endometrial.
El sistema linfático, a través del líquido de desecho puede transportar células endometriales a otras partes del cuerpo como los pulmones o la nariz, etc., también se pueden transportar estas células a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.
Otras personas tienen menstruación retrograda, donde la sangre menstrual que contiene células endometriales regresa a través de las trompas de falopio hacia la cavidad pélvica en lugar de salir del cuerpo. Estas células endometriales se agarran a las paredes pélvicas y a la superficie de los órganos de la pelvis, y allí crecen y continúan engrosando y sangrando a lo largo de cada ciclo menstrual.
Influye mucho no haber dado a luz nunca, comenzar con el periodo a una edad temprana, pasar por la menopausia a una edad avanzada, tener ciclos menstruales cortos, por ejemplo, tener ciclos de menos de 27 días. También influye tener periodos menstruales intensos que duran más de 7 días. Tener los niveles de estrógenos altos en el cuerpo. Tener bajo índice de masa corporal, tener trastornos del aparato reproductor, o cualquier alteración que impida el paso normal de sangre del cuerpo durante los periodos menstruales.
La endometriosis se puede desarrollar varios años después del inicio de la menstruación y puede desaparecer por completo con la menopausia, eso si no estás tomando estrógeno, que en este caso no desaparece.
La principal complicación de la endometriosis es el deterioro de la fertilidad, muchas mujeres con endometriosis tienen dificultad para quedar embarazadas.
Con el crecimiento del tejido endometrial surgen tumores, la mayoría de las veces son benignos, pero estos tumores sangran con cada ciclo menstrual, y al no existir la posibilidad de que esa sangre sea evacuada al exterior, pues aparecen inflamaciones y tejidos cicatriciales o fibrosis que acaban provocando obstrucciones intestinales, como diarrea o estreñimiento, dolor al defecar y retortijones, sangrados digestivos y trastornos de la orina, incluso a veces amenorrea (ausencia menstrual).
Su no resuelves a tiempo la endometriosis puede causarte la esterilidad y altera y disminuye tu calidad de vida porque condiciona tus relaciones de pareja y tu capacidad reproductiva.
La endometriosis como todas las enfermedades tiene su origen emocional y se manifiesta por vivir un conflicto de no sentirse en la propia casa o no tener casa para concebir al hijo que deseas.
Las mujeres que padecen de endometriosis tienen más posibilidad de sufrir también trastornos del sistema inmunitario, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, asma y alergias porque el tejido endometrial también puede viajar hasta los pulmones y la nariz, aunque es menos frecuente. Las mujeres con endometriosis también pueden tener más posibilidad de padecer eczemas en la piel.
El útero representa la casa, nuestro habitad y el nido. Y el endometrio forma parte del útero, es donde se desarrolla la placenta. Por lo tanto, el útero y el endometrio es el primer hogar, y su alteración estar siempre ligada a no poder anidar adecuadamente, no poder organizar el nido del futuro bebé, el hogar.
Cuando una mujer no se siente capaz de llevar a cabo la función materna, altera su útero, vive conflicto por la necesidad de ser fuerte o estar preparada ante el futuro que se presenta.
También puede aparecer endometriosis por vivir conflictos emocionales relacionados a situaciones desagradables o poco respetuosas en la sexualidad con la pareja.
Si la mujer no tiene casa propia o no tiene privacidad o intimidad, y se ve con una falta de territorio al que considerar suyo, eso puede afectarle al endometrio, ya que el útero es casa, es el primer nido que conocemos cuando estamos en estado fetal. Un ejemplo de esto puede ser la mujer que se siente excluida de su casa o no se siente bien teniendo hijos en un territorio que no le pertenece, normalmente esto lo vive así la mujer que en los primeros años de matrimonio convive con los padres de su pareja o con hermanos o algún miembro de la familia que ha acogido al matrimonio.
Por un lado, desea quedarse embarazada y por otro lado siente que no puede recibir al hijo en el lugar adecuado. Esa preocupación de no sentirse en su casa, en la casa adecuada, hace que la mujer inconscientemente lleve tejido fuera del útero para recibirlo en otro lugar, porque su futuro hijo desea recibirlo en otro lugar, en su hogar.
También puede crearse endometriosis por tener memorias dolorosas de abortos anteriores que hayas tenido, porque tienes miedo de tener a un bebe en tu útero y preparas tu nido en otro lugar.
Si en tu familia ha habido casos de niños que han muerto prematuramente o abortos, ese sufrimiento se te ha podido transmitir a través de generaciones.
Si el tejido endometrial se encuentra en los ovarios es porque has vivido un conflicto como perdida e inconscientemente deseas la fecundación rápida para remplazar la perdida.
Si el tejido endometrial se localiza en la vejiga es porque has vivido un conflicto de territorio, no has sentido como propio tu hogar, o has tenido intrusos acogidos viviendo en tu casa.
Si el tejido endometrial se encuentra en los alrededores del ombligo es porque has vivido conflicto contra tu propia integridad, con tu honradez por temas familiares.
Si el tejido endometrial se sitúa en la zona del recto o cercana al ano es porque has vivido en un ambiente de suciedad, en el sentido de traiciones o porquerías que te han hecho, y no puedes o no deseas perdonar.
Si la endometriosis la tienes en el musculo uterino es porque sientes que no podrás tener un buen embarazo.
Tal vez sea que sientes inseguridad y miedo al embarazo o al parto, o no te sientes capaz, o en el fondo no quieres tener hijos.
Otras mujeres por circunstancias o por la edad quieren tener un hijo a pesar al miedo a las consecuencias del parto o la posibilidad de sufrir. Ese miedo bloquea el deseo de tener hijos con la endometriosis.
Muchas veces se trata de mujeres muy emprendedoras en otras aéreas de su vida, en el trabajo, o mujeres de éxito y reconocidas en otras facetas de sus vidas.
Lo cierto es que la endometriosis pretende crear otro útero, lo que nos indica un claro deseo de tener un hijo, pero sus miedos y sus incertidumbres son grandes para impedirle quedarse embarazada. Y tomar conciencia de tus miedos y tus inseguridades te hará cambiar las creencias que te lleven a la curación.
En general indica que tienes miedo al parto o a la concepción, que hace que la mucosa del útero migre, que huya y se desplace, posiblemente con la intención de concebir un bebe rápidamente.
La endometriosis puede indicar la tristeza que sientes por no lograr quedarte embarazada, se puede crear por sentirte indignada con tu pareja si este te niega la alegría de la maternidad. Y también puede ser el resultado de diferentes conflictos en tu hogar o en tu familia.
En general tienes un conflicto con ser madre, miedo a no ser buena madre o miedo a las consecuencias del parto, pero puede haber otro tipo de conflicto porque cuando una mujer tiene problemas en el útero, este le impide concebir, le impide dar vida y acogerla para que crezca. Y esto también te indica que no te sientes capaz de “concebir” en alguna otra área de tu vida. No tiene que ser un bebé físico, puede ser que no te sientes capaz de concebir o crear un proyecto, o no sentirte capaz de tener una relación buena de pareja. Puede que sientas que no puedes crear el hogar que deseas para ti, y tu cuerpo con la endometriosis te está indicando que confíes en tus capacidades para crear un lugar o una vida adecuada para ti y para los tuyos.
Tal vez para sanar deberías analizar el momento en el que apareció esta alteración en tu útero, y ver si la causa es por el tema de tener o no tener hijos, o es por un proyecto que te sientes incapaz de concebir, un proyecto que no te sientes capaz de darle vida o de manifestar, tal vez no te sientes capaz de manifestar lo que deseas.
La vida es parte de un plan de amor perfecto y puedes crear todo aquello que desees, confiando en el resultado y en tus capacidades. Puedes crear cualquier cosa que te propongas, la puedes concebir confiando en tu intuición para manifestar tus proyectos y los deseos de tu vida. Acéptate y amate siempre.
Toda mujer debería usar las frecuencias de sonido para deshacer la endometriosis y para miomas microscópicos que pueda tener, y así poder dejar su zona reproductiva-genital libre de este tejido adherido.
En Autogestiona tu salud hemos diseñado un audio de frecuencias para combatir la endometriosis. Este es el link en versión binaural y en isocrónico, ambos son igual de efectivos:
BINAURAL PARA COMBATIR LA ENDOMETRIOSIS: https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-combatir-endometriosis-utero/
ISOCRÓNICO PARA COMBATIR LA ENDOMETRIOSIS: https://autogestionatusalud.com/producto/isocronico-combatir-endometriosis-utero/
Conjuntamente al este binaural para combatir la endometriosis se recomienda usar también el combinado Nº 63 para parásitos en general, son necesarios los dos para la sanación completa, ya que hay parásitos que pueden causar o agravar la endometriosis.
Este es el link del combinado N.º 63 en las dos versiones, binaural e isocrónico igual de efectivos:
BINAURAL COMBINADO 63 PARASITOS EN GENERAL: https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-combinado-no-63-parasitos-en-general/
ISOCRÓNICO COMBINADO 63 PARASITOS EN GENERAL: https://autogestionatusalud.com/producto/isocronico-combinado-no-63-parasitos-en-general/

error: Este contenido está protegido
Ir arriba