Enfermedades de los niños, por qué enferman, biodescodificación

Los niños viven los mismos conflictos que viven los mayores, en su pequeño mundo sufren desvalorizaciones, falta de afecto, miedos, ira, viven rabietas y enojos y todo tipo de emociones y conflictos. Muchos niños viven grandes conflictos en el colegio por acoso escolar, sienten miedos y se sienten inferiores a los demás niños. De hecho, es frecuente ver cómo se orina en la cama por la noche el niño que sufre acoso en el colegio por parte de otros niños, o el niño que no tiene suficiente apoyo de sus padres.

 También los niños viven las emociones y conflictos sobre todo de la madre, pero también del padre y del resto de la familia.

La madre y el niño están totalmente conectados desde la concepción hasta los 7 años, pero sobre todo los niños desde que son engendrados y hasta los 3 años experimentan una fusión emocional total con la madre, compartiendo con ella todo su campo emocional, por lo tanto, el niño vive como suyas las emociones de la madre. Y hasta los 3 años el problema que tenga el niño se considera heredado de la madre.

En biodescodificación sabemos que existe un periodo al que llamamos proyecto sentido, que va desde la concepción hasta los 3 años, y en ese tiempo se graban multitud de programas que vamos a desarrollar a lo largo de nuestra vida. Se graban programas de si somos deseados o no deseados, se graba toda la situación de la familia y de la pareja en ese momento, todas las dudas de la madre, sus relaciones, las situaciones sociales o históricas del lugar donde estemos, toda la información del embarazo, del estado emocional de la madre. También se graba la información de cómo hemos llegado a nacer, de cómo han recibido los padres al bebé y todas las experiencias del niño y de la madre durante ese periodo.

 Muchos niños tienen bronquitis repetitivas desde pequeños y con esas bronquitis están expresando las peleas familiares y la amargura de la madre, el niño expresa con la bronquitis la frustración de la madre o la rabia que siente en relación a ciertas emociones cohibidas, la madre se siente agobiada y oprimida porque vive un conflicto familiar marcado por peleas y enfrentamientos. Y esa falta de alegría de la madre la vive el niño.

Los niños hasta los 7 años lo absorben todo, son una auténtica esponja emocional, son tan sensibles a las emociones que las perciben de forma limpia, sin limitaciones racionales.

Así que los niños desde sus enfermedades y sus síntomas son un auténtico espejo nuestro. Y si la madre no expresa lo que siente, se lo reprime y se lo calla, sin buscar ayuda, y haciendo como que no pasa nada, es ahí cuando el niño nace con una enfermedad congénita que no es suya.

 Otras veces es frecuente que los niños estén expresando una enfermedad de la familia y del padre que también va a influir mucho en el niño. Nacen con estas enfermedades que no son suyas, están reparando con esa enfermedad un conflicto del clan familiar.

Si el papá se queda sin empleo y la mamá se preocupa en exceso y se angustia, el niño vivirá esa angustia como suya y la puede expresar a través de su cuerpo con una enfermedad.

Si la madre sufre durante el embarazo algo grande como la muerte de un ser querido, el bebé puede nacer con alergias desde el nacimiento, incluso con tendencia a la depresión y la tristeza, u otro tipo de enfermedad, dependiendo de las emociones y sentimientos que la madre haya tenido durante el embarazo.

Es posible que estés soportando lo que soportas por tu hijo, pero la enfermedad que tiene te está demostrando que no vale la pena sufrir y soportar. Debes replantearte la escala de valores y cómo la aplicas. Hemos venido a ser felices, a ser positivos y a disfrutar, y si miras desde otra perspectiva siempre existirá otra forma de realizar tu vida que ahora no ves. Muchos padres están aguantando con peleas, broncas y enojos a diario y aguantan por los hijos sin separase, pero eso es peor, porque todas las emociones de los padres son conflictos que los hijos están viviendo y luego los niños tienen problemas de vista y otras enfermedades. Muchas veces ellos se sienten culpables de las disputas de los padres y eso les baja las defensas y les hace contraer enfermedades.

Hasta los 6 o 7 años las enfermedades que tengan los niños son por las emociones de la madre, aunque un conflicto que viva el padre puede pasar al niño siempre que la madre también esté resentida por ese conflicto, y será el resentir de la madre el que afecte al niño, no el del padre.

A partir de los 7 años del niño, el papá cobra importancia, por eso un niño que esté sano hasta los 7 años, y a partir de esa edad empiece a estar enfermizo, debemos prestarle atención y analizar los conflictos ocultos del papá.

Pero en el momento en el que el niño decide ser autónomo, cosa que ocurre entre los 11 y los 15 años de edad, dependiendo de la madurez del  niño, desde el momento en el que el niño corta el cordón, ya es libre y autónomo y se puede tratar con él el conflicto.

Siempre que veamos a un niño enfermo debemos preguntarnos qué situación conflictiva están viviendo los padres.

Todos los conflictos que vives están influyendo en la salud de tu hijo. Los niños siempre se van a resentir por los conflictos de los padres, sean heredados o sean conflictos que están viviendo ahora.

Para ayudar en la enfermedad de tu hijo, debes como padre o madre compartir tu responsabilidad emocional y hablarle de ello, aunque creas que es muy pequeño y que no te entiende, debes hablarle de tu conflicto. Pero de ninguna manera huyas de tu responsabilidad, porque hasta que tu hijo se vuelva autónomo las decisiones son conjuntas. El niño vive a partir de vuestras experiencias, vive a partir de las experiencias de sus padres.

Muchas enfermedades típicas de la infancia como el sarampión, la varicela, las paperas, etc. suelen aparecer en los periodos de evolución del niño, suelen coincidir con dificultades en el colegio, cuando está ansioso frente a una situación o cuando vive el niño un conflicto con los padres. Si durante una de estas enfermedades infantiles le das al niño amor, le das ternura y atención esto le permitirá fortalecerse para avanzar en la vida con más confianza.

Los niños que viven dolencias o enfermedades es muy probable que sea una manifestación de una dolencia interior de uno de sus padres, tal vez los padres no desarrollen la enfermedad porque la gran sensibilidad del niño lo conecta con la realidad interior de los padres, resuena con el interior de los padres absorbiendo su conflicto y la dolencia que ellos tenían que tener.

Los niños reflejan las emociones mal gestionadas de los padres o de los adultos que conviven con ellos. Cuando los padres de un niño discuten con mucha frecuencia, se tiran la vida peleando y enojados, el niño presentará con frecuencia gripes recurrentes, tos, enfermedades de garganta etc., sobre todo si se dejan muchas cosas por decir.

Y cuando los padres tienen un trabajo conflictivo en el que deben soportar muchos malos ratos y enojos frecuentes en el trabajo, el niño tendrá con frecuencia diarreas, vómitos o problemas digestivos.

El niño también pudo haber sido programando por la madre, por el padre o por otro miembro de la familia desde antes de ser concebido, por las emociones mal gestionadas que existieron en la familia desde antes de la concepción del bebé como miedos, enojos y peleas, rencores, venganzas etc.

Aunque el niño sea pequeño, hay que revisar la causa de su enfermedad, si pertenece a un problema que esté viviendo actualmente uno de sus padres, revisarlo delante del niño, y se revisa también el árbol genealógico mientras el niño está escuchándolo todo, es importante buscar fechas, dobles del niño, porque la enfermedad del doble es la enfermedad del niño, así que hay que descubrirla, atacarla y desenmascararla, el niño está escuchando todo, y cuando se da cuenta de todo el problema, cuando se descubre la causa de todo el problema, ocurre algo característico, y es que al descubrirlo cambia por completo la mirada del niño, ya que el niño queda impactado al conocer la verdad, y el niño suelta inmediatamente la enfermedad, la desactiva, la libera al conocer que no es culpa suya su síntoma o su enfermedad. Para el niño es toda una sorpresa comprender la causa de su enfermedad. Se le pregunta al niño qué representaba para él padecer esa enfermedad y te dirá que no estaba a gusto, que se sentía triste, enojado o con rencor. Se le dice al niño que ya sanó porque descubrió la causa, y es como liberar al niño de una carga que no le pertenecía. Los padres así también pueden comprender la verdadera causa del padecimiento de su hijo. Si el niño es muy pequeño, son los padres los que deben escribir la carta del duelo en nombre de su hijo liberándolo de aquellas historias familiares, liberándolo de aquellos ancestros o de aquel proyecto sentido con el que su hijo vivió.

La sanación del niño dependerá de que se hable con la verdad y de cómo participen los padres. La sanación del niño también dependerá de que los padres sean capaces de modificar su comportamiento, sus creencias, modificar sus miedos, sus rutinas. Debe haber un cambio total y radical de conciencia en los padres, debe haber un verdadero cambio en el entorno familiar.

Para los niños son muy efectivas las frecuencias binaurales y más concretamente los tonos isocrónicos, porque los isocrónicos no necesitan auriculares para ser escuchados y los podemos poner para que suenen en la habitación donde esté el niño. En mi página web puedes encontrar numerosas frecuencias binaurales e isocrónicas para escucharlas de forma gratuita.

Otro dato importante es el uso de audios subliminales para los niños con baja autoestima, para la culpabilidad que sienten a diario cuando se les riñe y se les castiga, para los miedos y la ira, para materializar, para tener éxito, para abundancia y para diferentes enfermedades; son audios diseñados para actuar en el subconsciente, que es donde se instalan las creencias que nos limitan o que nos enferman, en el subconsciente se quedan todos las experiencias vividas que marcan nuestro estado de salud y marcan el que nuestro futuro sea de pobreza o de riqueza, de amargura o de felicidad, todo va en relación al registro que hemos instalado en nuestro subconsciente, y con los audios subliminales conseguimos entrar a cambiar esas creencias por otras nuevas que nos llevan a la salud y a una vida deseada.

https://autogestionatusalud.es/categoria-producto/productos-digitales/audios-subliminales/

https://autogestionatusalud.es/categoria-producto/productos-digitales/tonos_isocronicos/

https://autogestionatusalud.es/comprar/medicina-terapias-alternativas/frecuencias-binaurales/

error: Este contenido está protegido
Ir arriba