Enfermedades de transmisión sexual combinado N.º 46: Entre las enfermedades de transmisión sexual está el herpes que se instala en el área de los genitales y el ano formando sarpullidos ulcerosos y creando el riesgo de desarrollar enfermedades e inmunodeficiencia, inflamación pulmonar, hepatitis, rinitis herpéticas y enfermedades relacionadas con la baja inmunidad.

La gonorrea causada por una bacteria de transmisión sexual que afecta tanto a hombres como a mujeres. La gonorrea afecta con mayor frecuencia a la uretra, al recto o a la garganta, y en las mujeres también puede afectar al cuello de la matriz.

Los síntomas de la gonorrea en hombres pueden ser: dolor al orinar, secreción similar al pus de la punta del pene, dolor o hinchazón de un testículo.

Los síntomas de la gonorrea en mujeres incluyen: aumento del flujo vaginal, dolor al orinar, sangrado vaginal entre periodos, y también después de una relación sexual vaginal.

La gonorrea también puede afectar al recto con comezón anal, secreción del recto similar al pus, manchas de sangre y tener que hacer esfuerzo durante la defecación.

Puede afectar a los ojos con dolor ocular, sensibilidad a la luz y secreción similar al pus en uno o ambos ojos.

Puede afectar a la garganta causando infección y dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

Puede afectar a las articulaciones causando artritis séptica por bacterias, se suelen poner las articulaciones calientes, enrojecidas, hinchadas y dolorosas sobre todo al moverse.

La gonorrea puede causar otras complicaciones graves como: infertilidad en hombres y mujeres, infección que se propaga a las articulaciones y a otras áreas del cuerpo ya que la bacteria de la gonorrea puede propagarse a través del torrente sanguíneo causando problemas articulares y de otras partes del cuerpo, fiebre, sarpullido, llagas en la piel, mayor riesgo de contraer SIDA (VIH) etc.

La sífilis que es una infección bacteriana que suele transmitirse por contacto sexual con la piel o las membranas mucosas. La infección comienza con una llaga indolora, normalmente en los genitales, el recto o la boca. Después de la infección inicial, la bacteria de la sífilis puede permanecer inactiva (latente) en tu cuerpo durante años o décadas antes de volver a ser activa. Si no se trata la sífilis, puede dañar gravemente el corazón, el cerebro u otros órganos y puede ser potencialmente mortal.

Es posible que si tienes sífilis no notes los síntomas durante años. El primer síntoma de sífilis es una pequeña llaga llamada chancro. Esta llaga aparece donde la bacteria entró en tu cuerpo, pero se pueden presentar uno o varios chancros. Y normalmente el chancro se presenta alrededor de tres semanas después del contagio. Muchas personas no notan el chancro porque no suele doler nada y puede estar escondido dentro de la vagina o el recto, y sanará por si solo en un plazo de tres a seis semanas.

Un tiempo después de la curación del chancro primario, puedes experimentar una erupción que comienza en el tronco, pero puede cubrir todo el cuerpo, incluso las palmas de las manos y las plantas de los pies, produciendo picores y ulceras similares a las verrugas en la boca o en el área genital. Algunas personas también tienen pérdida de cabello, dolores musculares, fiebre, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos. Estos síntomas pueden durar varias semanas o aparecer y desaparecer repetidamente durante un año.

Si la enfermedad avanza a la tercera etapa, muchas veces después de años sin síntomas, podría producir daños en el cerebro, nervios, ojos, corazón, vasos sanguíneos, hígado, huesos y las articulaciones, esto puede ocurrir después de años de la infección original no tratada.

La bacteria clamidia que es una infección de transmisión sexual frecuente. Es posible que no sepas que tienes clamidia porque muchas personas no tienen signos ni síntomas. La clamidia afecta sobre todo a mujeres jóvenes, pero puede afectar tanto a hombres como a mujeres.

Puede que no haya síntomas de infección por clamidia o que sean leves como: dolor al orinar, flujo vaginal en mujeres, secreción del pene en los hombres, dolor durante las relaciones sexuales en mujeres, las mujeres pueden tener sangrado entre periodos menstruales y después del sexo. Y dolor testicular en hombres.

La clamidia también puede infectar el recto, ya sea sin síntomas, o con dolor, secreción o sangrado rectal. También se puede notar en infecciones oculares por clamidia (conjuntivitis) a través del contacto por líquidos corporales infectados.

La infección por clamidia puede estar asociada con: enfermedad inflamatoria pélvica con infección del útero y las trompas que provoca dolor en la pelvis y fiebre. Infección cerca de los testículos (epididimitis) provocando fiebre, dolor de escroto e hinchazón. Inflamación de la glándula de la próstata, infecciones en los recién nacidos por transmisión de clamidia durante el parto, puede provocar embarazo ectópico, infertilidad y artritis reactiva.

El virus del papiloma humano, que es una infección viral que suele causar crecimientos en la piel o en las membranas mucosas como verrugas o diferentes tipos de cáncer como el cáncer uterino, verrugas genitales, cáncer de ano, pene, vagina, vulva y parte posterior de la garganta.

El SIDA (VIH) o síndrome de inmunodeficiencia adquirida: El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es una afección crónica que puede poner en riesgo la vida, provocada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Al dañar el sistema inmunitario el VIH impide que el cuerpo pueda luchar contra las infecciones y las enfermedades.

A nivel emocional la causa principal de contraer enfermedades de transmisión sexual o enfermedades venéreas es la vergüenza que la persona experimenta respecto a la sexualidad o culpa por los actos relacionados con su vida sexual.

Sentir culpa por la sexualidad que lleva a la persona a necesidad de castigo. O tener la idea de que los genitales son algo sucio y pecaminoso, o maltrato a otra persona.

Contagiarse con enfermedades venéreas expresa casi siempre culpa sexual, tal vez por culpa al tener contactos sexuales con alguna persona o personas fuera de la pareja. O culpa por tener contacto con muchas personas, tal vez es como “castigarnos” por nuestra creencia de que “somos malos”.

El herpes y otras afecciones de transmisión sexual aparecen cuando se está perturbado emocionalmente. También por complejos de tipo sexual como tener el miembro pequeño, los genitales feos, sentirse inferior en la sexualidad, etc.

Si trasladamos estas emociones a los homosexuales que tienen los mismos problemas que los heterosexuales, pero sumados al hecho de que gran parte de la sociedad los señala con el dedo acusador y les llama pervertidos, y esta carga también se la aplican sus propios padres y familiares. Y esa es una carga muy pesada de llevar.

Otras personas se desvalorizan por la edad, mujeres que temen envejecer, sobre todo porque esta cultura pone especial interés en la juventud y la belleza, y se da tanta importancia a la apariencia física del cuerpo que omiten los sentimientos. Y esta manera de pensar es una vergüenza que causa desvalorización, bajando las defensas en la zona sexual por sentir que no se está a la altura.

A algunos hombres les gusta tener muchas parejas para satisfacer su profunda necesidad de autoestima y satisfacer su valor.

Si eres hombre y te sientes inferior por el tamaño de tu miembro o algo relacionado a tu cuerpo que no te gusta y te desvalorizas por ello, atraerás contagiarte con este tipo de infecciones.

Las enfermedades venéreas aparecen para hacerte saber que se manifiestan en tu cuerpo para que dejes de creer en ciertas cosas que han formado parte de tu educación sexual. La infección sexual que tienes te indica que no tengas complejos y que vivas tu sexualidad como quieras, recordándote que tu cuerpo te pertenece y que no tienes que rendir cuentas a nadie ni sentirte culpable por nada que hayas hecho, lo hecho, hecho está, y si en su momento así lo decidiste y lo quisiste es porque lo necesitabas.

Debes concederte el derecho de vivir experiencias sin sentirte culpable. Vive tus experiencias con alegría y aceptación, todas te hacen crecer y evolucionar y hay que darlas todas por buenas.

Si te concedes el derecho de vivir una experiencia, en lugar de mantener pensamientos de vergüenza o culpa e intentar ocultar tus deseos o tus acciones, no tendrías enfermedades de tipo sexual. Sería más sensato que hablaras de ello con alguien que te ayude y te comprenda para dejar atrás tus complejos, tu culpa o tu vergüenza.

La persona que ejerce la prostitución, por ejemplo, es tan digna como cualquier otra persona, se trata de su cuerpo y es dueña de hacer con él lo que elija y lo que quiera, y no tiene que sentirse ni culpable ni inferior ni avergonzada por ello, todo lo contrario, se trata de una experiencia fuerte de valentía que le hará crecer y evolucionar de manera enorme.

Hemos diseñado un binaural, el combinado N.º 46 para ayudar a combatir enfermedades de transmisión sexual como el Herpes, la Gonorrea, la Sífilis, Clamidia, Papiloma Humano y el VIH.

Escucha este binaural para combatir las enfermedades de transmisión sexual entre 15 a 30 minutos al día con auriculares y el volumen bajo, preferiblemente estando tumbado tranquilamente.

Este es el link para entrar a este binaural combinado N.º 46 para las enfermedades de transmisión sexual:

https://autogestionatusalud.com/producto/frecuencia-binaural-combinado-no-46-enfermedades-transmision-sexual/

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba