Enfermedades del sistema linfático: hay diferentes enfermedades del sistema linfático, tales como, inflamación de los vasos linfáticos, linfedema o edema linfático, linfadenitis, linfagitis, fibroedema.

El sistema linfático está compuesto por: la linfa, los vasos linfáticos y los ganglios linfáticos.

El sistema linfático es una defensa contra las infecciones. Es importante proteger nuestro sistema linfático porque es una parte vital del sistema inmunológico que comprende la glándula timo, la medula ósea, el bazo, las amígdalas y apéndice y las placas de Peyer en el intestino delgado, así como una red de ganglios linfáticos conectados por vasos linfáticos que transportan la linfa por todo el organismo.

El sistema linfático es la estructura que transporta líquidos (la linfa) por todo el cuerpo, que es un líquido transparente compuesto por muchos glóbulos blancos (leucocitos), proteínas, grasas y sales que fluyen transportándose desde los tejidos hasta la sangre a través de los vasos linfáticos, circula a través de los tejidos para limpiarlos y mantener su firmeza, y luego se drena a través del sistema linfático. La linfa también transporta sustancias extrañas para su eliminación (como bacterias), células cancerosas y células muertas o dañadas que pueden estar presentes en los tejidos de los vasos y órganos linfáticos.

Todas las sustancias transportadas por la linfa pasan por lo menos a través de un ganglio linfático, donde se filtran y se destruyen esas sustancias extrañas antes de que el líquido vuelva al torrente sanguíneo.

El sistema linfático forma parte del sistema de defensas del organismo.

Es posible que el sistema linfático no pueda realizar su función de forma adecuada como consecuencia de: un bloqueo (obstrucción) en el sistema linfático que provoca la acumulación de líquido (linfedema).

Cuando tu sistema linfático está débil o alterado y deja de funcionar correctamente, la linfa puede empezar a acumularse en los tejidos causando hinchazón, aumentan las infecciones en el cuerpo, el organismo es más propenso a contagios debilitando tus defensas, pudiendo provocar todo tipo de dolencias.

El aumento de carga linfática puede crear trastornos circulatorios, cardiacos, renales, premenstrual, puede impedir la circulación en casos de traumatismos o quemaduras. Puede hacer que acumules proteínas y líquidos, piernas grasosas, tobillos y caderas. Y puede provocar alteraciones en la glándula tiroides.

En el sistema linfático no existe un bombeo que expulse la linfa, como ocurre en el sistema circulatorio, el sistema linfático se mueve aprovechando las contracciones musculares cuando realizamos movimientos cotidianos o cuando hacemos algún tipo de ejercicio.

Cuando un vaso linfático sufre una obstrucción, el líquido intersticial (linfa) se acumula en la zona afectada produciendo una hinchazón llamada linfedema, el linfedema puede ser provocado por la infección con una lombriz (filariasis), o con más frecuencia por la extirpación o el daño de los ganglios linfáticos producido por tratamiento oncológico como la extirpación o la radioterapia para cáncer, que bloquea los conductos linfáticos. Esta obstrucción impide que la linfa drene bien, causando que el líquido acumulado cause hinchazón.

El sistema linfático cuando está sano activa las defensas del cuerpo para eliminar infecciones y rechaza lo que es malo para el cuerpo.

El sistema linfático se bloquea o se enferma después de habernos sentido atacados o si tenemos la sensación de no poder o no saber defendernos. Por acumulación de disgustos provocados por una persona o una situación que no hemos expresado. Sentirse atacado, acorralado, necesidad de defenderse, angustia, no sentirte hábil y abierto en tus relaciones. Necesidad de protegernos o sentirnos protegidos.

Si tu sistema linfático está en mal estado o bloqueado te está indicando que vigiles tus pensamientos administrando mejor tus emociones para que la energía circule libremente en ti.

Hay que dejar de centrarse tanto en lo material o en las cosas que te faltan para dirigir más tu atención hacia lo esencial y a los verdaderos valores de la vida, disfrutando de tu momento presente. Todo eso que nos haga circular verdadera plenitud en nuestra vida

Cuando tu sistema linfático funciona bien mantienes un equilibrio correcto de partículas, proteínas y grasas en tu interior y mantienes elevadas las defensas de tu cuerpo. Los ganglios linfáticos junto con el bazo, ayudan al cuerpo a reconocer, deshacerse de gérmenes, infecciones y otras toxinas o células extrañas.

A nivel físico podemos contribuir a mantener sano nuestro sistema linfático realizando cada día alguna actividad física para que la linfa circule bien, como hacer gimnasia, yoga, estiramientos, taichí, natación, caminar, etc. Así mantendremos una adecuada circulación de la linfa. Las personas sedentarias que se mueven poco corren más riesgo de debilitar su sistema linfático.

También es importante beber agua pura, al menos 2 litros al día, comer alimentos ricos en vitamina C y A, cereales integrales, legumbres y verduras.

Además de las emociones y la falta de actividades saludables, hoy día nuestro sistema linfático esta expuestos a todo tipo de químicos, metales y tóxicos que inhalamos a través del aire, que introducimos con los alimentos procesados, con las cremas y demás productos de higiene y belleza, tóxicos de los productos que usamos en la limpieza del hogar, en los trabajos y una larga lista de agentes que están sobrecargando nuestro sistema linfático día a día.

Los metales, toxinas químicas y orgánicas y residuos tóxicos que se acumulan, normalmente el cuerpo los tiene encapsulados.

Hemos creado un combinado de frecuencias que ayuda a sanar las enfermedades del sistema linfático y elimina los tóxicos de la linfa donde estén depositados, encapsulados, incrustados o estancados, los libera para que los fluidos del cuerpo los puedan arrastrar para ser limpiados de la linfa, expulsados y evacuados por la orina, por las heces, por el sudor, por la mucosidad, por el aliento…

Este es el link para ir al combinado de frecuencias en versión binaural o isocrónico:

https://autogestionatusalud.com/producto/frecuencia-binaural-combinado-no-53-enfermedades-sistema-linfatico-extraccion-toxinas/

https://autogestionatusalud.com/producto/tono-isocronico-combinado-no-53-enfermedades-sistema-linfatico-extraccion-toxinas/

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba