Enfermedades intestinales: hay hoy día muchas enfermedades del intestino delgado y del intestino grueso, entre ellas, enfermedad inflamatoria intestinal como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, ileítis, meteorismo, obstrucción intestinal, colon irritable, diarreas, estreñimiento, divertículos, pólipos, fisuras anales, malabsorción intestinal, permeabilidad intestinal, etc.

Todas las enfermedades intestinales como el resto de enfermedades tienen una causa emocional. En los intestinos se acaba de procesar todo lo que comemos, ahí se separan los nutrientes de lo que no sirve y es mandado al exterior para ser excretado. Lo mismo que comemos alimentos, también recibimos en los intestinos, todo eso que hemos tragado (que nos han hecho, o hemos vivido a nivel emocional) y lo henos tenido que aceptar porque no teníamos más remedio, pero no lo toleramos, nos irrita, nos enoja, nos daña.

Si tu estómago no puede digerir algunas emociones, los intestinos tampoco terminan de digerir ni asimilar lo que vives. Se te revuelven las tripas con la situación que tienes que soportar, o con la persona que tienes que soportar.

Si no relajas tu mente se descontrolan tus sentimientos y tus emociones afectando a tus intestinos.

Los problemas en el intestino delgado están relacionados a tu capacidad para absorber y asimilar, con lo que vives que no puedes absorber ni asimilar.

Tu intestino delgado está continuamente separando los nutrientes de lo que no le sirve y lo manda para excretar. Cuando te aferras a cosas, objetos, situaciones o a personas sin dejarlos ir, tu intestino se altera y se enferma, aferrarte a situaciones que te dañan, que te causan emociones negativas, aferrarte si alejarte de personas que te enojan o te crean sentimientos negativos, aferrarte a objetos, muebles, ropas, etc. que ya no utilizas, aferrarte a viejas ideas o creencias y a todo esto, desarmoniza tu intestino delgado.

Es conveniente alejarse de todo lo que ya no sirve para ayudar a la salud del intestino delgado, hay que desprenderse de lo viejo, de lo que ya no sirve o de lo que daña.

Vivir contrariedades, sobre todo en la familia, o acciones que te hacen para dañarte, te causara problemas en tu intestino delgado, pudiendo producir tumores, diverticulitis, enfermedad de Crohn, estreñimiento, diarrea, cólicos, colitis, gases, gastroenteritis e infecciones por parásitos intestinales.

Si tienes dificultad para deshacerte de viejas ideas y creencias, de objetos o personas tendrás estreñimiento.

Si rechazas demasiado rápido los pensamientos que podrían beneficiarte, tendrás diarreas.

Al intestino grueso o colon le afecta tu negativa a soltar y dejar ir lo que es inútil, dejar ir y pasar página de los acontecimientos de tu vida. No soltar los rencores del pasado. No liberas lo viejo que ya no necesitas por rencor o por temores.

Solución emocional: despréndete de todo lo que no necesites, elimina de tu vida todo lo que te cause mal o no necesites. Procura meditar en el momento presente, quédate en el presente todo lo que puedas al día para limpiar tu mente de los rencores y de los miedos.

Pero no solo afectamos a los intestinos por nuestras emociones, aunque tener mal las emociones nos llevan a castigarnos con los alimentos, tenemos que contemplar también el tema alimentario, porque hoy día la alimentación está diseñada para destruir el sistema gastrointestinal al completo. La gente deja de consumir alimentos naturales cargados de probióticos para consumir productos ya procesados, envasados y cargados de químicos, metales y demás tóxicos que se utilizan para conservarlos. Solo tienes que imaginar, si una carne o pescado en dos o tres días se estropea y se pone en mal estado, ¿Qué cantidad de químicos dañinos tienen que llevar añadidos para conservarlos muchos días o meses o incluso años como algunas conservas? Pues todos esos conservantes y químicos están dañando todo tu sistema digestivo. Y luego tienes hinchazones, sufres estrés físico o emocional, diarreas o estreñimiento, dolores de cabeza, artritis, alteraciones en la piel o en el cabello, alteraciones neuropsiquiátricas, etc., y todo eso es por ir en contra de la naturaleza que necesitan tus intestinos y tu sistema digestivo. Además, el consumo de antibióticos y otros fármacos alteran el microbioma y la permeabilidad intestinal, la comida picante, el café, el alcohol, las drogas y los aditivos, pesticidas y químicos que le añaden a la comida precocinada o envasada destruyen el intestino por completo.

Hoy día se está enfermando mucho por el tipo de alimentación.

 

Los metales, toxinas químicas y orgánicas y residuos tóxicos que se acumulan, normalmente el cuerpo los tiene encapsulados.

También es necesario hacer algún tipo de limpieza interna como purgantes con aceite de ricino para eliminar más rápido todo lo acumulado en el interior y eliminar los cálculos biliares causantes de muchas enfermedades en el hígado, los intestinos y en otras partes del cuerpo.

Hoy día tenemos que añadir otros factores que dañan seriamente los intestinos, el hígado, el estómago y todo el sistema digestivo, además de enfermedades de los riñones. Se producen hoy día gran cantidad de enfermedades y alteraciones que todos sufrimos, porque nadie, absolutamente nadie tolera los aditivos, los químicos, los metales, conservantes y colorantes artificiales que se consumen a diario de forma masiva en los productos alimenticios.

Tarde o temprano todo el mundo termina teniendo problemas de hígado, de estómago y gastrointestinales si no se consumen alimentos naturales hechos en casa.

Todo lo envasado va enfermando poco a poco. La gente está con gastritis, con la bacteria helicobacter pylori, con enfermedades tanto de estómago como intestinales, la gente tiene problemas en la boca, en el esófago, reflujo, esófago de Barret, esofagitis, varices esofágicas, alergias a distintos alimentos, hígado graso por comer lácteos y quesos, también hay muchas intolerancias alimenticias por consumir alimentos manipulados como lo están haciendo, inflamaciones digestivas, gastritis, ulceras, diarreas, estreñimiento, lesiones en las mucosas, hay mucha enfermedad celiaca sin diagnosticar, enfermedad de Crohn, ileítis, cáncer de intestino, colitis, diverticulitis, fisuras anales, pólipos de colon, colon irritable, enfermedades hepáticas, de vías biliares, renales y todo tipo de enfermedades, y todo porque no se toleran los componentes que añaden a los productos que se consumen “porque no se pueden llamar alimentos” son productos adulterados.

Para limpiar los intestinos es conveniente hacer dos días seguidos de ayuno tomando aceite de ricino. También limpia los intestinos hacer un licuado de apio, zanahorias y limón y tomarlo en ayunas durante 15 días, además te aportará vitaminas, minerales y fibra.

Hemos creado un combinado de frecuencias que ayuda a sanar las enfermedades de los intestinos y elimina los tóxicos intestinales donde estén depositados, encapsulados, incrustados o estancados, los libera para que los fluidos del cuerpo los puedan arrastrar para ser expulsados a la linfa, evacuados por la orina, por las heces, por el sudor, por la mucosidad, por el aliento…

Este es el link para ir al combinado de frecuencias en versión binaural o isocrónico:

https://autogestionatusalud.com/producto/frecuencia-binaural-combinado-no-50-enfermedades-intestino-extraccion-toxinas/

https://autogestionatusalud.com/producto/tono-isocronico-combinado-no-50-enfermedades-intestino-extraccion-toxinas/

error: Este contenido está protegido
Ir arriba