Esclerosis múltiple

Se produce porque el sistema inmune ataca a la capa protectora (mielina) que recubre las fibras nerviosas. La mielina hace que las órdenes y los mensajes puedan viajar rápidamente entre el cerebro y el resto del cuerpo. Se manifiesta de forma degenerativa causando lesiones cutáneas, óseas, articulares, musculares, respiratorias, motoras, renales, digestivas, etc.

Una enfermedad autoinmune quiere decir que el sistema inmune ataca y destruye tejido corporal sano por error, es como si el sistema inmune nos ataca, lo que quiere decir que nos atacamos nosotros mismos. Es una autoagresión que sucede porque la persona se desvaloriza con el sentimiento de no merecer vivir, puede ser por experiencias vividas por ella misma o por conflictos no resueltos transmitidos por sus antepasados.

En la mayoría de las personas con esclerosis múltiple encontramos una actitud de hacer todo hasta el límite de sus fuerzas con el interés de ser reconocidas por los demás, de demostrar de lo que son capaces. Se esfuerzan al máximo, más de lo que sus fuerzas pueden permitir para alcanzar lo que desean, pero detrás de esa lucha por conseguir sus objetivos se esconde el miedo al fracaso, a no ser reconocidas o a perder lo que tienen, porque para estas personas si pierden lo que tienen o no son reconocidas por las personas importantes para ellas, es como si no tuvieran ningún valor. Tal vez por temor a que les falte el dinero para no conseguir sus objetivos y para tener el reconocimiento de los demás, para estas personas si no son reconocidas es como si no existieran. Por eso se esfuerzan más allá de lo que su cuerpo puede resistir, para demostrarle a los demás de lo que son capaces. Quieren que todo sea perfecto y se exigen mucho, se esfuerzan por parecer independientes, pero en realidad necesitan que alguien se haga cargo de ella. Como no pueden conseguir el ideal perfecto, se vuelve incapacitada para tener la excusa de no haber logrado una vida perfecta a causa de su enfermedad. Estas personas no suelen aceptar que quienes merecen menos que ellas o hacen menos tengan más que ellas.

Al sentirse una víctima inconscientemente, anulan su capacidad de moverse y de no sentir para no sufrir, impidiendo su relación con todo.

Muchas personas con esclerosis son excesivamente controladoras de las personas que conviven con ellas, sus hijos, su pareja, querer controlarlo todo.

En otras ocasiones tiene relación con alguien fallecido en la familia por muerte injustificada, tal vez su madre tuvo un aborto antes de su nacimiento, o un hermano pequeño que falleció antes de su nacimiento, etc., encierros, prisiones, secuestros…

También hay casos de desvalorización, culpabilidad y contrariedades en el movimiento, motricidad más miedo, no poder escapar (piernas), no poder empujar o agarrar algo (brazos), se dice que las personas con esclerosis no suelen evolucionar o evolucionan poco.

La esclerosis múltiple suele afectar a personas de carácter poco flexible, personas obstinadas con ideas u opiniones muy rígidas, intentando mantener siempre su punto de vista de manera definitiva. Se convierten en personas muy duras consigo mismas y con los demás, pero aparentan ser todo lo contrario, aparentan ser abiertas y amables, pero solo en apariencia, en el fondo tienen un corazón duro y a veces no quieren demostrar sus verdaderos sentimientos, quieren dar la imagen de entereza y fortaleza. Y ese endurecimiento les impide conectarse con su corazón, sus sentimientos y con la vida. Tendencia a tener un orgullo muy grande, excesivo.

Solución emocional: analizar y averiguar si has sentido sufrimiento por alguna pérdida o separación, haberte sentido engañado o si han abusado de ti.

Reconocer la dureza que tienes ante ti mismo, ante los demás y transfórmala, no es necesario ser perfectos, reconocer los propios defectos. Mirarse interiormente y ver las necesidades de descanso, darse descanso interior y exterior, aprender a vivir la realidad, ceder y dejar que las cosas sucedan, dejar que las lágrimas fluyan, permite el llanto cuando lo necesites, entrégate en sentido positivo a tu destino y acepta los sucesos y los altibajos en la corriente de la vida, relájate en lugar de ejercer control sobre todo.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.