Estreñimiento

El estreñimiento o incapacidad de evacuar las heces del vientre con regularidad sucede a personas que se contienen, y no se acaba con la digestión, muchas veces por miedo a que salgan a la luz los acontecimientos inconscientes, lo que no cuentas, lo que guardas en tu interior.

Hay diferentes conflictos emocionales que pueden dar lugar al estreñimiento:

A veces hay estreñimiento porque estamos demasiado ocupados y retrasamos el momento de escuchar nuestras necesidades, porque tememos molestar o no agradar. No puedes mostrar tu basura, no quieres que nadie vea o revise tu basura. Temor a que al decir algo la otra persona pueda enfadarse o cerrarse, o porque piensas que si haces algo que no le gusta va a criticarte o reprochártelo, o piensas que si actúas de una determinada manera quizás te deje, te abandone tu pareja, por ejemplo, o te despida tu jefe. El miedo a no agradar se relaciona con el miedo a no ser amado o a ser abandonado. Por eso queremos ser perfectos. Incluso solemos aferrarnos a creencias que nos dan seguridad. Miedo a quedarse sin medios, sin dinero. La tacañería y la mezquindad también causan estreñimiento.

La frecuencia de evacuar normal varía según las personas, se puede ir al baño una vez y hasta tres veces al día. Aunque hay que considerar que si la persona se siente bien y sin molestias puede ir al baño a defecar únicamente 3 o 4 veces por semana sin considerarse estreñimiento, siempre que esas 3 o 4 veces sean un desahogo de evacuación para su cuerpo.

Muchas veces los niños tienen miedo a no gustarle a su padre o a su madre por ser muy autoritarios o porque exigen mucho en su educación. El niño no puede marcar su territorio porque el padre es el líder y demasiado duro o autoritario. También el niño que está esperando el amor de mamá tiene estreñimiento, quiere conservar todo el amor de la madre, no puede despegarse de su madre y por eso reabsorbe el agua.

Muchas veces en tu relación de pareja, si tienes miedo de que deje de funcionar bien, inconscientemente te hace estar continuamente atento o atenta para que tu pareja continúe funcionando bien, y contenerte se convierte en tu forma de estar hasta el punto de no llegar a percibirlo, tú no te das cuenta de que estás contenido, pero tu organismo lo manifiesta con estreñimiento, con tensión en el ano y en los intestinos, porque no te sueltas ni te muestras como eres, o no te permites expresar lo que sientes por temor a desagradar o a romper tu relación de pareja. Algunas personas viven más para los demás que para sí mismo y esa actitud le causa estreñimiento.

Otras personas se aferran a principios, a creencias o a algún tipo de recuerdo que les impide soltarse, o están dándole demasiadas vueltas al pasado, no sueltan el pasado y tampoco sueltan las heces, hay personas que se resisten a dejar salir lo viejo (heces). Si tienes apego al pasado, a los acontecimientos del pasado, a los sentimientos y a las emociones que no estás dispuesto a soltar, tampoco evacuarás el intestino.

Cuando no quieres perdonar, tampoco puedes evacuar, los rencores de los que no te desprendes te causan estreñimiento también. Se crea una anestesia en el recto y no se nota nada cuando está lleno, no notas molestias, no haces deslizar la mugre. Si recibes ofensas o te faltan al respeto y día tras día sigues recordando esas ofensas sin perdonarlas, te causarás estreñimiento.

También causa estreñimiento cargarse y acumular cosas inútiles, no tirar cosas viejas, objetos antiguos, por miedo a tener carencia en el futuro, y esto indica que tienes una falta de confianza en la vida. No dejas ir lo viejo ya sean heridas o sufrimientos del pasado, creencias, recuerdos o bienes materiales, una casa imposible de vender, etc. No te permites soltar el pasado, ni las ideas o las posesiones que ya no te sirven, ni te permites disfrutar del presente con alegría. No puedes adaptarte a lo nuevo. Siempre que dejes ir lo viejo es cuando puede entrar lo nuevo en tu vida, tanto en lo material como en lo emocional, si no dejas ir lo viejo te quedas estancado, no te llega lo nuevo.

O se contienen porque tienen miedo de perder a la persona que aman. Otras personas no hacen lo que desean por miedo a lo que los demás puedan pensar o decir. Algunas veces por perfeccionismo, por tomar al pie de la letra lo de “no la cagues”, miedo a que salgan a la luz del día los contenidos inconscientes, lo que hay en su interior, en sus sentimientos, tal vez por avergonzarse del lado oscuro propio. Si tienes miedo a que te descubran también te tensas y bloqueas las heces dentro. Personas reservadas, rigidez. También te puedes causar estreñimiento si vives un conflicto de pareja de no poder retener a la persona que quieres, o al hijo que quieres.

Tal vez sigues con alguna relación amorosa del pasado en tu mente, alguna relación que te lastimó, alguna persona que te hirió, pero la sigues extrañando.

Si permaneces callado, o callada y siempre estás de acuerdo con todo, y guardas silencio, guardas tus verdaderos sentimientos y tus opiniones, entonces también guardarás tus heces, tus evacuaciones se quedarán en el intestino guardadas también. No es casualidad que el estreñimiento afecte a más mujeres que hombres porque tradicionalmente a las mujeres se les enseñaba a no hacerse valer ante personas o situaciones agresivas, a que se callaran ante situaciones problemáticas, difíciles o molestas. Pero seas hombre o mujer, si te guardas sentimientos de tristeza, resentimiento o ira, también retendrás y guardarás otras cosas desagradables como las heces. El estreñimiento es casi siempre una señal del cuerpo en las personas que tienden a sufrir en silencio y a guardarse sus opiniones por miedo a disgustar a otros.

Es normal en los inicios de una relación de pareja que haya estreñimiento porque  tiendes a mostrar tu mejor imagen y no deseas que huela mal después de evacuar, que el otro no huela tus heces, mostrar tu parte pura y limpia, y ese deseo hace que te contengas, que te tenses y no sientas la necesidad de evacuar, se anestesian los intestinos y no te llega la señal nerviosa, los nervios de los intestinos no mandan la orden de llenado ni de evacuación.

Si ves la vida como una lucha en la que no te puedes relajar, tampoco evacuarás las heces, porque no te permites relajarte, ni bajar la guardia por miedo a ser despedido del trabajo, por miedo a que tu empresa decaiga o quiebre, o por creer que la familia es una carga de la que no te puedes relajar ni bajar la guardia. Si los hijos crees que no están bien te culpabilizas. También te causa estreñimiento y quieres controlarlo todo a tu manera y constantemente. Si sientes que no te puedes equivocar (no puedes evacuar).

Si te sientes separada/o de tu territorio, o no tienes un lugar específico en tu territorio, es frecuente ver a personas que salen de su territorio para ir de vacaciones y de pronto se encuentran con el estreñimiento, o se sienten incómodas en su territorio, en su casa porque comparten vivienda con familia, con amigos… o simplemente no sabes qué lugar ocupas dentro del territorio, tal vez tienes un socio en tu empresa pero como es el que paga, el que pone el dinero porque es el socio capitalista, ya no sabes si eres su empleado o su socio porque te trata como empleado, pero en realidad es tu socio. No poder encaminar algo que es tuyo. Si te sientes atrapado, bloqueado, esclavizado o dominado también tendrás estreñimiento.

El estreñimiento te indica que llevas tiempo dándole vueltas a una idea o a algo sin soltarlo, y ya no te aporta nada seguir pensando en ello.

El intestino reabsorbe nutrientes de los alimentos y los líquidos y desecha lo que ya no es útil para ser evacuado, pues igual debemos hacer a nivel mental, debemos aprovechar bien las vivencias que vivimos, sacar el aprendizaje útil y desechar los pensamientos que ya no nos sirven sin atraparnos en lo que ya ha pasado, si nos revolcamos una y otra vez en lo que ya ha pasado, no tiraremos tampoco la basura fecal. Si tienes estreñimiento es porque tu mente no desecha bien los acontecimientos que ya no te sirven y das muchas vueltas a las cosas del pasado que ya no te sirven, a las cosas que ya no te aportan nada, si ya has tomado una decisión en tu vida y has dejado atrás algo, no le des más vueltas, déjalo estar sin pensar tanto en el pasado. Pueden ser cosas de hace mucho tiempo o cosas que te han sucedido solo horas o días antes de las que no dejas de hablar. O tal vez tengas pensamientos recientes y preocupaciones que ya has analizado una y otra vez, pero no te permites soltarlo del todo recreándote una y otra vez creyendo que todavía hay algo que entender, pero no lo hay.

Solución emocional: todos tenemos la capacidad de soltar, de aflojarnos, de soltar la tensión interna y la tensión del ano, dejar de controlarlo todo y de estar con el ojo avizor en todo. Avanza sin miedo hacia nuevas situaciones en tu vida, suelta el miedo soltando los resentimientos que tienes, puedes liberarte del estreñimiento fácilmente perdonando a todas las personas que, según tú, te hayan lastimado de algún modo, no merece la pena retener “caca” en tus intestinos. Si tu problema es que acumulas demasiados materiales, demasiados objetos antiguos, debes dejar ir lo viejo, tanto los objetos viejos como los pensamientos del pasado.

No te guardes tampoco tus opiniones para no tener que retener tus evacuaciones, aunque no las acepten o las desaprueben. Prueba un poco a ser desagradable, las propias evacuaciones del intestino pueden ser molestas y desagradables, pero son fundamentales y necesarias para la buena salud. Cuando empieces a reconocer la necesidad de dejar salir lo desagradable, ya sea físico o emocional, entonces se aliviarán tus problemas de irregularidad en tus evacuaciones.

Tienes que aprender a reconocer y aceptar la corriente de la vida, todo fluye en la vida, nada se detiene, tienes que encontrar el centro entre los impulsos de guardar y entregar, dar y recibir del propio intestino, entiende que todo en la vida es pasajero. Tienes que soltar el contenido del intestino, deja marchar las emociones antiguas y perdona para liberarte de los rencores.

Retrocede con tu pensamiento a la fecha en la que apareció el estreñimiento, y analiza para descubrir qué idea antigua, qué persona o creencia del pasado te cuesta soltar desde que empezaste a tener estreñimiento.

-Revisa a qué pensamientos del pasado le das tantas vueltas en la cabeza que te impiden estar en el presente que vives ahora.

-Revisa qué objetos, dinero, relaciones etc.…estás reteniendo para no dejarlos ir por miedo a que te falte algo en el futuro.

-Deja de recordar el pasado, deja de mirar fotos del pasado, debes superar lo que ocurrió en el pasado. Deja de pensar como siempre has pensado, da el cambio, si no cambias tu forma de pensar ni tus creencias tendrás estreñimiento y otros problemas de salud, y esa forma de aferrarte al pasado también impide que tengas una vida positiva y de éxito, aferrarse al pasado solo trae conflictos e inconvenientes, al pasado solo hay que ir para recordar las lesiones y los aprendizajes para no cometer los mismos errores, solo para eso, nada más, te tienes que centrar en tu presente y programar lo que deseas en tu futuro.

Tal vez tengas miedo de dejar ir a tu familia, tu trabajo, pareja, relaciones o alguna costumbre que te perjudica, pero muchas veces es mejor alejarse de todo lo que nos resulta tóxico, de todo lo que nos causa preocupaciones diarias. Tal vez te aferres a vivir en el lugar conocido de siempre que te perjudica, o te aferras a vivir en la misma casa donde tienes recuerdos tormentosos.

Repite a diario algunas frases que te harán dar cambios internos:

– Perdono todo lo sucedido en mi pasado, yo me amo y decido perdonar siempre.

– Me permito dejar ir todo lo viejo, todo lo antiguo, dejo ir todo lo pasado para dejar sitio a cosas nuevas en mi vida.

– Me libero de todo lo que ya no sirve en mi vida, de todo lo que no necesito, y me abro a recibir toda la abundancia y prosperidad que viene a mi vida cada día.

– Dejo marcharse a las personas de las que necesito alejarme y me perdono siempre.

– Dejo ya los pensamientos antiguos y las creencias caducadas, y dejo espacio para pensamientos positivos hacia mí y hacia todo lo que me rodea.

– Decido ser libre dejando los acontecimientos del pasado que me sirvieron para aprender y evolucionar.

– En adelante expreso a los demás lo que siento y lo que necesito decir.

– Confío en que la vida me traerá las experiencias que necesito vivir y lo que no es importante se irá de mi vida.

– Me desprendo de todo aquello que hace tiempo que no utilizo ni me sirve para mi evolución, porque confío en que la vida me va a dar todo lo que vaya necesitando en cada momento.

– Procura hacer respiraciones profundas con frecuencia cada vez que te notes pensando en lo que ya no te sirve, en lo que ya pasó, vacía tu mente de esos pensamientos repitiendo estas frases y respirando profundamente, al respirar profundamente los tejidos de la parte baja de los pulmones tiran de las flexuras del intestino, moviendo y despegando todo el contenido fecal.

– Si es necesario habla con las personas que deseas que te dejen libre y en paz, y cuéntale tu deseo de que no te hablen, o de que te den el espacio que necesitas, haz lo que necesites de manera que entiendan tus necesidades.

– Y atrévete a tirar o a regalar objetos, ropa o utensilios que ya no usas, renueva tu vida material, y ya verás cómo al deshacerte de las cosas del pasado, la vida te empieza a traer nuevas cosas con las que disfrutarás.

– Procura acordarte y ser consciente de la tensión que hay en tu ano, siéntelo con frecuencia e intenta soltarlo, soltar la tensión, deja de apretarlo. Los conflictos emocionales que vives impiden que sientas el impulso de evacuar, deja que tus nervios intestinales vuelvan a funcionar de nuevo correctamente y te manden la orden y el impulso de la necesidad de evacuar.

– Si procuras masticar mucho la comida en la boca hasta hacerla liquido antes de tragarla, verás que tu intestino empieza a regularizarse, masticar cada bocado unas 100 veces pone en marcha tu intestino.

– Procura comer a diario un poquito de acelgas o espinacas rehogadas con huevo, por ejemplo.

– Hacer estiramientos moviliza y desprende los estancamientos fecales del intestino.

– Aquí en mi página web tengo más remedios para el estreñimiento en la pestaña de REMEDIOS RÁPIDOS PARA TODO. En mi canal de YouTube también tengo vídeos con presiones en el abdomen, masaje abdominal, binaural para estimular el funcionamiento normal del colon y tratamientos en meridianos para el estreñimiento, te dejaré aquí algunos enlaces.

– Si ninguno de los conflictos que he nombrado anteriormente son tuyos, debes analizar y buscar si tu madre o tu padre vivieron alguno de estos conflictos emocionales antes de concebirte o durante el embarazo, porque puedes haber heredado la emoción de tu madre y has asumido su problema equivocadamente. Esto suele pasar a muchos niños con estreñimiento, que viven los conflictos emocionales sobre todo de la madre, para curar el estreñimiento de ese niño deben tratarse los conflictos la madre, debe ella resolver sus problemas, lo que he hablado en este artículo, porque el niño absorbe todas las emociones de la madre, se le transmite todo y ellos lo padecen.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba