GARGANTA: FARINGITIS, LARINGITIS, AMIGDALITIS (INFECCIONES, INFLAMACIONES, DOLOR)

GARGANTA: FARINGITIS, LARINGITIS, AMIGDALITIS (INFECCIONES, INFLAMACIONES, DOLOR)

 La faringitis afecta con infección a la faringe que es al área justo detrás de la boca.

La amigdalitis es la hinchazón y el enrojecimiento de la amígdala por infección (tejido blando en la parte lateral de la boca o garganta).

La laringitis es la hinchazón y enrojecimiento por infección de la caja de la voz o laringe (en la parte inferior o baja de la garganta).

Las causas de la faringitis, laringitis y amigdalitis:

La garganta inflamada produce dolor, sequedad y picor en la zona. La mayoría de los dolores o inflamaciones de garganta son causadas por infecciones o factores ambientales como el aire seco,  o tóxicos en el aire, irritantes inhalados, gases químicos, alérgenos o humo.

Las causas más comunes de los problemas en estas partes de la garganta incluyen: infecciones por virus, bacterias, infecciones por hongos, infecciones por ciertos parásitos, humo del cigarro o tabaco y por el reflujo gástrico, exposición al acido estomacal y el exceso de acidez en la sangre. También por comba en las cuerdas vocales.

La sinusitis crónica también pausa problemas en la garganta sobre todo en la laringe, el tabaco y el alcohol también alteran la laringe. Incluso el uso habitual de la voz como ocurre en los cantantes, las animadoras, gritar o hablar alto en sitios ruidosos afecta produciendo laringitis crónica.

Otras causas frecuentes de la ronquera crónica incluyen: Parálisis de las cuerdas vocales, que puede ser el resultado de una lesión nerviosa debido a una operación de cirugía, una lesión en el pecho o en el cuello, trastornos nerviosos y otras afecciones de salud, incluso por un cáncer.

 

Los síntomas más frecuentes de la faringitis, laringitis y la amigdalitis suelen ser:

Dolor de garganta, tos seca, voz ronca, debilidad o perdida de voz, sensación de cosquilleo o aspereza en la garganta, sequedad de la garganta, fiebre que puede ser baja o fiebre alta, dolor de cabeza, pérdida de apetito, malestar en el cuerpo, náuseas o vómitos a veces, dolores de estómago a veces, dificultad al pasar la comida al tragar. Puede llegar a verse enrojecimiento en la garganta, hinchazón y en ocasiones manchas blancas. También se puede palpar a los lados del cuello las glándulas inflamadas y en ocasiones los ganglios más abultados.

Complicaciones:

La mayoría de los casos de faringitis y amigdalitis se desarrollan sin complicaciones, pero si la enfermedad es causada por estreptococos, entonces pueden ocurrir complicaciones poco frecuentes, como fiebre reumática, cardiopatía reumática y enfermedad renal.

En los casos de inflamación de la laringe por virus puede producirse una dificultad para tragar saliva y hay una afectación en la que se tiene fiebre alta y voz apagada (ocupación faríngea) y cuerdas vocales afectadas pudiendo repercutir en la epiglotis y producir asfixia y poner en riesgo la vida.

La laringitis en algunos casos puede ser de tipo alérgico. La ronquera cuando es persistente algunas veces puede ser señal de una enfermedad más grave no diagnosticada.

 

Prevención de problemas en la garganta:

  • vitar fumar y estar en ambientes con humo, ya que el humo seca la garganta e irrita las cuerdas vocales.
  • Evita o limita el consumo de alcohol y cafeína.
  • Bebe el agua necesaria, porque lo líquidos ayudan a mantener la mucosidad de la garganta ligera y fácil de expulsar.
  • Elimina de tu dieta los alimentos picantes porque hacen que el ácido del estómago vaya al esófago y garganta. Evita el exceso de proteínas. Evita el azúcar, el queso, la leche y todos los productos lácteos porque producen acidez y exceso de mucosidad. Tanto las proteínas, los picantes, los lácteos y el azúcar producen acidez estomacal y reflujo gastroesofágico.
  • Incluye en tu dieta alimentos saludables como las frutas, verduras, granos enteros y frutos secos. Y sobre todo toma vitamina A, E y C procedente de ensaladas variadas con vegetales crudos y frutas frescas.
  • Evita las infecciones como los resfriados que afectan a la garganta.
  • Evita deprimirte porque la tristeza y la depresión bajan las defensas y te afectan los virus, bacterias y todo tipo de parásitos.

Cuando vivimos conflictos de tipo emocional bajamos las defensas de la garganta  afectando a varias zonas:

La faringitis causa el típico dolor de garganta. Todas las emociones, lo sentimientos o las energías que bloquean la garganta son del tipo de no querer tragar lo que alguien te dice o te hace. O situaciones o emociones que vuelves a tragar y que tienes dificultad para aceptar.

Si la faringitis se hace crónica está relacionada con un conflicto que se va repitiendo, por ejemplo, cuando ves diariamente a la persona a quien te gustaría decirle algo pero te contienes y no lo haces, te reprimes. Tienes miedo porque desconfías de lo que vendrá después.

Si no puedes defenderte o no dijiste nada afectarás a tu garganta, tener rabia, coraje reprimido, te tragas el coraje, lo reprimes y te duele la garganta y coges infección.

Si no te permiten o no te permites expresar tus ideas o tu creatividad afectaras a tu laringe y faringe.

Si no te permiten decir lo que sientes o lo que piensas afectaras a tu faringe y laringe.

Si te niegas a ser diferente, a actuar diferente y a decir algo, afectaras a tu zona de la garganta.

Por lo general, los problemas en la faringe aparecen después de una discusión, de una pelea o de un disgusto con alguien querido, o con alguien conocido o de “confianza”, en donde fuiste sacudido en tu sensibilidad o fuste forzado a hablar, forzado a decir algo que no querías. Por ejemplo: tu jefe te impone echar más horas cuando ya tenías otros planes para tu tiempo libre, te entra mucho coraje y te sientes incapaz de decirle a tu jefe lo que piensas, en cambio, le dices: “claro que si jefe, usted cuente siempre conmigo”. Al día siguiente puedes tener una faringitis por haberte callado lo que sentías o tener ronquera o afonía.

En el caso de tener afectadas las amígdalas es por no poder tragar la presa (el objetivo, la situación o la persona).

La amígdala derecha se afecta por palabras que queremos decir y nos podemos, palabras que nos tragamos o querer atrapar algo.

La amígdala izquierda se afecta por palabras que ya hemos dicho y no queríamos decir, querer escupir algo que ya hemos dicho. La amigdalitis se produce por miedo, rabia, ira y emociones o creatividad reprimidas, la persona no puede o no la dejan ser ella misma.

Si tus amígdalas te dan demasiados problemas, revisa qué estás sintiendo, qué te estás tragando, qué callas, qué no digieres, la ira y rabia que reprimes, lo que crees inalcanzable, el sobreesfuerzo para que te quieran y te respeten, tus miedos…

En realidad todas las zonas de la garganta se afectan por similares conflictos.

Los niños viven en su mundo los mismos conflictos emocionales que los mayores. Los niños que no pueden atrapar el cariño, los abrazos o la atención de la madre o del padre como desean, terminan con problemas de amígdalas o de garganta en general. Muchos niños deben esforzarse en sacar buenas notas o tener buena imagen para tener contentos a los padres y poder tener su atención  y cariño.

Los niños también padecen de la garganta por no poder atrapar eso que tanto les gusta, ejemplo: les gusta mucho la pizza pero no le dejan comerla porque no es saludable.

Los adolescentes afectan sus anginas, su garganta o amígdalas por no poder atrapar algo, por ejemplo no poder atrapar al chico del que está enamorada una joven y viceversa. No poder comprarse algo que habían deseado y en el último momento lo pierden por falta de dinero cuando creían poder adquirirlo. Son afectados por lo que creen inalcanzable, por lo que callan y por la ira y la rabia que reprimen. También por las situaciones o las personas a las que no tragan, a las que no soportan.

Permitirse expresar lo que se siente de forma natural y sin culpabilidad evitaría problemas en la garganta.

En Autogestiona tu salud hemos creado un combinado de frecuencias el Nº 90 que está diseñado eliminar infecciones, dolor e inflamaciones de la garganta, amigdalitis, faringitis y laringitis,  y lleva frecuencias que para:

  • Curar infecciones de la garganta.
  • Infecciones bacterianas.
  • Eliminar la tos.
  • Eliminar el dolor de garganta, dolor agudo y dolor por infección.
  • Elimina infecciones víricas en la garganta.
  • Estimula el sistema inmune.
  • Regenera la garganta.
  • Desintoxica el sistema linfático.
  • Elimina la acidosis de la garganta, ya que el ácido acumulado en la zona genera infección.
  • Llevan frecuencias que hacen de antiséptico, impide la putrefacción y proliferación de microbios dañinos.
  • Baja la fiebre.
  • Hace una curación y regeneración de la garganta.
  • Estimula los riñones que son los que limpian la basura infecciosa, para que esta basura no ingrese a la sangre.

Puedes adquirirlo en versión binaural, o si lo prefieres en versión isocrónico, ambos son igual de efectivos. Este es el link:

BINAURAL COMBINADO Nº 90 GARGANTA, FARINGITIS, LARINGITIS (INFECCIONES, INFLAMACIONES, DOLOR): https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-combinado-no-90-garganta-amigdalitis-faringitis-laringitis-infecciones-inflamaciones-dolor/

 ISOCRÓNICO COMBINADO Nº 90 GARGANTA, FARINGITIS, LARINGITIS (INFECCIONES, INFLAMACIONES, DOLOR): https://autogestionatusalud.com/producto/isocronico-combinado-no-90-garganta-amigdalitis-faringitis-laringitis-infecciones-inflamaciones-dolor/

error: Este contenido está protegido
Ir arriba