Hematoma, moretones, cardenales, golpearse, partes del cuerpo

Es la piel, el contacto, el tejido conjuntivo, intervienen los vasos sanguíneos que representan las vías de comunicación de la energía vital y de la alegría. Los moretones son frecuentes en personas que se sienten culpables por cualquier cosa, por cualquier motivo con facilidad, y se auto castigan a sí mismas golpeándose inconscientemente con diferentes objetos, atraen los golpes.
También te sueles sentir culpable cuando te hieres con cortes o quemaduras, la gravedad de la lesión va en función de la culpabilidad que sientas, a más gravedad más culpabilidad. Cuando te das golpes y te haces moretones también puede ser porque te sientes atacado o agredido por alguna situación o por alguna persona que te impide estar alegre y fluir con lo que deseas. Todo accidente por pequeño que sea no es casualidad, es atraído por nosotros para ayudarnos a entender alguna situación que debemos cambiar o corregir, por eso es importante recordar nuestros pensamientos y nuestra actitud en el momento del golpe. También se pueden recibir muchos golpes cuando te sientes ofendido con facilidad, los pensamientos de pena afloran al cuerpo en forma de golpe, esa pena se hace visible con un moretón, no has hecho consciente lo que te ha impresionado y tu interior lo expresa con un golpe en tu cuerpo, es un empujón de la pena y la agresión, la falta de alegría te lesiona. Solución emocional: no te sientas culpable por nada en la vida, pon alegría en tu vida y sé amable contigo mismo, la parte del cuerpo afectada por los golpes es importante y te puede dar una pista sobre las causas emocionales que tu cuerpo esconde.
El lado izquierdo del cuerpo está controlado por el hemisferio derecho del cerebro y está relacionado con los sentimientos de las personas a quien quieres y amas, padres, hermanos, pareja, hijos, creatividad, emociones y sentimientos de afectividad, sentimientos más femeninos (Yin) todo lo que te llega al corazón y quieres de verdad, incluido tú mismo. El izquierdo del cuerpo es el lado receptor y sensible, la mano que recoge. El lado derecho del cuerpo funciona desde el cerebro izquierdo y está relacionado con los números, las cuentas, el dinero, la razón, la lógica, el trabajo, las obligaciones laborales, la agresividad, el control, el orden, y con todo lo exterior de puertas para fuera, los amigos, los colegas, los compañeros de trabajo… También representa la voluntad masculina (Yang), imposición, poder, deseo de poder, de actuar, actividad racional.
Si te golpeas en los pies: representan tu avance, tu estabilidad, tus decisiones o dirección en la vida, y si el golpe es en el pie izquierdo o el derecho indica si es causado el moretón o hematoma por conflicto con los que amas y quieres o por el trabajo o los amigos…Los pies representan la constancia, firmeza, continuidad, persistencia, arraigo, poner los pies en la vida, estar con los pies en la tierra con el sentido de la realidad, defender puntos de vista, estar a los pies de alguien, definir el estatus social mediante los pies, a sus pies, también echar a alguien con el pie, con la punta del pie, el vencedor que le pone el pie en el cuello, los ganadores de trofeos se ponen con un pie encima de su presa, pero también los pies representan un gesto de humildad: estar a los pies de alguien, el lavado de pies. Los pies son nuestras aletas para movernos. Piernas: si golpeas tus piernas indica tus creencias en la vida, los cambios de opinión, las decisiones nuevas, cambio de rumbo y la confianza en ti mismo. Las piernas representan el movimiento y el avance, la estabilidad, la independencia, la capacidad de aguante y la marcha erguida: echar piernas, irse por piernas, tener piernas. Ayudar, las piernas dan la fuerza para pisar, se extienden para echar una zancadilla, tener impedimentos. El estado de las piernas indica cómo te va la vida, cómo progresas, cómo soportas la vida, demostrar tu capacidad de aguante, soportar la vida y hacer los cambios necesarios en el camino. Ingle: si golpeas en tu ingle indica tus ideas sobre la sexualidad, en la manera como te relacionas de manera íntima con otros, vulnerabilidad, límite de la capacidad de carga física, sensibilidad y unión del vientre con las piernas. Zonas erógenas o genitales: indica nuestra forma de actuar en la sexualidad, de cómo nos relacionamos con otros en la intimidad, de cómo transmitimos el placer y cómo nos sentimos con el tema de la garantizar la reproducción, la fertilidad. Caderas: si te golpeas en las caderas indica los saltos que quieres dar en la vida, si te impiden tomar decisiones los demás o si dependes de otros, las prisas por conseguir algo ya, rápido, la capacidad de ser auto suficiente. Caminar o avanzar a grandes pasos, radio de acción, dar los primeros pasos, ascenso tanto en lo pequeño como en lo grande, en lo bueno y en lo malo, sobrepasar, exageraciones, excederse, preocuparse de que algo avance o fluya como si estuviera engrasado. Manos: la capacidad de dar y de recibir tanto afecto, cariño y amor, como todo lo material, dinero, objetos, propiedades, o la capacidad para trabajar o hacer otras cosas. Agarrar, poseer, poner la mano en algo, echar mano, estar con las manos vacías, estar en buenas manos, pasar la mano a alguien, se le pasó la mano (abusó) pedir la mano, llegar a las manos, protección y ayuda, tender la mano a alguien, echase una mano, tomar sugerencias, e ideas, comprender y soltar, las manos como la herramienta más importante, dar y recibir, tomar algo en las manos, la comunicación mediante gestos, cuando gesticulamos con la mano izquierda viene del corazón, con mano tranquila, bajo mano, de mano firme, darse la mano, honradez, la mano abierta, de primera mano, tener las manos limpias, el puño cerrado, poner la mano encima de alguien, comer en la mano de alguien, tener a alguien en la palma de tu mano, tener en sus manos, tener la vida bajo la mano, las manos también representan la manipulación, la habilidad, el contacto, la comunicación y la dedicación. Mano izquierda: golpearse en la mano izquierda indica la capacidad de recibir lo que deseamos o podemos tocar y acariciar. Mano derecha: golpearse en la mano derecha indica la necesidad de dar a los demás lo que se tiene reprimido, o lo que se desea dar y no se puede o no te dejan. Antebrazos: golpearse en ellos indica cómo nos sentimos en relación al trabajo que realizamos, son la fuerza de palanca, cómo avasallamos al mundo o lo atraemos, si estamos de acuerdo con el esfuerzo que realizamos para cumplir nuestros objetivos, para materializar nuestros deseos. Indican también nuestra capacidad de acción y de mediar en los asuntos que se están manejando. No quedarse con los brazos cruzados. Brazos: golpes en los brazos indican la capacidad de dar y relacionarnos afectiva y emocionalmente con las personas de nuestro entorno, la fuerza (bíceps), la resistencia, el poder, perseverancia, sujetar, elevar, expulsar a los enemigos, poder de luchar, comenzar una discusión, la capacidad de resistir las presiones, influir en los demás, caer en brazos de alguien, tomar del brazo, lanzarse a los brazos de alguien, brindar apoyo, abrazar o mantenerse a distancia de alguien. Abdomen: golpes en el abdomen indican cómo están nuestros sentimientos y nuestras emociones, cómo afrontamos los problemas, cómo aceptamos y digerimos los acontecimientos que vivimos en nuestro día a día, la capacidad que tenemos para que no nos afecte el comportamiento de las personas con las que convivimos y de no irritarnos con los acontecimientos que se nos presentan, de no preocuparnos en exceso. Estar abiertos o tragarse algo para uno mismo, estar enojados, emociones tragadas, ganas de satisfacción. Espalda: indica sentirse viejo (los años pesan en la espalda) la espalda es la portadora de las cargas de la vida, esfuerzo, encorvarse por alguien o erguirse, respaldarse en algo o en alguien, la espalda representa la sinceridad, la capacidad de llevar y soportar, capacidad de aguantar (rendimiento) de trabajar, de hacer las cosas que deseamos hacer, en la espalda se encuentra la base de nuestros valores, principios y de nuestras creencias. Pecho: indica nuestra autoestima, orgullo, la fuerza de voluntad, seducción, y en la mujer también la maternidad y el atractivo sexual. Hombros: capacidad de cargar con los obstáculos de la vida, llevar un peso sobre los hombros, postura ante la vida (hombros anchos o estrechos) postura frente a otras personas, mirar por encima del hombro, competir (estar hombro con hombro) hombros caídos = a resignación y sentimientos de inferioridad, mirar a alguien por encima del hombro (ser arrogantes y creídos), dar a alguien unos golpes en el hombro para alagarlo o rebajarlo. Los golpes en los hombros representan la capacidad que tenemos para soportar las cargas que llevamos en la vida tanto nuestras cargas como las de los demás, los hombros soportan y arrastran cargas y reflejan la postura interior de la persona, y la expresividad de las manos, el pecho da libertad de actuación a los brazos. Labios: representan nuestra sensualidad y capacidad para expresar, con los labios probamos, acariciamos y besamos. El labio superior está relacionado al estómago, a lo que digerimos o toleramos, y el labio de abajo está vinculado con el intestino grueso o colon, al estado del intestino y de cómo eliminamos las emociones y lo que no nos sirve, o a quien nos molesta en nuestra vida. Los golpes en los labios pueden indicar capacidad de entrega o carácter débil. Los labios también son una forma de contacto sensorial, comunicación sensorial. Rostro: es nuestra tarjeta de visita, lo que primero mostramos a los demás, es nuestra expresión y nuestro barómetro del humor que tenemos, ser un libro abierto o tener cara de póquer. Girar la cara o perder la cara, mostrar el verdadero rostro, poner a mal tiempo buena cara, auto expresión.
error: Este contenido está protegido
Ir arriba