Hemorragias después de las relaciones sexuales

Oponer resistencia al macho retador, desear, pero no poder abrirse, autocastigo por un placer inconfesado, deseo inconsciente de pureza eterna. Algunas mujeres suelen tener hemorragias después de mantener relaciones sexuales con su amante sin atreverse a confesarlo a su esposo, y pueden tener manchados de sangre frecuentes y prolongados durante el mes por tener culpabilidad al sentir placer con el amante a espalda del esposo. 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba