Sube la presión arterial  por vivir continuamente en gran tensión, o la tendencia genética a tomarte la vida con gran tensión y tomarte las cosas que vives con demasiada importancia, vives un flujo emocional demasiado fuerte y la sangre se calienta y la presión aumenta. Muchas personas con hipertensión viven alguna emoción fuerte y tienen una emoción antigua que no se han resuelto, que no se ha liberado. La hipertensión afecta sobre todo a las personas que reprimen sus emociones o conservan secretos tristes, secretos de culpabilidad o de rencor. Muchas personas ya han heredado los secretos de familia por los genes, secretos no liberados de grandes rencores guardados, o culpabilidad por haber actuado de alguna manera. Te sientes culpable por haber dejado a la familia tirada. Antiguamente había que salvar el honor y la reputación de la familia y hay muchas historias de chicas jóvenes que se quedaban embarazadas y tenían que dejar que su madre reconociera el niño como hijo suyo. Traiciones familiares, haber sentido impotencia por violencia doméstica, o tu padre te pegaba mucho, abusos sexuales, sentir gran rencor hacia alguien hace que se mantenga la tensión arterial elevada, el rencor produce resquemor  y eleva la tensión arterial. Las personas que sienten una gran emoción que sigue perturbándole sufren de hipertensión. Muchas veces lo que se hereda genéticamente es la tendencia del carácter a tomarse las cosas con demasiada importancia y a no perdonar, por eso es normal ver a padres, hijos, nietos, y todos con la tensión arterial elevada, todos heredan la hipertensión porque todos tienen el  mismo carácter de rencor y de tomarse la vida con demasiada tensión y demasiada importancia. Así que lo mejor es no guardar secretos con gran carga emocional, y dejar de reprimir tus emociones, y sobre todo no guardar rencor por nada, perdonar y aceptar que cada cual sea como es.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba