Lupus eritematoso

El lupus es una enfermedad cutánea invasora y destructiva que afecta sobre todo a mujeres, con manchas rojas que se descaman y que pueden afectar a cualquier órgano, al torso y espalda, dedos, pero en la mayoría de los casos afecta al rostro.

Es una enfermedad autoinmune crónica que daña el tejido conjuntivo, y como en todas las enfermedades autoinmunes, tu sistema inmunitario ataca a tu cuerpo, lo que quiere decir que tú mismo a nivel inconsciente te autodestruyes.

El lupus eritematoso crónico provoca enrojecimiento en la cara en forma de mariposa que indica muchas veces un ataque a la integridad o a la honradez de la persona.

El lupus eritematoso diseminado aparentemente parece igual en el rostro pero presenta también una alteración grave con fiebre, dolores articulares, problemas renales, cardíacos, etc. Este segundo tipo de lupus es provocado por conflictos grandes de desvalorización, ataque a la integridad, honradez y miedo a ser descubierto, desenmascarado.

La causa del lupus principalmente es renuncia a la vida, rabia, cólera y castigo, haber vivido una gran desvalorización por haber pensado que eras una deshora para la familia. También puede ser impotencia y castigarse a sí mismo por no defenderte de las personas que te oprimen.

A veces sucede a personas que no fueron deseadas antes de nacer, esa emoción se la trasmitió durante el embarazo y sienten culpabilidad de haber nacido, tal vez porque nacieron después de la muerte de un hermano, la persona con lupus siente un deseo de autocastigo y la necesidad de no permitirse ser feliz, se autodestruye. No siente ningún motivo ni razón para vivir y prefiere morir, aunque quiere buscar y tener una razón para vivir, pero no la encuentra. Para tener esa actitud autodestructiva debe de haber vivido unos comienzos difíciles en la vida.

Tienes la cara marcada de rojo por la agresión que no has vivido, tu interior ataca violentamente tu piel, tu frontera, tus fuerzas defensivas se dirigen contra tus propias estructuras en lugar de dirigirse contra los enemigos exteriores, y te conviertes en tu propio enemigo, te devoras a ti mismo por la rabia reprimida, por la agresión reprimida, tu corazón se ha convertido en un pozo negro, en lugar de vivir hacia el exterior haces que tus fuerzas vitales, tu ira, ataquen a tu propio corazón desde el interior. Y tus riñones que son órganos del equilibrio y del compañerismo se convierten igualmente en rabia, en ácido haciendo una guerra interna destructiva.

Solución emocional: nunca es tarde para dejar de creer que la vida no merece la pena vivirla, debes dar un cambio interno y un paso firme que te lleve lejos, que te dirija a lo que quieres y deseas.  Debes mostrar tu propio rostro, tu verdadero rostro, con toda trasparencia y franqueza, con sinceridad dejando que la energía bloqueada salga a la superficie, ponte roja de entusiasmo y no roja de ira y rabia inconsciente, entusiásmate con la vida, visualiza e imagina la vida que deseas, ocúpate de ti misma descargando con ello tu sistema inmunológico, analiza los temas de pareja, tus sentimientos y lo que sientes desde tu corazón. Plantéate con valentía tu aspecto, el comportamiento de pareja y tus sentimientos y emprende una reestructuración y cambio activo.

Si cambias tu conversación interior, tu dialogo interno es el paso clave para sanarte, repitiendo frases para reprogramar tu mente subconsciente, para instalar unas nuevas creencias que te llevarán a la sanación, para ello te recomiendo hacer tapping (técnica de liberación emocional) repitiendo frases como:

  • -Me amo y me acepto completamente.
  • -Me hago valer libremente.
  • -Tengo poder.
  • -Soy libre.
  • -Estoy a salvo.
  • -Me merezco ser feliz.
  • -Me perdono y perdono a mis ancestros o antepasados.
  • -Soy digno de vivir la vida que deseo.
  • -Yo elijo cómo quiero vivir mi vida.
  • -Mi cuerpo se sana.
  • -Consigo un perfecto estado de salud.
  • -Soy feliz, tengo prosperidad y alegría.

“Si haces ayunos puedes tener la posibilidad de volver a encontrar lo esencial en ti, lo que hay dentro de ti, purificas tu cuerpo y tu subconsciente, tu alma”.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba