Manchas y lunares en la piel

Tanto los lunares como las manchas en la piel pueden desaparecer de forma espontánea, en cualquier momento.

Cualquier alteración de la piel como las manchas o los lunares que afectan a la estética indican que no te gustas o no te aceptas en un área de tu vida relacionada con esa parte, o que no te gusta alguna parte de tu cuerpo. Puede que te consideres feo o fea en esa área donde aparece la mancha, juzgas o criticas demasiado lo que ves de ti y te consideras inadecuado, feo o desagradable en el área de tu vida que simboliza la parte del cuerpo en la que está la mancha o lunar. Un lunar representa un juicio leve o pequeño que has hecho de ti mismo, pero una mancha grande o incluso un melanoma indican un juicio o crítica mucho más severo o grande que has dirigido hacia ti.

Muchas manchas también salen por tener ira y rabia acumulada en forma de cálculos biliares en la vesícula y vías biliares del hígado, es normal tener manchas en la cara, en las manos, brazos, omóplatos si acumulas cálculos biliares, y al ir haciendo limpiezas hepáticas van desapareciendo esas manchas de un día para otro a medida que el cuerpo va eliminando los cálculos biliares o piedras.

Si tienes lunares rojos que tienen circulación sanguínea significa que tu juicio o crítica hacia ti te hace perder alegría, tu alegría es tu energía vital (tu sangre) derramada en los lunares rojos y te salen por preocupaciones y porque te callas los juicios que tienes sobre ti mismo.

Si la mancha o el lunar crece es porque cada vez te juzgas más en esa parte de ti, de tu ser, te falta amor propio, quererte más. Si por ejemplo, el lunar o mancha aparece en una pierna está relacionado con juzgarte a ti mismo por no haber avanzado en la vida como deseas, o por no haber tomado otra dirección.

Las manchas en la cara normalmente están relacionadas a la vergüenza, humillación y rencor, te preocupa mucho tu imagen hacia los demás, ves algo en ti feo de cara a los demás. Has vivido alguna situación en la que te has sentido humillado, o han abusado de ti dejándote un sentimiento de vergüenza.

Si las manchas están en la zona genital indican que no aceptas tu forma de disfrutar el placer o las relaciones sexuales, algo te avergüenza relacionado a las relaciones, tal vez te da vergüenza mostrar ciertas partes o formas de ti por si te rechazan.

Analiza la zona donde tienes las manchas o lunares y busca el significado de esa parte de tu cuerpo para ver en qué área de tu vida no te has mostrado como creías que debías mostrarte, o te has avergonzado por alguna parte de ti o una actitud tuya.

Solución emocional: debes apreciarte y aceptarte como eres, mira tu belleza interior y exterior y no te compares tanto con los demás. Si tienes manchas grandes o graves, debes cambiar la creencia que te hace guardarte la tristeza y la ira acumulada, se tú mismo y expresa lo que sientes hacia los demás.

Averigua en que época de tu vida aparecieron las manchas o los lunares y analiza en qué te consideras menos capaz, menos digno, más feo o desagradable, ¿qué es lo que no te no te gusta de tu ser, de tu cuerpo o de tu forma de ser o actuar? por qué temes que te critiquen o te juzguen y te empeñas y esfuerzas en ser perfecto?

Busca tus creencias limitantes que te hacen creer que no eres como deberías ser, o crees que no le gustas a la gente.

Ámate y quiérete como eres.

Si las tienes en la zona genital muestra tus gustos a tu pareja y disfruta de tu cuerpo. Haz relajación mental profunda pensando cosas bonitas hacia tu cuerpo y tu piel para que tus células se alegren y se regeneren, halágate mentalmente con frecuencia. Dedica un tiempo a la meditación positiva hacia ti y hacia tu cuerpo con palabras de amor hacia ti, de cosas bonitas, no te juzgues mal, ten pensamientos positivos y amorosos hacia ti.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba