Músculos, problemas musculares

MUSCULOS, PROBLEMAS MUSCULARES

Esta interpretación se refiere a todos los músculos del cuerpo que presenten dolor, tensión o cualquier tipo de molestia o lesión, todos los músculos que movemos por nuestra propia voluntad.

Los músculos representan el desarrollo de la fuerza, la polaridad entre tensión y relajación. El estado de los músculos nos indica cómo conquistamos y nos desenvolvemos en el mundo exterior, la flexibilidad, la actividad, y la movilidad nos dicen cómo nos adaptamos al mundo.

Si tienes problemas musculares te están indicando que tienes una falta de voluntad o motivación para actuar en la vida o para avanzar en lo que tú deseas, y posiblemente sea por un miedo que te bloquea.

Los músculos representan el esfuerzo y la motivación ya que están formados por células que transforman la energía química en energía mecánica, esto quiere decir que los músculos transforman el pensamiento en acción, lo que tú piensas hacer los músculos te ayudan a llevarlo a cabo porque forman una reserva de energía. Por eso los músculos tienen una función de recuperación, para recuperarse y volver a disponer de esa reserva de energía.

Cuando una persona tiene miedo de fracasar o no estar a la altura por desvalorización, siente una falta de empuje, puede tener atonía muscular o pérdida de peso, porque siente en su interior que no vale la pena hacer músculos si está seguro de no ganar la batalla.

Toda persona debe encontrar metas, objetivos o deseos que le motiven de verdad y confiar en su fuerza y capacidad para avanzar con voluntad y empeño.

Los músculos te permiten moverte o mover una parte de tu cuerpo cuando lo deseas mediante tu voluntad, por eso cuando hay problemas musculares está relacionado a falta de voluntad o de motivación para actuar. O te desvalorizas y te sientes impotente para realizar alguna actividad física.

Cuando tienes cualquier dolor muscular significa que te sientes culpable por hacer lo que quieres y actuar en lo que deseas hacer o en lo que te apetece, siempre es culpa relacionada con la parte del cuerpo donde aparece el dolor, solo hay que interpretar lo que significa cada parte del cuerpo.

Si tienes debilidad muscular te indica que no confías en tu fuerza, en tu capacidad y que no tienes suficientes motivos que te entusiasmen para moverte o avanzar hacia lo que deseas en la vida, es una desgana por la vida. Y al no tener suficiente voluntad mental tus músculos se cansan y se debilitan para indicarte que necesitas una chispa interior, necesitas un impulso que te haga coger fuerza interior para actuar.

Muchas personas tienen miedo de llegar a la meta que desean porque tienen otras contradicciones, o porque creen que va a suceder algo malo si consiguen hacer realidad sus sueños.

Pero con el dolor y el problema muscular tu cuerpo te está recordando que es importante que des un cambio interior, porque es necesario para ti actuar y avanzar, tu ser interior te está expresando lo que debes hacer dependiendo del músculo o cadena muscular que esté afectada.

Por ejemplo:

Si el dolor o problema muscular es en la pierna izquierda es porque necesitas confiar en tu fuerza de voluntad para avanzar hacia tu futuro afectivo, sentimental, familiar, de pareja, o en tu vocación, buscando nuevas metas que te inspiren.

Si el problema es en la pierna derecha es porque necesitas confiar en tu fuerza para avanzar hacia tu futuro laboral cambiando de dirección o iniciando nuevos proyectos o tácticas que te generen un cambio en tu economía.

Si el problema o  dolor lo tienes en los músculos de los brazos es porque necesitas actuar más en el momento presente como deseas, lanzarse a los brazos de alguien, abrazar o mantenerse a distancia, brindar apoyo, dejar de resistirse a las presiones de alguien, expulsar a los enemigos de tu lado, o abrazar una situación nueva con amor, confiando en que cuando dirigimos nuestras energías hacia lo que nos gusta y nos motiva, lo conseguimos hacer realidad.

Si tienes problemas en los músculos de la cara es porque deseas expresar más tus emociones, pero no lo haces, no te permites expresarlas por miedo al qué dirán y a que te juzguen, pero debes buscar el valor para expresar tu verdad.

Si tienes problemas en los músculos del abdomen puede indicarte que crees que alguien te puede lastimar porque eres demasiado vulnerable y se te hiere con mucha facilidad, y debes empezar más a confiar en tu ser interior y en tus capacidades intuitivas, en tus instintos.

Los problemas y dolores en tus músculos te están diciendo que confíes en ti y creas en hacer realidad tus deseos, y que te pongas metas que te ilusionen y actúes para avanzar y poderlas hacer realidad.

Si tienes miopatías o enfermedades musculares siempre están relacionadas con la pérdida de motivación, sobre todo cuando hay pérdida de tono muscular (miatonía) o pérdida de fuerza muscular (miastenia), o porque no valoras los esfuerzos que realizas, no te das valor. Sueles sentir que todos los esfuerzos que has hecho en un determinado trabajo, proyecto o empresa son inútiles.

Cuando tienes fatiga (cuando no es por un exceso de actividad) sino fatiga generalizada sin motivo, sueles cansarte y sentir fatiga por una falta o pérdida de motivación. O también puede ser una manera de querer huir de lo que nos resulta pesado o de lo que nos hace daño. Te sientes cansado porque en realidad te gustaría poder dormir y al despertarte ver que todo ha cambiado en tu vida y se ha arreglado.

Muchas veces pierdes la motivación por algún trabajo y dejas de querer ir en la línea que te has propuesto o comprometido, has cambiado y eso te hace tener fatiga. Pero es el momento de que lances un nuevo desafío, de que te pongas un nuevo objetivo o encuentres una esperanza a la que agarrarte, una esperanza a la que aferrarte para salir de la fatiga y el cansancio.

Mialgias y dolores musculares en general, indican que el miedo te paraliza, la mayoría de los dolores musculares están relacionados con el miedo, por eso los dolores en las piernas siempre están relacionados con el miedo a avanzar, miedo a ir hacia delante en algún área de tu vida.

Las mialgias también pueden indicar que la persona tiene una gran fatiga por falta de descanso.

Cuando tienes miedo de no llegar a cubrir las necesidades, cuando tienes miedo de que te falte tiempo o dinero también puede causarte mialgias o dolores musculares.

Los calambres se producen cuando el miedo es más intenso, y en este caso se provocan contracciones involuntarias y dolorosas en el musculo. Estos calambres están relacionados con la tensión que te causa el miedo que te provoca cualquier situación que estés manejando en tu vida. Dependiendo donde se produzcan los calambres indican el tipo de tensión que estás viviendo actualmente.

Por ejemplo: los calambres en los dedos se producen cuando te preocupas en exceso por los detalles y buscas la perfección.

Y si los calambres son en la cabeza te indican que debes relajarte porque estás demasiado tenso porque tienes demasiadas preocupaciones.

Los calambres siempre indican que se tiene miedo y excesiva tensión en este momento.

Si los calambres son en las piernas, pantorrillas suelen ser por falta de sales minerales y magnesio que se pierden con las preocupaciones, es un signo de tensión emocional contenida, miedos, estar tenso, no poder más, no lograr dar el salto en la vida. Con frecuencia en el embarazo dan estos calambres porque el embarazo no permite dar grandes saltos o grandes pasos.

Si tienes un desgarro muscular o rotura violenta de fibras musculares es porque estás indignado, y furioso porque todos los esfuerzos que haces no producen el resultado que deseas.

Si tienes miositis (inflamación de un tejido muscular) te está indicando la rabia y la ira que sientes por todos los esfuerzos que tienes que hacer en un trabajo en el que te sientes obligado a cumplir, pero es un trabajo que no te motiva ni te apetece.

La fibromialgia es otro síntoma de dolores musculo-esqueléticos en la que las personas que la padecen tienen dolores en todo el cuerpo porque se sienten desvalorizados e impotentes cuando intentan ser comprendidos. Se sienten culpables en las dificultades que tienen en sus relaciones con los demás, son personas que se sienten tan culpables que se auto-castigan con estos dolores.

La fibromialgia la tengo biodescodificada de forma completa y extensa en un vídeo, y en el diccionario bioemocional.

Qué debes hacer si tienes dolores o problemas musculares:

– Debes identificar y hacer memoria de cuándo fue el momento o la época en la que te apareció el síntoma o dolor en tus músculos.

– Analiza en qué situación creíste que ya no tenías metas o ilusión para lograr algo que deseabas, debiste desilusionarte y perder la motivación poco antes de que apareciera tu dolor o problema muscular.

– Analiza lo que pasó en aquel momento que te hizo perder la ilusión y rendirte, o te hizo dudar de tu capacidad para lograr algo relacionado a la parte afectada por el problema muscular que tienes.

– Toma conciencia si ya no tienes ilusiones o ya nada te motiva o crees que no puedes lograr nada bueno en la vida.

– Analiza si al no conseguir lo que deseabas en la vida ya has perdido el interés en desear cosas grandes y buenas para ti.

– Analiza si hay algo o alguien que te frena o te impide que hagas lo que realmente te gusta, y al no poderlo hacer pierdes tu fuerza y tu entusiasmo generándote problemas musculares.

– O tal vez no has encontrado nada que te inspire porque estás demasiado distraído con demasiadas cosas, pero ninguna te llena de verdad.

– O tal vez tú seas de las personas que como has fracasado algunas veces, ya no quieres seguir intentándolo y has optado por dejarte consumir y dejar que la vida te lleve sin ninguna pasión y sin ninguna ilusión.

Solución emocional: para sanar los problemas musculares hay que cambiar las creencias rápidamente, y elegir confiar en tus sueños, en tu capacidad y en tu fuerza para hacerlos realidad.

– Todos tenemos la capacidad de hacer realidad lo que deseamos si nos lo proponemos y confiamos ciegamente en que los vamos a conseguir, hay que creerlo antes que verlo. Todos tenemos en nuestro interior la capacidad y la fuerza divina para conseguirlo.

– Tienes que saber que no es tu dolor o debilidad muscular lo que te impide moverte, lo que te impide moverte es tu debilidad interior, ocasionada por un miedo a llegar a tu meta, porque tu cuerpo te está diciendo que avances, que vuelvas a establecer contacto con tu voluntad, y hallar una buena razón que te motive para poder dirigirte a lo que realmente quieres.

– Eres capaz como todo el mundo de encontrar lo que te ilusiona y te motiva, y puedes elegir tomar otras decisiones diferentes para conseguir tus metas, solo tienes que escuchar y dejarte guiar por tu intuición, pendiente de cada una de las señales que te llevarán a un destino maravilloso.

– Debes aceptar con el perdón y amor, todos tus errores y experiencias del pasado y perdonar a todas las personas. Todos los dolores musculares se liberan y se quitan cuando te perdonas y perdonas a los demás, y te permites actuar y hacer lo que desea tu corazón, confiando y creyendo que todo va a salir bien, con la mente siempre positiva.

Escucha a los deseos de tu alma.

– Es muy fácil encontrar cuál es tu pasión, solo tienes que ver a qué áreas les prestas más atención y más energía, en qué cosa empleas más dinero y más tiempo, en qué cosa es en la que más piensas y de la que más hablas, ahí es donde está tu pasión.

– Medita y reflexiona sacando conclusiones sobre cuál es el sentido de tu vida y cómo desearías usar tu tiempo, tu energía y tu vida para servir al mundo de la manera que se te ocurra, solo necesitas proponértelo e ilusionarte de verdad y encontrarás la manera de hacerlo realidad.

– Que no te importe equivocarte las veces que sean necesarias mientras avanzas hacia tu meta, cada vez avanzarás más y fluirás con la vida queriéndote y amándote, y haciendo lo que deseas hacer. Las personas que consiguieron grandes cosas son las que se equivocaron muchas veces y aprendieron de sus errores. Los que no se permiten salir de su zona conocida de confort por no cometer equivocaciones nunca llegarán a tener nada grandioso en sus vidas.

– Así que intenta hallar una buena razón que te motive para volver a dirigirte hacia lo que realmente quieres, y verás como tu vida cambia y tus dolores y problemas musculares desaparecen milagrosamente en pocos días.

 

 

 

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba