Nefritis

La nefritis es la inflamación de los riñones, y se relaciona con frecuencia a vivir grandes decepciones y frustraciones con respecto a las ideas que nos hemos hecho que nos causan miedos, inseguridades y angustias frente a la vida, esto sucede porque esas frustraciones y decepciones las has reprimido dentro de ti. Y esto ha hecho que te vuelvas exageradamente nervioso y sobre excitado frente a algo que te preocupa, que hace que te sientas impotente, sientes miedo a lo que te pueda llegar porque no confías en la vida.

La inflamación es una reacción normal y necesaria del organismo para evitar que agentes patógenos entren en la zona afectada, y el cuerpo actúa creando inflamaciones cuando estás encendido de ira y rabia contra alguna situación o contra alguien que te ha causado ira, te ha puesto rojo e inflamado de ira.

Las frustraciones y decepciones puede que las vivas por tener algún conflicto del pasado reprimido y no resuelto como algún complejo sexual, o has vivido algún sentimiento de pérdida afectiva que no has aceptado y te causa miedo e irritabilidad.

Los riñones son el filtro de tus emociones y si tus riñones están mal tendrás tendencia a vivir extremos, o te vuelves muy crítico y autoritario, o al revés, te vuelves sumiso, indeciso, sintiéndote impotente y viviendo una decepción tras otra, sintiendo que la vida para ti es injusta, y eso hará que tengas dificultad para tomar decisiones, te fallará también tu fuerza de voluntad, y al sentirte mal atraerás a tu vida más circunstancias para que te sientas mal, porque atraemos por ley de atracción todo aquello que vibra en nuestra misma frecuencia de onda.

Solución emocional: si tienes los riñones inflamados debes preguntarte qué es lo que te angustia y qué frustración no has podido superar, pero debes ser sincero y claro contigo mismo, averiguar el conflicto que te provoca una enfermedad es el primer paso para sanarla y muchas veces es suficiente con eso, otras veces debes aceptar que las cosas sean como son, acepta lo que has vivido como parte de tu crecimiento personal y evolución, debes saber que tú eres el único que puede cambiar las cosas, tus dolencias o enfermedades y tu vida, nadie más tiene poder sobre ti. Debes pensar y replantearte tu relación con las personas de tu entorno, asumiendo y descubriendo tus verdaderas necesidades. Debes tomar la responsabilidad de tu vida y dejar de culpar a los demás por lo que te sucede, nadie tiene obligaciones contigo, debes ser capaz de asumir tus obligaciones y tus elecciones. Colabora al 100% con la vida y tendrás unos riñones sólidos y sanos. Mira al futuro con calma y flexibilidad, es solo cuestión de tomar conciencia y cambiar la actitud, a los riñones no le gusta la velocidad, ni el nerviosismo, ni el estrés, los riñones necesitan calma y que confíes en la vida.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba