Obesidad, tendencia a engordar

La tendencia a engordar se relaciona con los estados de ánimo. Las personas con sobrepeso intentan una y otra vez adelgazar y vuelven a engordar, entrando en un círculo de frustraciones y ansiedad por conseguir el peso ideal sin éxito. Y es que detrás del sobrepeso siempre hay conflictos emocionales que está manifestando el cuerpo a través de la obesidad o de la tendencia a engordar, son bloqueos mentales emocionales.

Hay varios motivos que causan el sobrepeso. Algunas personas han engordado como necesidad inconsciente de protección ante abusos, críticas o insultos. Otras personas engordan con facilidad porque en su interior hay una necesidad de protección sexual y de las insinuaciones sexuales, engordan como medio de huir o evadir tener relaciones sexuales. Algunas mujeres que no desean tener relaciones, a nivel inconsciente su cuerpo actúa cogiendo kilos de más para resultar menos atractiva al macho y dejar de sufrir con el conflicto emocional de tener que fingir con la frecuencia de las relaciones sexuales. También puede acumular una persona grasa para rehuir del contacto sexual por temor a ser engañada.

El miedo en general a la vida y tener una incertidumbre constante por la vida te hace coger peso con mucha facilidad. Cuando una persona se siente insegura o incómoda tiende a aumentar de peso rápidamente. Y del mismo modo, cuando la amenaza desaparece, el exceso de peso se va también, o ya no se tiene esa tendencia excesiva a engordar, se mantiene el cuerpo más estable.

Las personas con sobrepeso suelen sentirse desprotegidas, y normalmente suelen ser personas con carencias afectivas e insatisfacción sexual. Y su cuerpo convierte la comida en un sustituto para la insatisfacción.

Muchos niños que no tienen el afecto que necesitan en el entorno familiar engordan con facilidad. Incluso personas que hoy son obesas de pequeños eran desplazadas en la familia, tal vez por ser demasiados hermanos o tal vez porque sus padres por el trabajo o por cualquier motivo no sabían darle el afecto y la protección que necesita cualquier niño pequeño.

Otros niños engordan para no ser vistos en el colegio, para pasar desapercibidos porque se sienten desvalorizados, incluso reciben acoso escolar por parte de otros niños.

Pero lo mismo que una persona engorda para no ser vista, para no resultar atractiva a los demás, también puede engordar excesivamente para todo lo contrario, para ser vista, para hacerse notar.

Muchos empresarios obesos han puesto kilos de más para darse importancia, porque están desvalorizados o tienen que hacer un esfuerzo para hacerse notar, para ser aceptado en un círculo social o en un grupo de personas. Esto suele pasar también en el esposo que quiere ser aceptado por la familia de la mujer, o la mujer que tiene que hacer maravillas para caer bien a la familia de su esposo.

Vemos en la naturaleza a los animales o a los humanos cómo los recién nacidos se quedan pegados a su madre desde que nacen hasta que pueden valerse por sí mismos para explorar o sobrevivir. Y las personas cuando se sienten solas o abandonadas (real o simbólicamente) automáticamente les invaden el sentimiento de estar en peligro sin la ayuda del clan o la familia. Se sienten solos. Esto se ve en hombres o mujeres que tienen una relación de pareja sin afecto, sin amor, después de años sólo están por conveniencia o por costumbre pero ya no hay afecto, y si te sientes solo cogerás peso con facilidad, sobre todo si tienes que luchar por la subsistencia. Un bebé es incapaz de defenderse ni de alimentarse, para un bebé tener garantizado el alimento es esencial. Por eso las personas que tienen estrés por abandono o soledad lo canalizan sobre todo comiendo y almacenando reservas. Cuando una persona se siente sola y  sin cariño afectivo su cuerpo instintivamente tiende a generar reservas alimenticias y a almacenar grasas porque no sabe cuándo volverá a comer, cuándo volverá a comer alimento afectivo.

También hay que tener en cuenta que cuando se siente una sensación de abandono o de peligro hará que se cierren los conductos renales para retener el máximo de agua en el interior del organismo, porque el agua es necesaria para sobrevivir, y en este caso se crea un sobrepeso por retención de líquidos, y la persona retendrá mucho líquido a diario.

Cuando los padres no cumplen bien si función de padres por el trabajo o por cualquier motivo, padres que están ausentes, los hijos se sienten más indefensos y su inconsciente biológico les hace coger kilos de más con facilidad porque detectan que pueden ser atacados, y siendo más voluminoso es más fácil que el clan o la madre lo encuentre.

La actitud más masculina de defensa y ataque causa sensación de abandono y hace acumular grasa para aparentar fortaleza.

Y la actitud más femenina  de predisposición a la huida, también causada por situación de abandono y peligro, la respuesta biológica del cuerpo será la de pasar desapercibida para poder huir con mayor rapidez, manifestándose en un cuerpo más ligero, que en casos extremos puede llegar a la anorexia y la bulimia.

Cuando los animales en la naturaleza se preparan para el combate, primero intentan impresionar al enemigo pujando su pelo o sus alas para hincharse e intentar asustar al enemigo y evitar un enfrentamiento. Esto mismo sucede en las personas, cuando alguien intenta intimidar a sus rivales aumenta su tamaño a través de la grasa, aumentando de peso solo por tener un conflicto emocional de intentar aparentar más para defenderse mejor en esta sociedad cargada de depredadores que te la juegan a la mas mínima, si no andas con cuidado.

Muchas personas sienten desvalorización estética cada vez que se miran al espejo, se ven mal, muchas veces provocado por alguna situación vivida donde se recibió algún insulto o alguna humillación, y en este caso también engordan con facilidad para aumentar de tamaño y aparentar fortaleza y seguridad, aunque a la vez uno mismo no se guste cuando se mire al espejo. Esto provoca que el páncreas segregue mas glucagón generando bajada de azúcar en la sangre, lo que hace que tengas más hambre y más ganas de comer. Y al verte gordo te provocas impotencia, te sientes inferior y eso hace que te vuelvas pesimista y que baje tu autoestima.

Cuando un niño no ha recibido alimento materno, no ha recibido leche materna por un destete prematuro o simplemente porque se le dio solo leches comerciales, y la madre pasó de darle la leche materna,  o no recibió suficiente afecto en su infancia ya sea por problemas de salud o por motivos laborales de la madre, en estos casos el niño no solo pierde el más valioso alimento como es la leche materna, sino que también pierde el contacto con la madre mientras es amamantado. Y eso suele condicionar la vida y su salud cuando es adulto, ya que tenderá de forma inconsciente a acumular reservas en forma de grasa (de alimento afectivo). Al no haber tenido cubiertas las necesidades básicas de cariño y afecto en la infancia, de mayor seguirá buscando ese antidepresivo que tiene el pecho materno como afecto y seguridad. Y así vemos a muchas personas que no tuvieron suficiente afecto materno y hoy día tienden a consumir dulces en sustitución del afecto materno, o consumen carbohidratos refinados como símbolo de protección.

Muchas veces cuando los padres o los adultos de su entorno tienen sobrepeso algunos niños se mimetizan inconscientemente para ser aceptados e integrados, y terminan también cogiendo sobrepeso esos niños.

Dependiendo de dónde se acumule esa obesidad o grasa indica los conflictos emocionales que no tiene resueltos.

Si la obesidad es sobre todo a nivel de abdomen: se puede deber a una alteración de páncreas y de la insulina. La falta de ejercicio, los estados depresivos y la tristeza suelen acumular grasa y líquidos en la zona abdominal y a veces en los muslos. Cuando se protege en exceso a los hijos, madres muy protectoras y con conflictos con los hijos, o querer proteger en exceso a los seres queridos hace que se acumule grasa en la zona del abdomen, barrigas muy pronunciadas. Cuando las barrigas se caen y cubren el pubis es un intento de proteger el pubis o la zona sexual, es porque se traen heredadas memorias de tocamientos sexuales, violación o incesto.

Cuando la obesidad está localizada en la zona alta del cuerpo, en el cuello, en la cara, los hombros y en la espalda puede ser causada por alteraciones en las glándulas suprarrenales y el cortisol. Suelen tener grasa en estas partes altas las personas que comen en exceso o las personas que tienen mucho estrés. Y también con la sobrecarga de responsabilidades, responsabilidad asumida en exceso.

Cuando la obesidad está localizada en la parte baja del cuerpo, en las piernas, en las caderas, en las nalgas, incluso la obesidad en los brazos también, puede ser causada por una alteración de las hormonas femeninas, los estrógenos y la progesterona que hace que salga celulitis en los muslos y caderas. Y esto es provocado por conflictos emocionales relacionados a la protección de la feminidad y relaciones sexuales como comenté al principio. Y también se acumula la grasa en estas partes del cuerpo por tener ira y rabia reprimida, por guardar mucho rencor y cólera hacia alguien. Personas que intentan aparentar otra cosa y acostumbran a disimular sus verdaderos sentimientos.

Detrás de toda tendencia a engordar con mucha facilidad o al sobrepeso y obesidad hay conflictos emocionales, situaciones y bloqueos personales o familiares que pueden estar afectando en el sobrepeso e impidiendo la toma de conciencia necesaria para resolver ese sobrepeso. Hay que analizar si hay falta de afecto y protección, o si la persona tiene una carga muy grande al ser el soporte del clan familiar, o está cargando con la responsabilidad del negocio familiar, etc.

Muchas veces el número de kilos que tiene la persona de sobrepeso nos da una orientación de la edad en la que surgió el trauma o el conflicto emocional que se esconde detrás de la enfermedad.

Lógicamente la comida de hoy día es un factor importante, sobre todo los alimentos procesados. Todo lo que está procesado y lleva conservantes, colorantes y demás aditivos destruye y descompensa toda la naturaleza dentro del organismo, alterando las emociones, el cuerpo y haciendo engordar. Eso por no hablar de los estragos que causa en el cuerpo y en el estado emocional el consumo de azúcar o alimentos con azúcar, el azúcar nos va envenenado poco a poco, es el asesino silencioso de hoy día, y hace engordar enormemente.

Hemos diseñado un audio subliminal recogiendo todos los posibles conflictos que hacen que una persona tenga obesidad, sobrepeso o que engorde con facilidad, con este audio le damos información a tu subconsciente para sustituir todas esas creencias instaladas,  conflictos,  miedos, rabia, inseguridades y necesidad de protección o afecto que puedas tener y que te conduce a no poder controlar el peso de tu cuerpo. Este audio subliminal va con unos mensajes ocultos grabados en altas frecuencias que sólo puede escuchar tu subconsciente. Al no poderlo oír tus oídos de forma consiente no opone resistencia, ni hace juicios la mente consciente y esos mensajes entran al subconsciente directamente para cambiar esos programas que te están creando el sobrepeso.

Ese audio subliminal también va acompañado de una frecuencia binaural que ya tenemos en nuestra página web y que funciona perfectamente porque está haciendo perder muchos kilos a las personas que la escuchan a diario. Esta frecuencia binaural está diseñada para actuar a nivel orgánico rompiendo y eliminando las acumulaciones de grasa sobrante en el cuerpo. Y actúa también sobre el hígado estimulándolo para que limpie del cuerpo los desechos que se generan.

Escuchar este audio subliminal con sonido binaural produce sensación de bienestar, tranquilidad y paz, y produce una estimulación pituitaria para segregar la hormona del crecimiento.

Con este audio subliminal estimulamos el metabolismo necesario para adelgazar, ya que el metabolismo se altera por los conflictos emocionales que hemos comentado y también se vuelve más lento con el paso de los años.

Hay que escuchar este audio 15 minutos antes de las comidas. Es muy importante que termines de escuchar este sonido binaural 5 minutos antes de las comidas, con lo cual si vas a comer a las 14:00 horas debes de empezar a escucharlo a las 13:40 horas, con el fin de terminar de escucharlo y comer enseguida, 5 minutos después.

Junto con este audio subliminal más el binaural para adelgazar va otro segundo audio subliminal pero sin frecuencia binaural, solo los mensajes subliminales más el adagio y el sonido del mar, para que los puedas escuchar durante más rato al día, incluso para dormir, al no llevar el binaural lo puedes escuchar durante varias horas al día y tu subconsciente cambiará los conflictos más rápidamente. Se aconseja escuchar los dos, el que tiene binaural y el que no lo tiene.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba