Parálisis facial

Romper la fachada exterior, se muestra el verdadero rostro, desgarro del alma al dolerte la ofensa que te han hecho, la cara toma las riendas de la relajación y el descanso y rompe la fachada del rostro voluntariamente, saca el propio ser que hay detrás de la fachada, tus músculos te obligan a dejar de poner a mal tiempo buena cara porque tienes un control excesivo de la ira y te resistes a expresar los sentimientos.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba