PIES, DOLOR Y PROBLEMAS EN LOS PIES

PIES, DOLOR Y PROBLEMAS EN LOS PIES

Las personas que no encuentran los medios necesarios para avanzar, ya sea por miedos o porque se sientan detenidos por los demás suelen tener problemas en los pies. La persona a la que le gustaría huir y cambiar y no está suficientemente arraigada a la tierra o al mundo físico tendrá problemas en sus pies, se aísla de la realidad material a causa de sus temores.

También pueden dolerle los pies a la persona que teme que la pongan “de patitas en la calle”, que la echen de su vivienda o que cesen sus funciones.

Los pies cuando duelen indican un sentimiento de estar estancado, de no avanzar como se desea, o temor a iniciar un trabajo o proyecto que ya dejaste hace un tiempo.

Muchas veces las trabas para avanzar las pones tú mismo a nivel inconsciente porque te aferras a estar donde estas por sentirte inferior o por temor a no estar a la altura del trabajo o del proyecto que no te atreves a iniciar, no te atreves a estudiar algo por no sentirte capacitado, no te atreves a trabajar porque estas cómodo en tu casa aunque tengas que aguantar la relación con tu pareja, o porque no te apetece iniciar una vida laboral. O te duelen los pies porque no te atreves a divorciarte y renunciar a los privilegios económicos que ahora te protegen, o por los hijos, etc…

Si los pies duelen más durante el reposo que en la actividad, indica que la persona no se permite detenerse a descansar, quiere ir demasiado rápido o hacer demasiado para lograr sus objetivos.

Si los pies te duelen más cuando caminas o estás activo es porque te exiges mucho más de lo que eres capaz de hacer, y te sientes mal por no avanzar todo lo que deseas, tienes la sensación de que no avanzas lo suficiente.

Tus emociones son las que definen tus movimientos. El pensamiento, el sentimiento y la conducta están conectados de manera que lo que ocurre en uno de ellos repercute en los otros. El estado de ánimo repercute en la motricidad, el cuerpo nos da pistas de cómo nos encontramos a nivel emocional.

Los pies nos permiten avanzar y desplazarnos en la dirección que deseamos, pero también nos vinculan a la tierra y a la realidad, y esta realidad dependerá de nuestras creencias, percepción y valoración. Los  problemas en los pies están relacionados con “hacia dónde quieres ir” o que dirección te permites coger.

Si se queda un pie inmovilizado te indica que hay una situación que no aceptas y tú mismo te detienes.

Si el problema es en el tobillo es porque no tienes claro sobre que pie debes apoyarte (pie derecho: apoyarme en mi mismo, y pie izquierdo: apoyarme en otro, o en otros).

Si el problema es en el talón es porque has vivido un conflicto que te hizo sentirte mal creyendo que debías haberte frenado, te acusas a ti mismo de no haber hecho algo o no debiste haber actuado como actuaste, o no debiste haber dicho lo que dijiste. Los dolores en los pies simbolizan tanto ira como culpabilidad.

Si tienes problemas en el dedo gordo del pie es porque lo que deseas va en contra de una autoridad femenina, en contra de tu sustento, tu protección. Relacionado al estado del hígado y del bazo.

Segundo dedo del pie, no aceptas ni toleras lo que vives con los demás, te falta autoridad sobre tu vida, los demás te impiden hacer lo que deseas. Relacionado al estado del estómago.

Tercer dedo del pie, tienes necesidad de obtener placer, amor y cariño, y tener autocontrol o control ante alguien.

Cuarto dedo del pie, si tienes algún problema en el cuarto dedo es porque tienes rencor hacia la madre real o simbólica, ira y necesidad de protegerte de alguien. Relacionado al estado de la vesícula biliar.

Quinto dedo del pie, te indica la necesidad de escucharte a ti mimo, de atender tus emociones y necesidades. Problemas con el territorio, lo que es tuyo y te pertenece, y también indica problemas con la vejiga urinaria, uréteres…

Los callos en los dedos indican que tienes un conflicto de protección  sobre el significado de cada dedo. Necesitas crear un callo (amortiguador) para protegerte de algo, o alguien.

Solución emocional: Tus pies son muy importantes para tu cuerpo y tu vida, ya que existen para sostener todo tu cuerpo y para avanzar en la vida. Y para tenerlos sanos debes avanzar en tu vida alegremente y con entusiasmo, y sobre todo de manera relajada. Los problemas en los pies te dicen que te mantengas arraigado a la realidad, “aquí y ahora”, teniendo mas confianza en la vida y en el universo y sobre todo en tu intuición. Debes tomar los medios que consideres necesarios para avanzar, no te dejes pisotear o pisar por nadie, cuando te atreves a ser tú mismo sin miedo, vivirás experiencias diferentes y descubrirás talentos ocultos.

Si te sientes sostenido la vida te sostendrá, todo va en función de tus creencias, empieza a creer que la vida te sostiene y la vida obedecerá a tu creencia, la vida es un espejo de tu interior y recibes en función de tus creencias.

Sea cual sea el problema que tienes en los pies siempre está relacionado con cómo te mueves en la vida y la seguridad que te aporta el lugar donde te apoyas o la persona en la que te apoyas. Si tienes dolor y problemas en los pies sería bueno que empieces a tomar decisiones por ti mismo, que tomes tus propias decisiones, que empieces a sentirte seguro de ti mismo por encima de las opiniones de los demás.

En todo esto están implicadas las vivencias de la infancia que son las que te crean la base para vivir en libertad y autonomía. Si quieres el alivio y la curación de tus pies debes permitirte pararte en tus propios pies, dar el paso que necesitas dar, no dejarte pisotear. Cada paso que des en la vida debe llevarte a conseguir tu armonía y una vida plena que te llene y te dé lo que necesitas para sentirte bien.

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba