Psoriasis

La piel siempre indica el contacto, la relación, sobre todo nos habla de separación, o nos sentimos separados o queremos separarnos, la piel expresa lo que hay en nuestro corazón. La psoriasis afecta sobre todo a personas muy sensibles, hipersensibles, personas que necesitan mucho amor de los demás, se las hiere con mucha facilidad, son muy vulnerables. Son personas que intentan siempre quedar bien con los demás, agradar. Y se forman esa costra en la piel como los moluscos para protegerse, para proteger su sensibilidad, la costra dura protege y esconde el núcleo blando, la sensibilidad interior para no ser herido en sus sentimientos, para no demostrar que eres sensible.

Muchas personas que no tuvieron caricias de sus padres durante la infancia o no tuvieron ternura maternal, de mayores tienen psoriasis. Y aparece por tener un doble conflicto de separación, está el conflicto antiguo o de la infancia y cuando se vive un nuevo conflicto de separación se reactiva el anterior.

La psoriasis en niños está creada por conflictos y guerras familiares que hacen que el niño se separe de una parte de la familia.

Algunas personas se sienten culpables de no criar a sus hijos al lado de los abuelos (de sus padres) algunas veces, por ejemplo, la mujer solo se quiere relacionar con su familia desplazando a la familia del esposo, el esposo siente culpabilidad porque sus padres no pueden disfrutar de nietos, creándose una psoriasis.

Hermanos que por disputas familiares se separan, vivir situaciones de rechazo, separación, abandono, falta de cariño en el pasado que se han reactivado más tarde con las palabras o el comportamiento de alguien a quien quieres.

Mientras más grande sea la zona con psoriasis y más gruesa sea la capa más miedo tienes de ser herido o lastimado.

Solución emocional: Aprender a defenderse de otra manera para poder descargar el cuerpo, crearse un espacio protegido, descubriendo tu propia sensibilidad y aprender a disfrutar de ella, de los sentimientos de tu corazón, permitirte llorar si lo necesitas, que no te importe que los demás vean tu sensibilidad. Deja de aislarte, no te crees un armamento en tu cuerpo, emplea tu protección natural frente a lo que no deseas hacer aprendiendo a defenderte verbalmente con argumentos, no te sirve de nada la coraza que te has creado en tu cuerpo, rompe esa linde, ese escudo que has creado y ábrete, abre tu corazón, no pasa nada por demostrar que eres vulnerable, que te afectan las palabras que te dicen, ábrete al flujo de la vida y del amor. No necesitas la psoriasis para sentirte protegido, tu miedo no tiene razón de ser. Inicia una nueva vida con nuevas cosas y nuevas personas, conoce ambientes nuevos, personas nuevas, cariño nuevo que te haga sentir integrado, protegido y feliz.

  • Psoriasis en el cuero cabelludo: indica sentirse rebajado, rechazado, humillado o separado de un grupo, del clan o de la familia, sentir que es difícil volver a tener buenas relaciones de nuevo con ellos: también puede estar relacionado con tu manera de pensar, con las ideas o convencimientos que tienes.
  • Psoriasis en la cara: indica la manera en la que tú te muestras a los demás, al mundo.
  • Psoriasis en las piernas: está relacionado con tu avance en la vida, la necesidad de protegerte para avanzar en lo que haces, a lo que te dedicas, hacerte el duro para dar esa imagen.
  • Psoriasis en los codos: haberse separado de seres queridos, dificultad para mantener buenas relaciones con personas de tu entorno, sentirse incomprendido o sin el apoyo y cariño de alguien a quien quieres, tener relación y contacto con personas que no te gustan, por ejemplo, tener que aguantar la relación y el contacto con la familia de tu pareja.
error: Este contenido está protegido
Ir arriba
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.