RINITIS ALÉRGICA Y RINITIS NO ALÉRGICA

RINITIS ALÉRGICA Y RINITIS NO ALÉRGICA

La rinitis es una molesta inflamación  de la mucosa nasal que causa uno o varios síntomas como: estornudos, nariz taponada o que gotea sin causa aparente, picor de nariz, puede provocar ojos llorosos y escozor, y a veces mucosidad en la garganta y tos.

La medicina oficial dice que la rinitis alérgica está causada por la fiebre del heno o alergia, pero no conoce la causa de la rinitis no alérgica. Los expertos de la medicina oficial académica solo saben que la rinitis se presenta cuando los vasos sanguíneos de la nariz se expanden y llenan el tejido nasal de sangre y líquido. Las membranas nasales se hinchan causando congestión o moco excesivo.

Los expertos oficiales dicen que puede haber muchos desencadenantes de la rinitis no alérgica, como:

Irritantes ambientales como el polvo, la contaminación, el humo, los olores fuertes como los perfumes, los insecticidas y demás sustancias químicas con las que convivimos, los gases químicos.

Ellos creen que los cambios climáticos también están afectando a las personas causando rinitis, los cambios de temperatura o la humedad, también las infecciones virales como el resfriado hacen que la nariz se hinche y provoque goteo y congestión nasal. Los alimentos  calientes o picantes. Tomar bebidas alcohólicas también puede hacer que se inflamen las membranas internas de la nariz. Ciertos medicamentos pueden causar la rinitis, como la aspirina, el ibuprofeno, medicamentos para la hiperextensión, como beta- bloqueadores. También los cambios hormonales durante el embarazo, la menstruación, el hipotiroidismo o por tomar anticonceptivos orales. La apnea del sueño y el reflujo ácido también pueden causar rinitis.

La rinitis también puede estar relacionada con los pólipos nasales, con la sinusitis o congestión nasal prolongada.

Las personas con rinitis, al tener inflamación de las mucosas nasales ven disminuida su capacidad respiratoria, y quien padece de rinitis también acaba presentando sinusitis y otras alteraciones como dolor de cabeza, trastornos del sueño e irritabilidad.

A nivel biológico y emocional los trastornos relacionados con la nariz están relacionados con el reconocimiento que uno tiene de sí mismo. Cuando además se ven implicados los senos paranasales, es porque nos irrita y nos molesta la presencia de alguien o de algo que forma parte de nuestro entorno habitual. Descargamos nuestras frustraciones  contra eso o contra esa persona, culpándola de nuestros males.

Los problemas que alteran o disminuyen nuestra capacidad olfativa o respiratoria indican que encontramos dificultades para sentir libremente la vida porque existe algo o alguien a nuestro alrededor que nos genera asco,  rechazo o miedo a sufrir. Hay una necesidad inconsciente de no querer oler a alguien que rechazamos, o no querer oler algo que nos produce una alarma o temor.

¿Te imaginas hoy día las personas que han empezado a tener rinitis por primera vez o han empeorado la rinitis que ya tenían? Muchas personas se sientan tranquilamente a ver las  noticias actuales, y después de un rato ver las noticias que circulan por todo el mundo empiezan a tener estornudos, moqueo de nariz o congestión nasal, y empiezan a sentir rechazo hacia personas de su entorno, rechazo hacia el mando del gobierno de su país, rechazo hacia cuerpos de seguridad del estado, rechazo hacia los personajes corruptos del mundo… y ese asco, ese rechazo y el miedo a sufrir, les está creando una sinusitis tremenda, se acuestan con la nariz taponada y así se levantan, y eso día tras día, y más cuando las noticias que leen o ven son desesperanzadoras y terribles.

Por lo tanto la rinitis manifiesta un conflicto de separación, la persona que tiene rinitis vive inconscientemente un conflicto de separación con sensación de peligro o de amenaza; se anticipa de forma negativa y pesimista a problemas que aún no han sucedido, problemas que quizás la persona solo pueda llegar a intuir, pero que todavía no visualiza.

La persona que tiene rinitis está envuelta en una situación de angustia porque intuye y olfatea algo peligroso, sucio o asqueroso. Sospecha que se está tramando o forjando algo que le puede resultar peligroso. Por eso con la rinitis expresas el deseo de expulsar de tu territorio o de los alrededores algo o a alguien sospechoso o potencialmente peligroso o que le causa problemas.

Cuando estornudamos, sin darnos cuenta estamos expresando un deseo de expulsar o alejar algo o a alguien de nuestras inmediaciones. Cuando el estornudo se presenta de forma repetida y frecuente, como suele ocurrir cuando se tiene rinitis, es porque se siente una gran contrariedad con respecto a alguien cercano o con respecto a una situación que provoca rechazo, asco o disgusto. Y si además hay prurito o picor nasal, es porque la persona vive insatisfecha y con remordimientos  de situaciones que le provocan malestares. Es decir, que rechaza y desea alejarse o alejar a alguien; pero, al mismo tiempo, pueden surgir dudas que le hacen reprocharse esa actitud, que le hacen sentirse culpable, puede sentirse culpable de su propia agresividad respecto a la situación o a la persona a quien rechaza. Por lo tanto, hay una agresividad reprimida de forma consciente que se expresa inconscientemente a través de los estornudos; porque a la vez, siente inseguridad y contrariedad hacia sí mismo.

El drenaje y la secreción nasal líquida expresa una callada petición de ayuda, una falta de autovaloración, reprime un llanto de tipo infantil adoptando una actitud de víctima. La inflamación de la nariz indica ira y rabia reprimida con respecto a eso que le provoca asco o rechazo.

La rinitis atrófica, es en la que ya se observa una degeneración del cartílago nasal que origina frecuentes sangrados de nariz. La rinitis atrófica indica que la persona siente un rechazo más profundo, un deseo de no exponerse a situaciones o personas que previamente ya ha rechazado, o tal vez la persona con rinitis atrófica, peso a todo, no logra dar salida a sus descontentos; sigue reprimiendo su ira y su cólera y, por tanto, no logra superar o controlar la situación conflictiva.

Si sufres cualquier tipo de rinitis debes analizar las situaciones y personas que forman parte de tu vida de forma habitual, y ver los posibles conflictos y contrariedades que te causan su cercanía, su presencia o su existencia. Analiza a ver qué o quién te está causando temor, sensación de peligro, rabia, ira, asco, preocupación o rechazo. Porque esa toma de conciencia te va a permitir contemplar esas situaciones o relaciones de un modo distinto para comprender que, para alcanzar la coherencia y equilibrio emocional debes pasar a la acción. Debes atender los mensajes que tu subconsciente te manda a través de los síntomas para que puedas llevar a cabo los cambios necesarios en las situaciones de tu vida o en las relaciones que mantienes. Solo así, revisando y corrigiendo los aspectos de tu vida, podrás liberarte definitivamente de la rinitis.

Este audio de frecuencias te ayudará a combatir la rinitis y poder dar los cambios internos que necesitas a nivel emocional.

En Autogestiona tu salud hemos creado un binaural para eliminar la rinitis.

Este binaural está diseñado para combatir tanto la rinitis alérgica como la rinitis no alérgica, y también lo tenemos en versión isocrónico que es igual de efectivo que el binaural.

 https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-combatir-rinitis/

 https://autogestionatusalud.com/producto/isocronico-combatir-rinitis/

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba