Acúfenos, tinnitus o zumbidos en los oídos

Obediencia, estrés interiorizado y no vencido que afecta a los nervios auditivos, ruido hacia dentro, mucho diálogo mental, campanas de alarma, sirenas de aviso, no defenderse, hacer todo uno mismo; los síntomas de zumbidos en los oídos te indican la necesidad de tranquilidad, tranquilizarte. Escuchas demasiado al exterior y no escuchas tu necesidad interior, no meditas para conseguir paz interior, y se produce un aumento de presión en los líquidos del oído interno. Las personas con acúfenos son generalmente personas obstinadas que suelen afrontar las dificultades con valentía y empeño y se presionan demasiado a sí mismas para alcanzar los objetivos o retos en los plazos o el tiempo que se han fijado. También suelen ser personas que no se permiten llorar o escuchar su sufrimiento, su cansancio o el agotamiento que sienten. Según la Medicina Tradicional China cuando hay esos pitidos en los oídos es porque estamos agotando la vitalidad de los riñones, y como los riñones se reflejan también en los oídos pues se siente esa especie de viento o soplo en los oídos.  

Cuando tienes un pitido o zumbido en tus oídos te indica que estás pensando demasiado, mucho ruido mental creado por tu mente, estás escuchando más a la razón que a tu intuición.

Si tienes el sonido en el oído izquierdo te indica que estás recibiendo una señal negativa o que estás teniendo un pensamiento basado en el miedo, que no deseas escuchar.

Si tienes el sonido en el oído derecho te indica que estás recibiendo una señal positiva, o de servicio a los demás, de ayuda a los demás, basada en el Amor, y te está indicando que atiendas a tus pensamientos para ver las señales que no ves, las señales que la vida te está dando.

Deberías escuchar a tu corazón y parar tu mente para oír las señales que te lleven a lo positivo, al camino del amor. Observa qué cosas de tu vida estabas analizando cuando empezó ese pitido o ruido. Si haces memoria sabrás el tema que te preocupa demasiado hasta el punto de no escuchar a tus verdaderos sentimientos, a tu corazón, por estar escuchando demasiado a tu mente lógica y analítica, a tu mente razonable, creyendo que es tu intuición, pero no lo es.

Ese pitido o zumbido es tu interior queriendo que no confundas la mente o el intelecto con tu intuición, y que busques más cómo hacer caso a tus emociones en lugar de buscarle a todo la lógica. La mente es muy poderosa y una gran herramienta, pero hay que saber dominarla para conectarla con la intuición, porque si no, te alejas de lo que deseas vivir y experimentar.

Yo tuve zumbidos en mis dos oídos a la vez cuando estaba con mi anterior pareja cargada de problemas con él, deseaba estar con él pero a la vez me creaba muchas preocupaciones, mi ser interior me decía algo que yo no quería oír, me decía que me alejara de él, pero tenía miedo de vivir sola, de afrontar sola mi subsistencia, miedo a carecer de dinero. Yo tenía zumbidos en los dos oídos por lo que vivía, la hermana de este hombre (mi cuñada) era diabólica, me tenía mucha envidia por el físico, y mi suegra quería separarnos para que él volviera con su anterior mujer y con sus hijos, me hacían la vida imposible entre la madre y la hija con cosas horribles, actuaban de forma perversa haciéndome de todo, y él, mi pareja, me obligaba a estar con ellas continuamente, los fines de semanas los teníamos que pasar juntos por obligación, yo estaba aterrada y enojada por el comportamiento que recibía. Y también tenía que aguantar a la hija de mi cuñada que es lesbiana y se enamoró de mí, me perseguía por la casa para acariciarme, y mi pareja diciéndome que no le dijera nada a la madre de la joven; en fin un tormento muy grande el que  yo vivía. Cuando se rompió la relación sufrí mucho por la falta de su amor pero mis zumbidos en los oídos se fueron de forma radical y repentina.

Recientemente volví a tener un ruido en mi oído derecho porque quiero darle otro cambio a mi vida junto a mi actual esposo, ya que tenemos gente a nuestro alrededor tratando de engañarnos y aprovecharse de nosotros, y solo escucho ese pitido cuando tengo miedo y dejo de confiar, aparece esporádicamente, pero cuando tomo conciencia de mis sentimientos y confío en la vida no hay pitido ninguno, la confianza sana y cura.

Si tienes zumbidos en los oídos busca la causa, busca las creencias que te limitan porque te hacen razonar mucho las decisiones que tomas, analiza si estás pensando mucho y sintiendo poco. Tu oído te está diciendo que escuches nuevas ideas más positivas, y que dejes de escuchar las voces del miedo en tu interior, esos zumbidos que tienes son miedo (los oídos conectan con los riñones) y los riñones tienen asociada la emoción del miedo.

Analiza más tus sentimientos y emociones y silencia tu mente de vez en cuando permitiendo que tu voz interior se oiga en medio  de tus pensamientos.

Ya sabes que si el ruido es en el oído izquierdo es porque tus pensamientos sobre el tema que estás viviendo se basan solo en el miedo y en lo negativo, en lo que te preocupa, solo tienes que crearte nuevas expectativas y pensamientos que ayuden a ponerte positivo. Te pita el oído izquierdo porque crees que debes hacer lo que piensas porque es lo más lógico y correcto, ya que si haces otra cosa te da miedo que pueda suceder algo que temes.

Cuando tengas un ruido en el oído derecho presta atención a los buenos pensamientos que tienes en ese momento y que no percibes, porque son pensamientos automáticos, o presta atención a las señales que la vida pone ante tus ojos, porque ese sonido te está avisando de que estés atento, que prestes atención porque puede que tengas delante tuya una señal importante para ti, una señal que te está indicando tu camino. Poco antes de que apareciera ese zumbido estabas teniendo unas señales positivas y significativas para ti, señales buenas que tienen relación con algo que te preocupa, pero que no las has notado o no las has visto, por eso te aparece el zumbido.

-Analiza qué pensamientos tenías cuando apareció el zumbido.

-En qué temas o áreas de tu vida piensas o analizas demasiado las cosas, le das  muchas vueltas y te cuesta dejarte llevar por lo que sientes o por tu intuición, por tus impulsos verdaderos. Las señales existen, solo tienes que prestar atención a todo lo que vives, a lo que te llega, todas nuestras vivencias diarias son una prolongación nuestra, y la vida nos habla con señales. Un volcán antes de estallar lleva un tiempo con fumarolas echando calor fuera.

Solución emocional: relaja tu mente escuchando a tu intuición, a las emociones más puras de tu corazón, para tu mente, céntrate y haz respiraciones profundas y lentas durante un mínimo de 30 minutos al día, estírate, estira tus cadenas musculares, estira tus meridianos energéticos, desperézate con frecuencia para quitar tensión. Si consigues observar el presente con todos los detalles verás que te puedes permitir disfrutar del silencio interior, observa el presente, lo que hueles, lo que ves, lo que tocas, lo que escuchas, la comida que saboreas, si pones tus cinco sentidos en todo, te aseguro que se van rápido y ligero los zumbidos, pon tu plena conciencia en sentir el presente con la mente tranquila en todo lo que haces. Siente primero lo que deseas hacer, lo que te pide tu Alma, para que puedas analizar las posibilidades y tomar una decisión. Si haces esto veras que hay otras posibilidades diferentes a las que dice tu mente. Todo en la vida forma parte de un plan perfecto que escucharás si te permites parar tu mente.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.