DOLOR DE PIES REHABILITAR UN PIE DESPUES DE UNA LESION O HABERLO TENIDO INMOVILIZADO

Si tienes dolor en algún pie o tienes tendencia a que te duelan los pies, o has tenido una fractura, o una intervención quirúrgica o un esguince o cualquier lesión que te ha tenido durante un tiempo con un pie inmovilizado. Y después de haberte quitado la inmovilización tienes dolores y te cuesta mover el pie porque te duele la zona de la fractura, muchas veces tener esos dolores es normal al haberlo tenido inmovilizado durante un tiempo, porque el pie y el tobillo están compuestos de muchísimas estructuras como tendones, ligamentos, fibras, diferentes capas musculares, huesos, nervios, etc. y todos esos componentes del pie cuando estamos inmovilizados se quedan todos como atrofiados, al estar en reposo durante un tiempo todo va perdiendo esa capacidad de deslizarse unos tejidos con otros. Y cuando de nuevo intentamos moverlos es normal que todo duela.

Además, cuando se está en reposo de momento se pierde masa ósea, se descalcifican los huesos, se pierde calcio de esos huesos. Y los tendones y ligamentos se quedan como pegados a los huesos para protegerlos, pero eso huesos se han descalcificado al haber estado inmovilizados, y por eso parece que duelen todos los huesos y las articulaciones y parece que tienen menos fuerza. Pero es normal que duela al intentar moverlo de nuevo porque ahora todo debe salirse de su sitio para volver a recolocarse en su normalidad. Y a medida que vayamos movilizando todos esos tejidos, cogiendo masa ósea y ganando fuerza y elasticidad esos dolores van desapareciendo. 

Cuando estamos inmovilizados psíquicamente también nos duele algún pie, cuando tenemos dolor en un pie indica que tenemos un sentimiento de estar estancado, no avanzamos como deseamos. Cuando en nuestra vida tenemos impedimentos para avanzar como deseamos, o bien porque alguien nos impida avanzar o hacer lo que queremos o porque nosotros mismos nos ponemos esos impedimentos con nuestras inseguridades y nuestra desvalorización, siempre termina doliéndonos algún pie o nos lesionamos un pie.

Si tenemos un temor a iniciar un trabajo o un proyecto por creer que no estamos a la altura ese sentimiento hará que nos duela un pie o nos lastimemos un pie. Si tienes temor a iniciar un proyecto que ya dejaste hace algún tiempo, ese temor también te causará dolor en un pie. Si quieres hacer algo en tu vida o darle un cambio pero no te atreves por miedo a fracasar o por temor a no estar a la altura, entonces tendrás dolores de pies. Te dolerán los pies o se lesionarán siempre que de alguna manera tengas sentimientos de estar estancado o de no avanzar como realmente quieres.

Esta rehabilitación que vamos a hacer te sirve para ayudar a eliminar esos estancamientos emocionales instalados en tus pies que te causan dolor.  Incluso es la mejor rehabilitación que puedes hacer si te duele cualquier zona del pie o si has tenido una lesión, o una intervención quirúrgica. Es la manera de rehabilitar los pies para mantenerlos sanos y en buen estado, esta rehabilitación es una manera de mantener tus pies en forma, agiles y electicos.

    • Lo primero que has hacer si acabas de estar inmovilizado con escayola, con reposo o intervención quirúrgica es empezar a masajear la zona del pie todos los días, masajeando todos los tejidos, todos los músculos de la zona. Masajear tú mismo si puedes o que te dé el masaje otra persona. Masajea con frecuencia los pies si tienes también algún dolor por conflictos emocionales de estar estancado o no avanzar como deseas. Yo aconsejo siempre masajear los dos pies, aunque solo te duela uno, masajear los dos para beneficiarte de la cantidad de beneficios que tiene. En mi canal encontrarás una lista de reproducción con videos de reflexología podal y masajes de pies. Si utilizas aceite esencial puro de lavanda o espliego y aceite de clavo hará que se eliminen todo tipo de dolores y te relajará tanto los pies como todo el cuerpo porque todo lo que se eche en los pies llega inmediatamente por vía refleja a todo el cuerpo.
  • También es conveniente hacer baños de pies metiéndolos en un recipiente con agua caliente y después en otro con agua fría que lleve hielo, alternar el agua caliente con el agua con hielo. Hacer estos baños después de haber estado inmovilizado y cuando se tenga inflamación y edema, con el fin de estimular la circulación sanguínea para quitar las inflamaciones y los desechos acumulados en los tejidos.

Un recipiente con agua fría con un poco de hielo

Y un recipiente con agua caliente entre 40 a 45 grados aproximadamente. Procurar estar alternando el pie afectado de un recipiente y otro al menos durante 30 segundos en cada uno, y repetirlo varias veces para activar la circulación de la sangre y que se pueda regenerar la zona afectada. Puedes repetir los baños de pies varias veces al día. También puedes hacer estos baños de pies si tienes problemas circulatorios y retención de líquidos para desinflamarlos.

  • Después de una lesión empezamos a cargar peso en un pie y en otro, colocando 2 sillas y nos levantamos para ir dejando caer peso en un pie y otro, balanceándonos para ajustar el peso que podemos soportar. Procura dejarte caer hasta tu límite de dolor, es normal sentir molestias al echarle peso al pie, pero procura que la molestia sea tolerable, evita el dolor fuerte, no te excedas y poco apoco cada día podrás ir echando más peso a los pies.
  • Cuando ya te mantengas con todo el peso en tus pies y puedas ponerte de pie con normalidad hay que empezar a hacer ejercicios. Empezamos a movilizar el pie lesionado con el movimiento de caminar, primero sentados en una silla, apoyamos el talón, la planta y la puntera, talón planta puntera……………….hacemos lo mismo con los dos pies para no atrofiar el que esta sano………..
  • También movilizamos los pies de lateral, para esto lo mejor es una silla giratoria de oficina con el fin de girarla, llevando siempre los movimientos a tu límite de dolor, hasta lo que puedas soportar sin esforzarte demasiado para no crear contracturas ni tensión. Yo prefiero rehabilitar ambos pies, aunque solo haya uno lesionado para mantenerlos tonificados y elongados los dos……………
  • Después hacemos un automasaje con una pelota de goma dura, una pelota de tamaño pin pong Haciéndola deslizar en tanto de lateral como a lo largo del pie, y también por los dedos, dejando caer el peso que podamos estando sentados…………
  • Si se puede y se aguanta, mejor nos colocamos de pie y repetimos el automasaje con la pelota incidiendo bien en toda la zona plantar durante unos 10 minutos……………..pasamos la pelota por los dos pies porque el efecto de la pelota en los pies es beneficioso en todo el organismo al activar los puntos de reflexología.
  • Después nos ponemos de pie entre dos sillas y hacemos el recorrido como si camináramos, apoyando el talón luego la planta y la puntera, talón, planta puntera dejando caer en el pie lesionado todo el peso que puedas aguantar, cargando el peso tanto en el talón como en las puntas de los dedos………………..
  • A continuación hacemos movimientos en todas las direcciones del pie, empezando en el suelo o en una cama, o en un sofá para que resulten más suaves. Haciendo movimientos con los pies hacia los lados, puedes hacerlos con ambos pies……..hacia arriba y abajo……..ahora apretamos los dedos a nuestro limite, a lo que podamos aguantar, apretando y cerrándolos y abriéndolos……….después hacemos giros a un lado y a otro movilizando bien los tobillos………………………

Cuando nos sintamos más seguros hacemos estos movimientos de pie movilizando el tobillo haciendo giros a un lado y a otro…….…..después caminamos con los cantos externos……….andamos de talones………..y andamos de puntillas………. Echamos los dedos de los pies hacia atrás para estirar la musculatura delantera del pie y la pierna…………… Y movilizamos los pies haciendo círculos con los dedos en el suelo a un lado y a otro………….

  1. Ahora vamos a estirar todos los músculos que llegan a los pies para ir quitando las tensiones que se han creado al estar inmóvil. Empezamos estirando los gemelos, el musculo soleo y tendón de Aquiles. Nos colocamos en un escalón, una escalera, o colocamos en el suelo libros o una caja para formar un escalón. Nos agarramos para mantener el equilibrio bajando el talón hacia el suelo…. Tenemos la rodilla recta y estirada para estirar más el musculo gemelo………….y para estirar luego el musculo soleo y tendón de Aquiles debemos doblar la rodilla, al doblar la rodilla se tensa y se estira más el soleo…….……luego llevamos el pie a la pared, al rodapié intentando llevar toda la pierna hacia la pared para estirar ahí toda la musculatura de los gemelos……..…..colocamos un pie delante y otro detrás separando las piernas y nos dejándonos caer sobre la pared intentando no despegar del suelo el talón del pie que está detrás………….nos sentamos en el suelo para ir dándole elasticidad a la parte delantera de los pies y los dedos de los pies, aquí te vas a ir sentando sobre tus talones en la medida en la que te lo permita tu movilidad, a tu límite de molestia, con la repetición cada vez podrás dejar caer más peso sobre los pies para que toda la musculatura delantera se vaya flexibilizando.…………
  2. Sentados cruzamos la pierna por encima dejando libre el tobillo del pie lesionado y hacemos giros cogiendo el pie y lo movilizamos bien………… Después desbloqueamos las demás articulaciones metatarsianas y los dedos movilizándolos bien y despegando todas las adherencias y articulaciones. Esto lo podemos hacer en los dos pies para mejorar y beneficiarnos de la reflexología podal y los puntos reflejos de los pies…………….
  3. ahora hacemos equilibrio de pie en el suelo dejando el pie lesionado en el suelo y levantando el otro para desequilibrar el cuerpo y que haga un gran trabajo para mantener el equilibrio en el pie del suelo, con el fin de movilizar los líquidos y fortalecer todos los músculos y tejidos del pie y la pierna. Haciendo movimientos para desequilibrar el cuerpo y que el pie tenga mayor trabajo para mantenerse…………. Hacemos el equilibrio con los dos pies para mantener tonificados fuertes ambos pies y piernas…………
  4. más adelante cuando el pie o los pies ya estén más fortalecidos y la recuperación más avanzada intentamos hacer pequeños saltitos sobre el terreno……..….después saltamos con el pie adelante y atrás……….….

Para regenerar y recuperar cualquier daño o lesión en un pie o en cualquier articulación del cuerpo es muy efectivo usar las frecuencias binaurales para regenerar y reparar músculos, tendones, ligamentos y todos los tejidos rápidamente. Y otra frecuencia binaural para quitar dolores y regenerar las zonas dañadas o doloridas. Debajo de este video te dejaré todos los audios binaurales que tengo para regenerar de forma completa y rápida un pie o cualquier otra articulación y para quitar el dolor que tengas.

https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-para-tendones-y-ligamentos/

https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-para-musculos-doloridos-tensos-y-danados/

https://autogestionatusalud.com/producto/frecuencia-binaural-muy-poderosa-que-regenera-celulas-piel-tejidos-huesos-y-nervios/

https://autogestionatusalud.com/producto/frecuencia-binaural-combinado-multiple-no-1-regeneracion-completa-celulas-adn-telomeros/

https://autogestionatusalud.com/producto/frecuencia-binaural-que-quita-cualquier-tipo-de-dolor-en-el-cuerpo-y-regenera-la-zona-dolorida-libera-endorfinas/

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba