FILTRO DIVINO PARA RESPIRAR AIRE PURO DONDE VIVIMOS

Hoy quiero seguir hablando de los factores externos que afectan a tu cuerpo físico.

El mensaje anterior hablaba de cómo le afecta tu lugar de residencia, que de hecho es determinante para todo lo demás.

Vivir en la naturaleza le da a la persona aire limpio, productos naturales y agua de manantial, que en sí mismos son altamente vibratorios, lo que significa que tienen un efecto beneficioso en tu cuerpo físico.

Pero, por supuesto, entiendo, queridos míos, lo difícil que es para una persona del mundo tridimensional cambiar drásticamente su vida y retirarse de su lugar familiar.

Entonces, ¿qué pasa con aquellos de ustedes que aún no tienen la oportunidad de salir de la gran ciudad y obtener una relativa independencia de la infraestructura urbana?

En primer lugar, no te desesperes y cree en ti mismo.

Pero esto no debe ser una fe ciega, sino una actividad creativa dirigida a superar los obstáculos para tu transición a la cuarta dimensión.

Y esto es lo que podría ser.

Debes comenzar con lo que es más fácil de influir para ti: con agua y comida.

Encuentra oportunidades para beber agua limpia y compra frutas y verduras sin tratar.

Los mismos productos que tienes que comprar en la tienda, asegúrate de limpiarlos enérgicamente, neutralizando así las sustancias nocivas que contienen.

Para este propósito, la Energía del Primer Creador del Universo es la más adecuada: una energía universal que se combina armoniosamente con el mundo tridimensional, minimizando la brecha vibratoria entre la tercera y la cuarta dimensión.

En cuanto al aire que hay que respirar en las grandes ciudades, aquí hay que esforzarse un poco más.

Y para ello les ofrezco la siguiente práctica, a la que llamaremos “Filtro Divino”.

Consiste en estar constantemente bajo la protección del Elemento Aire, el cual se convertirá en tu Patrón y en el principal ayudante en la purificación del aire que respiras.

Gradualmente, puedes extender esta práctica no solo a tu propio espacio energético, sino a toda el área o incluso a la ciudad en la que vives.

Y eso es lo que es esta práctica.

En un estado de calma y armonía, llama al Elemento Aire y trata de entrar en resonancia con él.

Siente su singularidad, sus vibraciones…

Recuerda bien este estado tuyo, para que cuando invoques el Elemento Aire, puedas reconocerlo inmediatamente y sentir su presencia en tu espacio energético.

Pídele que instale un «filtro» Divino a tu alrededor, que, al pasar el aire contaminado de la ciudad a través de sí mismo, lo purificará y estructurará por completo.

Aumenta gradualmente la esfera de influencia de tu «filtro» en el espacio circundante, hasta el tamaño de la ciudad en la que vives.

Pero esta práctica no debe convertirse para ti en una acción de una sola vez, sino en el trabajo de todos los días hasta que se convierta en un hábito para ti, tal como te pones una esfera protectora, sumergiéndote en el meollo de los acontecimientos en una gran ciudad.

Te llevará unos minutos, pero los beneficios serán enormes no solo para ti, sino también para las personas que te rodean y, a veces, para toda la ciudad.

¡Os bendigo y os amo sin medida!

Os mando Amor y Luz.

Recomendado usar también el combinado binaural Nº 44 para limpiar de tu cuerpo las sustancias dañinas del aire: https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-combinado-no-44-limpiar-cuerpo-sustancias-del-aire/

 

Recomendado usar el binaural combinado Nº 84 para hacer un detox de aluminio y de bario radioactivo 135/137: https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-combinado-no-84-detox-aluminio-bario-radioactivo-135-137/

 

Vivir en una nueva tierra (cambiar las moléculas y la vibración del aire de nuestro entorno): https://autogestionatusalud.com/vivir-en-una-nueva-tierra-cambiar-las-moleculas-y-la-vibracion-del-aire-de-nuestro-entorno/

 

 

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba