BINAURAL PARA COMBATIR LA ACIDEZ Y EL REFLUJO GASTROESOFAGICO

12.10

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este binaural para el reflujo gastroesofágico de 15 a 30 minutos al día, puedes escucharlo una o dos veces al día con auriculares y el volumen bajo, preferiblemente estando tumbado tranquilamente.

La alteración por reflujo gastroesofágico se produce cuando el ácido del estómago fluye con frecuencia hacia el conducto que conecta la boca con el estómago (el esófago). Este reflujo acido puede irritar el revestimiento del estómago.

Muchas personas tienen este reflujo gastroesofágico al menos una o dos veces por semana.

Las personas afectadas por este reflujo pueden sentir acidez estomacal con sensación de ardor en el pecho que aparece después de comer y se empeora por la noche.

También se puede sentir dolor en el pecho, dificultad para tragar, regurgitación de alimentos o de líquidos agrios o sensación de tener un nudo en la garganta.

Las personas que tienen reflujo gastroesofágico durante la noche también pueden sentir tos, laringitis, falta de aire como la ansiedad, asma y trastornos del sueño, dolor en el hueso maxilar o en el brazo, se pueden llegar a tener síntomas parecidos a los de un ataque cardiaco.

Cuando tragamos líquidos o comida los músculos de la parte baja del esófago se relajan para permitir que los alimentos y los líquidos lleguen al estómago, pero después ese esfínter se cierra de nuevo. Y si ese esfínter se relaja más de lo normal o se debilita, entonces el ácido del estómago puede subir hacia el esófago. Y si hay una constante subida de este acido, se irrita y se inflama el esófago.

Hay diferentes factores que pueden crear o agravara el reflujo acido, entre ellos: el consumo de tabaco, comer en exceso o comer tarde en la noche, comer alimentos grasos o fritos, beber alcohol o café, y también lo produce el consumo de ciertos medicamentos como la aspirina.

También se puede producir reflujo por vivir experiencias con personas de tu entorno que alteran tus emociones.

El esófago es el paso de los alimentos cuando entran a ser dirigidos, si tienes ideas o emociones que te entran mal, que no te gustan y te producen enojo, el esófago se crispa. Tu esófago te indica la irritación que sientes frente a algo o a alguien que te cuesta tolerar. Tus preocupaciones, tu angustia o tu pena pueden afectar a tu esófago.

El esófago representa la entrada de lo nuevo, de las nuevas ideas, y el estómago representa las ideas que debes diferir, y si sientes una fuerte ira o rencor hacia alguien en tu vida, algo o alguien que no toleras ni pasas en tu vida, entonces crearas problemas en tu esófago y estómago. Si no aceptas lo que te dicen o te hacen, tampoco aceptaras los alimentos y crearas reflujo para expulsarlos, para expulsar la ira y el ácido que te crean los acontecimientos que vives.

Vives la sensación de que algo o alguien te está quemando, te está irritando, ese acido entra en tu estómago y esófago cada vez que piensas en esa persona o en esa situación, te parece irritante y lo vives con impotencia. Vivir con rabia, contrariedad, con enojos o irritación hacia alguien, hacia una situación o hacia nosotros mismos creara ardor, ardores, ácido y quemazón que te irrita el estómago y el esófago.

Las personas que no se permiten tener amargura y ven las experiencias que viven como una ocasión de crecer para nutrir sus alegrías de la vida, esas personas no sufren nunca problemas de estómago ni esófago. Si aceptas que todo llega a tu vida para ayudarte a evolucionar, y mantienes alejados o a raya a las personas toxicas, entonces sanaras tu estómago y tu esófago.

Si quieres paz en tu estómago y en tu esófago, debes poner paz en tu cabeza, tienes que trabajar y modificar dentro de ti la ira, la rabia, la aceptación, la empatía y ser más flexible de pensamiento. Es mejor ser feliz que pretender llevar siempre la razón. Es mejor alejarse de personas que te causan malestar que permanecer a su lado enfermando.

Si no se pone remedio a esta situación de ácido puede producir otras complicaciones como: estrechamiento del esófago (estenosis esofágica), llagas o ulceras en el esófago, y te puede causar daños en el tejido del esófago que te predispone más fácilmente padecer el cáncer de esófago.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba