BINAURAL COMBINADO Nº53 – ENFERMEDADES DEL SISTEMA LINFÁTICO – EXTRACCIÓN DE TOXINAS

24.20

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este combinado para combatir, en general, todas las enfermedades que afectan al sistema linfático, y además hace una limpieza de toxinas, escúchalo durante 30 minutos al día con auriculares y el volumen bajo, preferiblemente estando tumbado tranquilamente. El combinado consta de dos fases de 15 minutos cada una, seguida una de la otra.

Este combinado está diseñado para ayudar a combatir las enfermedades del sistema linfático, tales como, inflamación de los vasos linfáticos, linfedema o edema linfático,  linfadenitis, linfagitis, fibroedema.

El sistema linfático está compuesto por: la linfa, los vasos linfáticos y los ganglios linfáticos.

El sistema linfático es una defensa contra las infecciones. Es importante proteger nuestro sistema linfático porque es una parte vital del sistema inmunológico que comprende la glándula timo, la medula ósea, el bazo, las amígdalas y apéndice y las placas de Peyer en el intestino delgado, así como una red de ganglios linfáticos conectados por vasos linfáticos que transportan la linfa por todo el organismo.

El sistema linfático es la estructura que transporta líquidos (la linfa) por todo el cuerpo, que es un líquido transparente  compuesto por muchos glóbulos blancos (leucocitos), proteínas, grasas y sales que fluyen transportándose desde los tejidos hasta la sangre a través de los vasos linfáticos, circula a través de los tejidos para limpiarlos y mantener su firmeza, y luego se drena a través del sistema linfático. La linfa también transporta sustancias extrañas para su eliminación (como bacterias), células cancerosas y células muertas o dañadas que pueden estar presentes en los tejidos de los vasos y órganos linfáticos.

Todas las sustancias transportadas por la linfa pasan por lo menos a través de un ganglio linfático, donde se filtran y se destruyen esas sustancias extrañas antes de que el líquido vuelva al torrente sanguíneo.

El sistema linfático forma parte del sistema de defensas del organismo.

Es posible que el sistema linfático no pueda realizar su función de forma adecuada como consecuencia de: un bloqueo (obstrucción) en el sistema linfático que provoca la acumulación de líquido (linfedema).

Cuando tu sistema linfático está débil o alterado y deja de funcionar correctamente, la linfa puede empezar a acumularse en los tejidos causando hinchazón, aumentan las infecciones en el cuerpo, el organismo es más propenso a contagios debilitando tus defensas, pudiendo provocar todo tipo de dolencias.

El aumento de carga linfática puede crear trastornos circulatorios, cardiacos, renales, premenstrual, puede impedir la circulación en casos de traumatismos o quemaduras. Puede hacer que acumules proteínas y líquidos, piernas grasosas, tobillos y caderas. Y puede provocar alteraciones en la glándula tiroides.

En el sistema linfático no existe un bombeo que expulse la linfa, como ocurre en el sistema circulatorio, el sistema linfático  se mueve aprovechando las contracciones musculares cuando realizamos movimientos cotidianos o cuando hacemos algún tipo de ejercicio.

Cuando un vaso linfático sufre una obstrucción, el líquido intersticial (linfa) se acumula en la zona afectada produciendo una hinchazón llamada linfedema, el linfedema puede ser provocado por la infección con una lombriz (filariasis), o con más frecuencia por la extirpación o el daño de los ganglios linfáticos producido por tratamiento oncológico como la extirpación o la radioterapia para cáncer, que bloquea los conductos linfáticos. Esta obstrucción impide que la linfa drene bien, causando que el líquido acumulado cause hinchazón.

El sistema linfático cuando está sano activa las defensas del cuerpo para eliminar infecciones y rechaza lo que es malo para el cuerpo.

El sistema linfático se bloquea o se enferma después de habernos sentido atacados  o si tenemos la sensación de no poder o no saber defendernos. Por acumulación de disgustos provocados por una persona o una situación que no hemos expresado. Sentirse atacado, acorralado, necesidad de defenderse, angustia, no sentirte hábil y abierto en tus relaciones. Necesidad de protegernos o sentirnos protegidos.

Si tu sistema linfático está en mal estado o bloqueado te está indicando que vigiles tus pensamientos administrando mejor tus emociones  para que la energía circule libremente en ti.

Hay que dejar de centrarse tanto en lo material o en las cosas que te faltan para dirigir más tu atención hacia lo esencial y a los verdaderos valores de la vida, disfrutando de tu momento presente. Todo eso que nos haga circular verdadera plenitud en nuestra vida

Cuando tu sistema linfático funciona bien mantienes un equilibrio correcto de partículas, proteínas y grasas en tu interior y mantienes elevadas las defensas de tu cuerpo. Los ganglios linfáticos junto con el bazo, ayudan al cuerpo a reconocer, deshacerse de gérmenes, infecciones y otras toxinas o células extrañas.

A nivel físico podemos contribuir a mantener sano nuestro sistema linfático realizando cada día alguna actividad física para que la linfa circule bien, como hacer gimnasia, yoga, estiramientos, taichí, natación, caminar, etc. Así mantendremos una adecuada circulación de la linfa. Las personas sedentarias que se mueven poco corren más riesgo de debilitar su sistema linfático.

También es importante beber agua pura, al menos 2 litros al día, comer alimentos ricos en vitamina C y A, cereales integrales, legumbres y verduras.

Además de las emociones y la falta de actividades saludables, hoy día nuestro sistema linfático esta expuestos a todo tipo de químicos, metales y tóxicos que inhalamos a través del aire, que introducimos con los alimentos procesados, con las cremas y demás productos de higiene y belleza, tóxicos de los productos que usamos en la limpieza del hogar, en los trabajos y una larga lista de agentes que están sobrecargando nuestro sistema linfático día a día.

Las células de todo el sistema linfático pueden vibrar con una frecuencia de salud o con una frecuencia de enfermedad. La cantidad de frecuencias que lleva este combinado lo que hacen es  llevar a las células todo el sistema linfático a su frecuencia de sanación, creando células sanas o regenerando las células dañadas por cualquier alteración o enfermedad linfática.

Este combinado también hace un détox (una extracción de toxinas). Los metales, toxinas químicas y orgánicas y residuos tóxicos que se acumulan, normalmente el cuerpo los tiene encapsulados.

Todos los elementos tienen su frecuencia de resonancia y cuando le llega su frecuencia con el audio a las toxinas, lo que hacen es resonar o vibrar con mucha fuerza, y entonces se liberan de donde estén instaladas.

Este combinado elimina los tóxicos de todo el sistema linfático donde estén depositados, encapsulados, incrustados o estancados, los libera para que los fluidos del cuerpo los puedan arrastrar para ser limpiados o expulsados por la linfa, evacuados por la orina, por las heces, por el sudor, por la mucosidad, por el aliento…

Es necesario beber abundante agua para facilitar la eliminación de los residuos que se van generando al escuchar este combinado. También es necesario hacer algún tipo de limpieza interna como ayunos y purgantes con aceite de ricino para eliminar más rápido todo lo acumulado en el interior y eliminar los cálculos renales y biliares causantes de muchas enfermedades en los riñones y en el hígado, en los intestinos  y en otras partes del cuerpo.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba