BINAURAL COMBINADO Nº64 PARA REPARAR LAS ÚLCERAS EN EL SISTEMA DIGESTIVO

20.00

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este binaural combinado Nº64 para reparar las úlceras en el sistema digestivo durante 20 minutos al día con auriculares y el volumen bajo. Está compuesto por dos fases que dura 10 minutos cada una (en total 20 minutos), se ha dividido en dos fases por la cantidad tan grande de frecuencias que lleva para reparar distintos tipos de úlceras.

Este combinado Nº64 está diseñado para:

  • Reparar úlceras gástricas
  • Reparar úlcera duodenal
  • Reparar úlcera intestinal
  • Reparar úlceras asociadas a helicobacter pylori
  • Reparar úlcera ventricular

Las ulceras pépticas o cualquier ulcera en general son llagas que aparecen en el revestimiento interno del estómago, de la parte superior del intestino delgado o de cualquier parte del sistema digestivo.

Los síntomas de tener algunos tipos de ulceras como la ulcera péptica son:

  • Dolor de estómago ardiente
  • Sentirse pesado, con hinchazón o eructos
  • Intolerancia a los alimentos grasos
  • Acidez estomacal
  • Náuseas

Algunas ulceras pueden causar otros síntomas graves, pero con menos frecuencia, como:

  • Vómitos o vomitar sangre, que puede ser roja o negra
  • Sangre oscura en las heces, o heces de color negro
  • Dificultad para respirar, similar a la ansiedad, la dificultada para respirar o nudo respiratorio en el pecho puede ser síntoma tanto de ulcera como de gastritis
  • Sentirse débil
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Cambios en el apetito

Algunas de las causas de las úlceras en el sistema digestivo son la infección por la bacteria helicobacter pylori y el uso prolongado de antiinflamatorios como el ibuprofeno, entre otros medicamentos. Cuando hay un mal funcionamiento del sistema inmune, pueden aparecer ulceras intestinales causadas por virus y bacterias atacando.

Todo el sistema digestivo se descompensa y es afectado cuando a nivel emocional vivimos situaciones de: miedo, de sentir que no vales lo suficiente, tener ansias de agradar. Tragas tantas emociones negativas porque te ves obligado a tragarlas, que amplias el espacio (el territorio) para que pueda caber todo lo que “te ves obligado a tragar”.

Vives una contrariedad indigesta, no la toleras y la vives en tu territorio (casa, familia, trabajo, propiedades…), no quieres tragar algo sucio (nudo en el estómago).

Si tienes tu autoestima baja pueden producirse ulceras, porque quieres tanto complacer a los demás, que estás listo para tragar cualquier cosa que te digan o te hagan. Y lo que haces es reprimir tus emociones y tus propios deseos. No te respetas a ti mismo y acabas reprochando a los demás por no respetarte. Te sientes mal para tus adentros y llegas a dramatizar cualquier suceso de tu vida.

Te cuesta mucho digerir todas las contrariedades que vives, y se convierten en un exceso de irritantes que te producen una ulcera, los irritantes son las contrariedades que vives. El irritante puede ser una persona o una situación que quieres evitar o  no afrontar.

No toleras a alguien de tu entorno con el que tienes que convivir o al que tienes que ver con frecuencia, o con el que te comunicas de alguna manera, te resulta imposible afrontar o evitar esa situación o a esta persona y “se te queda en el estómago”. Quieres expulsar ese irritante de tu espacio vital, de tu territorio.

Si tienes ulcera es porque tienes una mala relación con alguien, puedes estar viviendo una situación familiar muy indigesta y te resulta imposible de aceptar. Tal vez te estás viendo obligando a vivir con alguien que no soportas, puede ser en tu propia casa o gente con la que te ves obligado a tener relación frecuente, pero no tragas a esa persona, no te gusta.

Simbólicamente el aparato digestivo “acepta” lo que le llega, lo traga y lo digiere. Pero cuando hay cosas que nos callamos y no tenemos más remedio que “tragar”, el estómago se puede enfermar.

Para solucionarlo a nivel emocional hay que trabajar la ira, la rabia, evitar o alejarse de situaciones y de personas toxicas. La aceptación y la flexibilidad evitan que enfermes, y siempre es mejor ser feliz que querer tener siempre la razón.

No olvides que tú te estas produciendo con tus emociones las enfermedades que tienes, así que gestiona bien tus emociones y la salud vendrá alejando la enfermedad.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba