BINAURAL COMBINADO Nº70 PARA DOLOR Y REPARAR LESIONES EN LAS RODILLAS

20.00

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este binaural combinado Nº 70 para eliminar el dolor y las lesiones de las rodillas durante 20 minutos al día con auriculares y el volumen bajo. Está compuesto por dos fases que duran 10 minutos cada una (en total 20 minutos), se ha dividido en dos fases por la cantidad tan grande de frecuencias que lleva para tratar diferentes lesiones y problemas de rodillas.

Hay que decir que todos los binaurales o isocrónicos se pueden escuchar aunque no tengas la enfermedad para la que son destinados, porque lo que consigues al escudarlos es poner en un perfecto estado de salud las células de todo tu cuerpo.

La fase 1 de este combinado que dura 10 minutos lleva frecuencias para:

  • Eliminar el dolor en las rodillas, dolores musculares, eliminar inflamaciones.

  • Regenera los huesos, tejidos, nervios y músculos.

  • Hace una regeneración celular completa.

  • Elimina el dolor en la articulación de la rodilla y en otras articulaciones.

  • Elimina inflamación de la rodilla y dolor agudo.

  • Hace una regeneración ósea.

  • Elimina el dolor por trauma, por golpes y la inflamación por golpes.

La fase 2 de este combinado que dura otros 10 minutos lleva frecuencias para:

  • Regenerar todo tipo de lesiones en la rodilla.

  • Para reparar las lesiones por esguinces.

  • Reparar las distensiones en músculos, tendones o tejidos rotos o estirados.

  • Regenerar las lesiones en el cartílago.

  • Reparar la rotura de ligamentos.

  • Regenerar las lesiones en el menisco.

  • Repara las lesiones condrales de la rodilla, condromalacia rotuliana.

  • Regenerar las fracturas de la rótula.

  • Reparar la artritis y la artrosis de rodilla.

El dolor de rodilla es una queja muy frecuente que afecta a personas de todas las edades. Cuando duele una rodilla puede ser por diferentes causas, desde una lesión, como una rotura de ligamento o un desgarro de cartílago, hasta otras alteraciones de la rodilla, como la artritis, la artrosis, la gota y las infecciones también pueden provocar dolor de rodilla.

Los síntomas de tener algún tipo de lesión en la rodilla pueden ser:

  • Tener hinchazón y rigidez de la rodilla.

  • Sentir dolor en la rodilla y verla hinchada.

  • Enrojecimiento y sentirla caliente al tacto o tener fiebre.

  • Tener debilidad o inestabilidad en la rodilla.

  • Tener incapacidad de enderezar completamente la rodilla, no poder extender o flexionar completamente la rodilla.

  • No poder soportar peso en la rodilla o sentir como si la rodilla estuviese inestable o por salirse.

  • Tener una deformidad visible de la pierna o la rodilla.

  • Tener dolor fuerte en la rodilla que se relaciona con una lesión.

Las causas de los problemas en las rodillas pueden ser varios: una lesión en la rodilla puede afectar a cualquiera de los ligamentos, tendones o sacos llenos de líquido (a las bolsas sinoviales) que rodean la articulación de la rodilla, también puede afectar a los huesos, cartílagos y ligamentos que forman la articulación.

Algunas de las lesiones más frecuentes son:

  • La lesión del ligamento cruzado anterior o desgarro. El ligamento cruzado anterior es uno de los cuatro ligamentos que conectan la tibia con el fémur.

  • Fracturas en los huesos de la rodilla. La rótula se puede fracturar en una caída, también las personas con osteoporosis que tienen los huesos debilitados pueden sufrir una fractura de rodilla simplemente al pisar mal.

  • Bursitis de rodilla. Inflamación en las bolsas sinoviales, que son sacos de líquido que amortiguan la articulación de la rodilla permitiendo que los tendones y ligamentos se deslicen suavemente sobre la articulación.

  • Tendinitis rotuliana. La tendinitis produce irritación e inflamación de uno o más tendones. Estas inflamaciones pueden ocurrir cuando hay una inflamación en el tendón rotuliano, este tendón va desde la rótula hasta la tibia y te permite patear, correr, saltar y hacer deportes.

Hay otros problemas de rodilla que pueden provocar dolor como:

  • Lesiones en el hueso o el cartílago, o tener degeneración o artrosis.

  • El síndrome de la banda iliotibial que hace que te duela la parte del lateral externo de la rodilla.

  • Una dislocación de la rótula, haciendo que la rótula se deslice fuera de su lugar.

  • Al sufrir dolor en la cadera o en el pie modificas tu forma de caminar para sentir menos dolor, y esto puede provocar más tensión sobre la articulación de la rodilla y dolor.

Existen más de 100 tipos de artritis diferentes, y las variedades que suelen afectar más a las rodillas son:

  • La osteoartritis o artrosis degenerativa por desgaste.

  • La artritis reumatoide que debilita mucho la rodilla.

  • La gota, que es un tipo de artritis en la que se acumulan cristales de ácido úrico en la rodilla o en el dedo gordo del pie.

  • También la seudogota que se forma por la acumulación de cristales de calcio en el líquido sinovial, la acumulación de cristales de calcio en las rodillas afecta, sobre todo, a personas que consumen habitualmente leche, quesos y derivados lácteos, ya que el cuerpo humano no descompone la leche de otros animales, y se van depositando estos cristales de calcio en las articulaciones, incluidas las rodillas.

  • También está la artritis séptica por infección, la artritis séptica suele aparecer con fiebre y sin traumatismo antes de la aparición del dolor, dañando el cartílago de la rodilla.

  • El síndrome paletofemoral, que es el dolor que surge entre la rótula y el fémur que se encuentra debajo. Este tipo de dolor sobre todo afecta a los atletas y a jóvenes, y también a personas mayores con artritis en la rótula.

Ahora vamos a analizar a nivel emocional las lesiones, los problemas y el dolor en las rodillas, porque da igual si tienes una artritis o artrosis, si tienes una lesión por deporte o accidente, da igual el tipo de alteración que tengas en la rodilla, porque todas ellas indican un tipo de carácter y actitud para afrontar lo que vivimos a diario.

Las rodillas se relacionan con el orgullo, con el carácter terco, con el sometimiento y con la humildad. El estado de nuestras rodillas nos reflejan nuestra capacidad para ceder, de soltar, y nuestra relación con los demás. No doblar las rodillas indica una actitud orgullosa y una falta de flexibilidad a la hora de ceder ante algo o alguien.

Si te caes de rodillas es un toque de atención a la humildad, a que abandones la superioridad y la arrogancia o el orgullo respecto a alguna situación que estés viviendo.

Cualquier accidente con lesión en las rodillas te sucede porque quieres alejarte de una situación que te han impuesto, algo que no deseas pero que te obligan a aguantar, también puedes sentirte culpable por querer tener razón y eso hace que se hieran tus rodillas.

Las lesiones de la rótula te las creas porque hay alguien que no quieres aceptar, te vuelves inflexible y te revelas contra alguien que tiene autoridad sobre ti. La rotula también está relacionada a tus preocupaciones por el futuro.

Las lesiones de menisco se producen cuando la persona tiene una excesivo sobreesfuerzo, tiene mucha actividad exterior para huir de solucionar un conflicto interno. Las personas que se operan de menisco deberían, durante su reposo, analizar a ver dónde están tus límites y de qué asunto intimo estas queriendo escapar.

Todos los dolores de rodilla nos deberían llevar a hacer un análisis sobre nuestra relación con nuestra categoría o nuestra clase, como nos vemos en relación a la dominación y el sometimiento con las personas que nos rodean, reflexionar sobre nuestra excesiva rigidez. A veces somos demasiado orgullosos y tercos para admitir que debemos cambiar y transformarnos, porque en este intento de huir rompemos nuestros límites, creando problemas en los meniscos.

Los atletas que se desvalorizan en relación sus marcas deportivas, tienen dificultad para doblar sus rodillas y pueden lesionarse el menisco y otras partes de la rodilla. El dolor y la dificultad para doblar las rodillas demuestran que se tiene cierta rigidez mental, puede ser porque su ego es muy importante y orgulloso.

Una distensión de ligamentos te indica que te desvalorizas en relación a tu futuro, no eres flexible a la hora de planear tu futuro. Prefieres el dolor de rodillas antes que doblegarte ante las ideas o consejos de los demás, te puede tu testarudez con tal de no doblegarte o arrodillarte ante quien no deseas hacerlo.

El dolor de rodillas al doblarlas se crea porque te aferras a llevar la razón porque la tienes o porque no aguantas arrodillarte o rebajarte ante nadie, y aguantas situaciones para intentar guardar las apariencias.

La artritis o artrosis en las rodillas te indica que no soportas que te evalúen lo que haces porque te sientes desvalorizado, te sientes inferior, no admites que nadie te diga como haces las cosas.

Si tienes liquido acumulado en las rodillas es porque hay alguien a tu alrededor que te pone furioso, te indigna, te causa ira porque siempre quiere llevar la razón.

Si tienes inflamación en las rodillas es porque vives una situación con rabia. La inflamación siempre se crea por ira acumulada.

Las rodillas tienen mucho que ver con ser orgullosos y obstinados. Muchas veces queremos avanzar sin cambiar nuestra manera de ser, y eso es imposible, hay que dar cambios internos para avanzar. Por eso las rodillas se afectan y tardan tanto en sanarse, porque dependen de nuestro interior, de nuestro orgullo y nuestra auto-justificación.

Tienes problemas de rodillas porque estas justificándote, porque te niegas a inclinarte por orgullo, y para sanar tienes que ceder, tienes que renunciar a tu obstinación y aflojarte un poco, debes ser más flexible y fluir con la vida. Si un árbol no fuera flexible se troncharía con el viento, tú debes hacer lo mismo que los árboles, ser más flexible para no partirte con el viento fuerte, para no romper tus rodillas oponiendo resistencia a la vida, porque tanta rigidez mental te hace avanzar en la vida con sufrimiento. Estas irritado a nivel mental y no aceptas las cosas ni el curso natural de los acontecimientos.

Te duelen las rodillas porque te sientes desvalorizado en relación a la acción de arrodillarte o doblegarte a los demás.

No tienes por qué tener orgullo, ni miedo de perder el control si aceptas otras ideas nuevas de los demás para poder avanzar hacia el futuro. Ceder y ser flexible ante alguien no tiene que significar arrodillarte ante alguien o ser sumiso, solo significa ser flexible y estar abierto a otras opciones.

Muchos adolescentes se ven lastimados en su amor propio y ven herido su orgullo y su testarudez ante problemas relacionados con la sumisión al padre, con la obligada obediencia y el deseo de no ceder.

Ante cualquier problema en las rodillas debemos buscar las historias que hay detrás. Tu dolor de rodillas puede ser: un miedo a ser como tus padres, puede ser tu negativa a cuidar a tu madre o a tu padre, puede ser tu resistencia y negativa a abandonar el hogar, puede ser la idea que te has creído de que al cuidar a tus padres no puedes hacer tu vida. Puede que tú misma te estés obligando a cuidar a tus hijos aunque ya tengan edad para cuidarse solos, o puede ser por obligarte a cuidar a tus nietos cuando no son tu responsabilidad.

Las personas que sufren de las rodillas siempre hacen cosas obligadas por alguien o las hacen obligadas por si mismas:

  • Debo obedecer a mi jefe en todo lo que él quiera.

  • Tengo que llevar a mi madre al médico, atenderla, llamarla o cuidarla.

  • Tengo que limpiar rápido antes de que llegue mi marido.

  • Tengo que llevar a mi nieto a la escuela porque mi hija no puede.

  • Tengo que agacharme y rebajarme para pedir dinero a mis madres o a la familia…

Las dolencias de rodilla siempre están ligadas a sentirse sumiso ante una autoridad, estas en sumisión y no quieres ceder, no puedes hacer lo que quieres, no quieres someterte a la ley de una autoridad, o te gustaría tener más reconocimiento y dulzura en tu sometimiento. Tal vez eres sumisa por miedo a no agradar o a no ser amada.

Los problemas de rodilla pueden estar ligados a los temas de trabajo, y a tema sentimental y sexual pero a nivel de emociones.

Los problemas en la rodilla derecha en una persona diestra indican: que has querido irte, has deseado marcharte y no has podido, tienes la acción contrariada porque te obligan.

La rodilla izquierda en una persona diestra indica: que te has ido pero sientes haberte marchado, tienes el deseo contrariado porque tú te obligas a algo.

Solución emocional: es importante no vivir las enfermedades, los dolores y los problemas de salud como algo negativo y malo, es mejor escuchar nuestros problemas de salud como si fueran maestros, porque todos ellos nos traen un mensaje sanador para nosotros, sanador a nivel emocional, y debemos dar los cambios necesarios para sanar nuestro interior si queremos no tener problemas de salud.

Debes dejar de ser terco, obstinado y orgulloso porque te estás haciendo daño por no cambiar tus creencias. Primero haces las cosas por gusto, luego tú mismo te obligas a hacerlas, luego te obligan a hacerlas, y mientras tanto, te estás haciendo más daño en tus rodillas cada día.

Así, tenemos ejemplos de la típica mujer que tiene las rodillas bien fastidiadas, la mujer que primero cocina por gusto cuando se casa, después se ve cocinando hasta que sus hijos se casen y hagan su vida, pero luego termina cocinando para sus hijos, para los yernos, las nueras y los nietos todos los días, y lo hace porque a eso los ha acostumbrado, y es lógico que, si un día no cocina, todos la reclaman. Este tipo de mujeres terminan destrozando sus rodillas por completo.

Si eres una de estas mujeres debes ser más flexible y dejar muy claro que tú harás las cosas solo por gusto y cuando disfrutes haciéndolo, pero debes dejar de hacer las cosas porque te las pidan o por obligaciones impuestas. Debes pensar en ti y hacer lo que te haga disfrutar, y sin obligaciones.

También encontramos a hijos con problemas de rodillas por la obligación con sus padres. Tú puedes ser un hijo cariñoso pero debes hacer tu vida con quien tú quieras, y visitar a tu madre “si te apetece” los fines de semana, pero sin que tu madre te obligue a visitarla por costumbre todos los fines de semana, no consientas que tu madre te impida hacer lo que realmente te apetece hacer con tu esposa y tus hijos, no permitas que la familia manipule tus fines de semana ni manipule tu vida.

Hay otros ejemplos, si alguien te ha traicionado o tu pareja te ha abandonado por otra, no te aferres a querer quedarte por encima, tu desvalorización y tu necesidad de quedarte por encima para defender tu orgullo y tu valía, te hará entrar en un conflicto emocional que puede destruir el menisco de tu rodilla o cualquier tejido de la articulación si no eres capaz de liberar ese conflicto terco de salirte con la tuya. Las rodillas son necesarias para mantener tu posición social y tu estatus.

Procura tener menos arrogancia y más flexibilidad ante los cambios en tu vida y darte valor, independientemente de lo ocurrido. Las rodillas te indican la unión que tienes hacia alguien en concreto o hacia otras personas. Debes ver el punto de vista de los demás y ser flexible a ellos. Esto te permite ver la vida de distintas maneras.

Para sanar tus rodillas de forma natural debes evitar juzgar y no ser prepotente con tus palabras y tus pensamientos. Tienes que tener más humildad, más aceptación y más entrega. Dirige tu vida a tu modo y recuerda que casualmente se necesita ayuda y se puede pedir.

El perdón te libera de las lesiones y los dolores de rodilla, tanto el perdón, como la comprensión y la compasión. Al tratar de ser más humilde y sencillo, encontraras más flexibilidad y sanarás.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba