BINAURAL PARA ELIMINAR EL CERUMEN DE LOS OÍDOS

12.10

Ahora todos nuestros audios incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este binaural para eliminar el cerumen de 15 a 30 minutos al día, escúchalo con auriculares y el volumen bajo.

Hay que decir que todos los binaurales o isocrónicos se pueden escuchar aunque no tengas la enfermedad para la que son destinados, porque lo que consigues al escuchar las diferentes frecuencias es poner en un perfecto estado de salud las células de todo tu cuerpo.

Este binaural está diseñado para combatir el cerumen acumulado causando oclusión o tapón en los oídos y lleva frecuencias que hacen:

  • Eliminar el cerumen de los oídos de forma natural.

  • Elimina los síntomas del taponamiento o cierre que puedas tener en los oídos.

  • Regenera células y tejidos de los oídos, haciendo una regeneración celular y curación.

  • Te hace segregar endorfinas para generarte funciones esenciales para tu salud como la calma, reducir el dolor, retrasar el envejecimiento y llevarte a un estado de bienestar emocional y físico.

Algunas personas tienen oclusión o cierre por cerumen en la que la cera (o cerumen de los oídos) se acumula en las orejas o se pone demasiado dura y no se puede eliminar de forma natural.

El cerumen es una parte útil y natural de las defensas del cuerpo que lubrica y protege el conducto auditivo al atrapar la suciedad y al retrasar el crecimiento de las bacterias, pero hay veces que la oclusión del cerumen se transforma en un problema.

Síntomas y signos de tener oclusión, cierre o tapón por cerumen:

  • Dolor de oído, picor o molestias.

  • Sensación de inflamación en el oído afectado.

  • Zumbido o ruido en los oídos (tinnitus).

  • Disminución de la audición en el oído afectado.

  • Mareos.

  • Tos, la tos a veces también puede indicar tapón de oído.

Hay que tener en cuenta que tener signos o síntomas, como dolor en los oídos o una disminución en la audición, no necesariamente significa que tengas acumulación de cera. Es posible que tengas otra afección relacionada con los oídos a la que debas prestarle atención.

El conducto auditivo y el tímpano son muy delicados, por lo que pueden dañarse fácilmente debido al exceso de cera tanto en niños como en personas mayores. No intentes eliminarlo por tu cuenta insertando un instrumento en el canal auditivo, en especial no metas nada en tu oído si tienes alguna perforación en el tímpano o si tienes dolor o drenaje en el oído.

Las glándulas que hay en la piel que recubre la parte externa del canal auditivo segregan cerumen de los oídos. El cerumen y los pequeños vellos que hay en estos conductos atrapan el polvo y otras partículas extrañas que pueden dañar estructuras más profundas como el tímpano.

En la mayoría de las personas, una pequeña cantidad de cerumen viaja de forma regular a la abertura del oído, conde se elimina con el lavado o cae a medida que se segrega cerumen nuevo para reemplazarlo. Si segregas una cantidad excesiva de cerumen o si este no se elimina de forma normal y eficaz, puede acumularse y bloquear el canal auditivo.

La mayoría de los taponamientos y oclusiones por cerumen ocurren cuando las personas tratan de limpiarse los oídos ellas mismas introduciendo hisopos de algodón u otros productos en los oídos, al introducir estos bastoncillos de algodón, lo que haces es empujar el cerumen hacia adentro en lugar de sacarlo, empujas hacia adentro más de lo que sacas. Incluso se acumula cuando empujas la cera hacia dentro con el dedo o con otro objeto.

Lo normal es que se desprenda o salga del oído durante las duchas y los baños y esto basta para mantener la cera a niveles saludables. Introducir cualquier cosa en la oreja de un niño aumenta el riesgo de infección y de lesionar el conducto auditivo externo o el tímpano.

Aunque algunas personas fabrican más cera que otras, por lo general, el oído fabrica la cera que necesita. En contadas ocasiones, los oídos de los niños fabrican demasiada cera.

Su tú o tu hijo se queja de dolor o molestias en el oído, o si le ves cera en el oído, está bien pasarle un paño por el exterior de la oreja para retirársela. Pero no uses un bastoncillo de algodón, ni un dedo ni otra cosa porque podría metérsela dentro del oído. Podría lastimarle el conducto auditivo y su delicado tímpano, o podría impactar la cera hacia el interior del oído.

Hay motivos emocionales tanto en niños como en adultos que pueden causar tapón de cerumen. Todo síntoma o enfermedad tienen que ver con nuestro inconsciente. Toda afección o enfermedad es un drama personal e inconsciente para quien la padece. Son dramas que la persona tiene de forma inacabada o deformada. Además, la persona suele desconocer la relación que existe entre su enfermedad y su drama, pero toda afección o enfermedad oculta en el cuerpo una historia.

El niño o la persona que presenta cualquier problema en los oídos, indica su capacidad para escuchar, es un conflicto emocional de “no querer escuchar algo” o bien de “haber dejado de escuchar algo que le gustaba”. Dificultad para oír lo que ocurre dentro de nosotros mismos o a nuestros alrededor. O no poder atrapar un bocado auditivo (palabras amables).

En caso de que se produzca una inflamación (OTITIS) o DOLOR, te indica que sientes culpa por aquello que no te gusta escuchar, y que acumulas tus emociones de rabia y de ira porque crees que nadie te entiende. Esto les suele suceder a los niños pequeños que escuchan muchas veces cosas que no les gustan, o gritos y órdenes sin explicaciones convincentes, coherentes o inteligentes. Puede que se sientan atacados por lo que oyen, o que se sientan culpables por creer que provocan conflictos o peleas en la familia.

Cuando la cera se acumula en los conductos auditivos formando un tapón tanto en adultos como en niños es porque se tiene un conflicto de contacto auditivo no deseado, a la persona no le gusta lo que escucha, y sucede a nivel inconsciente que se crea un tapón de cera para atenuar la entrada de sonidos o mensajes en esa oreja. Pero esto sucede porque la persona o el niño se cierra a lo que oye, no le gusta lo que escucha, tal vez por peleas o discusiones continuas. Puede haber un sentimiento de que no se ocupan de uno, o se ocupan demasiado. O una problemática en la que uno se tiene que ocupar de alguien.

Para solucionarlo es importante tomar conciencia y recordar el momento en el que surge el síntoma en los oídos y analizar a qué situación o personas se debe. Palabras de quien no quieres escuchar, cosas que te hacen sentir enojo, dolor o culpa.

Una vez que identifiques el conflicto, es necesario comenzar a enfrentar la situación para intentar cambiarla siguiendo tus emociones, comunicándolas sin temor a lo que piensen o como actúen los demás. Comunicando tus sentimientos frente a una determinada situación o persona sin temor a ser juzgado.

Cerrar con un tapón de cerumen tus oídos no resuelve el problema, solo te produce un malestar en tus oídos que puede derivar en un problema de oídos más serio. Solo si lo enfrentas puedes encontrar la solución.

Siempre aprendemos de todo problema. La otra persona es siempre un espejo donde proyectamos nuestro inconsciente, tanto en lo agradable como en lo desagradable.

¿Qué te está enseñando la otra persona con sus palabras o que te está enseñando la situación que estás viviendo? ¿Qué hay de ti en “ese otro” que te moviliza tanto hasta el punto de no querer escuchar?

Las palabras que no queremos escuchar nos están ofreciendo una oportunidad de aprendizaje. Y ese aprendizaje puede estar relacionado con hacerte oír, con hacerte respetar en lo que piensas o en tus necesidades. O incluso ese aprendizaje puede estar relacionado con poner un límite a una situación que estás viviendo como problema. Hay que aprender a poner límites, y al poner límites te estas valorando como ser humano.

Siempre el escuchar y escucharse te crea un enriquecimiento, un aprendizaje y un crecimiento personal.

Tal vez es a ti mismo a quien no estas escuchando, no escuchas tus necesidades ni tus deseos. En cualquier caso, sea lo que sea, ni te juzgues ni juzgues a la otra persona, perdónate y perdona. Cuando algo o alguien estén afectando a tus oídos y te duelan o tengas problemas en ellos, deja de escucharlo dando cambios para solucionarlo.

Por otro lado, cualquier síntoma en los oídos también puede estar vinculado con una programación de algo que tu madre vivió durante el embarazo o algo que viviste desde que naciste hasta los pocos años de edad.

Siempre es importante analizar la emoción que puedas estar viviendo en tu vida actual, pero también analizar tu historia para ver si estas emociones vienen de tu infancia o tienen que ver con tus antepasados.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba