BINAURAL PARA PARÁSITO ASCARIS (LOMBRIZ INTESTINAL)

12.10

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este binaural 15 minutos al día, y si hay muchos de estos gusanos áscaris puedes escucharlo 2 veces al día con auriculares y el volumen al mínimo.

Todas las personas deberíamos usar los binaurales para áscaris y distintos tipos de parásitos con el fin de despejar nuestro cuerpo de estos molestos y peligrosos gusanos.

Este parasito o gusano blanquecino es un helminto o lombriz intestinal de grandes dimensiones, el macho adulto puede llegar a medir entre 15 y 30 centímetros, y es nombrada científicamente como Áscaris lumbricoide. Este gusano es el parasito humano más frecuente en todas las personas, se calcula que lo tienen albergado en su interior más de una tercera parte de la población, eso es casi el 40% de toda la población mundial.

Durante los 8 meses aproximadamente que viven estos gusanos en nuestro interior, una sola hembra en el intestino puede poner hasta 30 millones de huevos. Los huevos se incuban en el duodeno y en el intestino delgado, y las larvas migran a través del torrente sanguíneo  o el sistema linfático hacia al hígado o los pulmones y luego a otros órganos, hasta que al final se establecen en el intestino delgado donde alcanzan la madurez.

La enfermedad que producen se llama Ascariosis, y las molestias dependen de la sensibilidad de cada persona parasitada y de la cantidad de gusanos alojados. Las infecciones que causan pueden detestarse según la parte del cuerpo afectado, pero en muchas ocasiones se nota la aparición de trastornos digestivos leves,  en otros casos pueden causar hasta obstrucciones intestinales, incluso obstrucciones de las vías biliares, o asfixia por introducción de parásitos en las vías respiratorias. En este estado las personas pueden presentar síntomas similares a los del asma o la neumonía como tos continua, falta de aire o sibilancia al respirar, ese sonido es síntoma de que el aire se desplaza por los conductos respiratorios estrechos en los pulmones.

Cuando los gusanos adultos se instalan ya en el intestino delgado hasta que mueren pueden causar unos síntomas como un leve dolor abdominal, náuseas o vómitos, diarrea o heces con sangre.

La mayoría de las personas infectadas por estos parásitos áscaris si albergan un gran número de estos gusanos, entonces los síntomas serán mayores como, dolor abdominal  más intenso, fatiga, vómitos, malnutrición o pérdida de peso, e incluso puedes ver gusanos en el vómito o en las heces. Cuando hay mucha cantidad de gusanos hará que tengamos mala absorción de los alimentos ingeridos y riesgo de no recibir la nutrición suficiente, también puede haber perforación intestinal y obstrucción, causando cólicos, apendicitis, etc…

PARÁSITOS Y HONGOS, ELIMINARLOS RÁPIDAMENTE

Lo que voy a hablar aquí le puede parecer una barbaridad a cualquier persona o puede pensar que es ciencia ficción, pero voy a exponer una verdad muy grande que es real.  A cualquier persona que tenga diarrea, estreñimiento, hinchazón, gases, síndrome de intestino permeable y otros problemas digestivos e intestinales le interesa leer este artículo.

Hoy día hay multitud de enfermedades que no se curan, como problemas respiratorios, tiroides, problemas cardiacos, cáncer, alteraciones del sistema nervioso, mareos, etc. Y  muchas personas padecen, sin saberlo, infecciones parasitarias y hongos que pueden causar gran cantidad de síntomas que van mucho más allá de los simples problemas  digestivos.

Los hongos y parásitos pueden ser la causa de muchos problemas de salud crónicos y la razón por la cual los intentos de curación que has tenido hasta ahora no han tenido éxito.

La causa de muchas enfermedades la debemos buscar en los parásitos y en los hongos, y sobre todo el hongo cándida habita en el cuerpo y es causante de muchas enfermedades, casi el 100% de las enfermedades están causadas por las cándidas.

En nuestro interior los hongos se asocian con los virus o las bacterias, causando infinidad de enfermedades. Pero lo más importante que hay que saber es que los hongos, al igual que cualquier ser vivo, tienen conciencia y sabiduría propia, esto quiere decir que los hongos pueden oír, saben cómo mutar y tomar decisiones, por ejemplo: si en el cuerpo entra un hongo con mayores capacidades o con mayor fuerza, le dan prioridad para que se aloje rápido en el organismo. Pero si una persona está feliz, sube sus defensas y automáticamente nuestro organismo desecha al cuerpo extraño. Estos hongos viven en la oscuridad, necesitan calor y un ambiente acido para vivir en nuestro cuerpo, y con los alimentos actuales, con la industrialización y la destrucción del microbioma, con la ira, los enojos y el rencor encuentran el medio ácido que necesitan para vivir a sus anchas. Pero lo más impresionante de todo esto y es la clave, es que los hongos pueden controlar nuestra mente, si, si,  aunque parezca una barbaridad es un hecho cierto, los hongos pueden controlar nuestra mente, pueden hacernos sentir deseos de ciertas comidas para que ellos aseguren su medio ácido, alteran nuestros estados de ánimo, influyen en nuestras decisiones, pueden alterar nuestra sexualidad, y pueden crear infinidad de trastornos como la bipolaridad, depresión y diversas enfermedades. Los hongos son el primer escalón que alimenta a la oscuridad por medio de nuestro sufrimiento. Esto es difícil de creer pero en realidad, los hongos y los parásitos forman un microcosmos dentro del macrocosmos de nuestro cuerpo, igual que nosotros y todos los seres vivos o todas las formas de vida están diseñadas para sobrevivir desplegando su pequeña o gran inteligencia, y los parásitos y hongos que nos enferman son vida que intenta sobrevivir en el interior de nuestro cuerpo, y para conseguirlo despliegan todos los medios de los que disponen.

Cuando un lugar está contaminado de hongos o cuando una personas está contaminada de hongos pasa por una lucha constante, con una infinidad de sufrimientos tanto psíquicos como físicos que impiden que puedan ser libres, sanos o dirigir su vida a placer, porque tienes parásitos y huéspedes en tu interior que te necesitan enfermo y amargado, con sufrimiento, para que generes el medio ácido que ellos necesitan para sobrevivir mejor y reproducirse intensivamente, ellos como todo ser viviente van a proteger su especie. Y esto lo sabe la comunidad científica, pero hay intereses a favor de la enfermedad que es la única que deja dinero, interesa que la gente esté enferma.

La mayoría de las personas tiene en el interior de su cuerpo algún tipo de parasito que puede causar con el tiempo algún tipo de alteración o enfermedad en su cuerpo si no se pone remedio. Los parásitos son organismos vegetales o animales que viven de manera permanente o temporal chupando de otra especie viviente sin llegar a destruirlo del todo. Todas las personas tenemos parásitos en nuestro cuerpo de diversos grados, o de una manera más o menos dañina.

En las personas pasa igual, le llamamos a una persona parásito cuando vive a expensas de otra persona, sin buscarse su propia vida para no depender de nadie. Las personas que tienen parásitos en su interior es porque se dejan invadir y parasitar por los demás, sobre todo en sus pensamientos y su forma de vivir, si yo dejo que los demás chupen de mí, de mis cosas, de mi dinero, de mis conocimientos, de las cosas que yo consigo con mi trabajo y esfuerzo, pues también estoy dejando la puerta abierta a los parásitos en mi cuerpo.

Los niños suelen tener muchos parásitos porque se dejan invadir demasiado por los adultos, los niños se tienen que esforzar demasiado en no ser ellos mismos porque tienen que reprimirse por los adultos. También muchas personas viven invadidas por el jefe, por la mujer, por el esposo, por la familia chupando de su trabajo y de su dinero, de sus sentimientos, etc… cuanto más dejas que los demás ocupen tu espacio más parásitos ocuparán tu cuerpo también.

Nadie puede parasitarte si tu no se lo permites, si eres capaz de ser tú mismo pocos parásitos te invadirán, pero si necesitas esforzarte por ser otra persona para que los demás te acepten o te quieran, entonces los parásitos invadirán tu cuerpo.  Una persona no es invadida por parásitos dañinos cuando no necesita demostrar nada y se siente digna de ser querida y aceptada, si tú te respetas y te aceptas, los demás te respetaran. No dejes entrar pensamientos ni creencias inútiles, del mismo modo que no dejarías entrar a cualquiera en tu casa.

Muchos de los parásitos intestinales se llaman oxiuros, estos parásitos cuando son pequeños habitan muy arriba en el intestino delgado, y cuando se hacen adultos bajan al intestino grueso, y las hembras pasan al borde del ano para procrear , y lo hacen en las primeras horas de la noche donde ponen sus huevos, esto es muy molesto porque al moverse producen un intenso picor e incomodidad que hace que el niño, la niña o el adulto tenga durante el sueño, o durante la noche mucha inquietud y nerviosismo, estos gusanos o lombrices se mueven a sus anchas  por el intestino humano. Muchas personas no notan nada, sobre todo en los comienzos. Pero mucha gente tiene nerviosismo, picores anales y despertares nocturnos causados por diferentes tipos de parásitos intestinales.

Antiguamente la gente tenía costumbre de desparasitarse con frecuencia con aceite de ricino y otros purgantes para eliminar todo tipo de parásitos, hongos, toxinas y cálculos biliares, pero hoy día esas costumbres se han perdido porque a la medicina oficial  no le interesa sacar nada del cuerpo, solo le interesa meter y meter medicamentos, y cuando ya estamos muy mal cortan por lo sano y nos extirpan nuestros órganos, en lugar de mantenerlos sanos con costumbres saludables como las limpiezas internas o los purgantes.

¿Tienes parásitos intestinales? La verdad es que casi todos tenemos algún tipo de parasito, incluso los tienen las personas sanas sin síntomas. Los niños y los adultos con el sistema inmune debilitado por desilusiones y tristeza corren mayor riesgo de contraer parásitos. Los parásitos de nuestro cuerpo pueden estar alimentando enfermedades o alimentando la salud, porque a veces los parásitos son útiles para nuestra salud. Solo cuando experimentamos una sobrecarga o infección de parásitos es cuando tenemos problemas, y cuando los parásitos empiezan a causar síntomas en el cuerpo de una persona, entonces pueden llegar a causar enfermedades graves y mortales.

Algunos de los síntomas más comunes de los parásitos intestinales son:

  • Problemas digestivos, incluido el estreñimiento, diarrea o gases constantes.
  • Problemas de piel, erupciones o ronchas inexplicables de pronto, gases persistentes o diarreas repentinas.
  • Dolor en algunas articulaciones o dolores musculares.
  •  
  • Apetito excesivo, tener ganas de comer con mucha frecuencia, tener hambre aunque comas bien.
  • Anemia por falta de hierro.
  • Nerviosismo, y a veces rechinamiento de dientes durante el sueño.
  • Sensación de ansiedad de forma inexplicable, sin motivo a veces.
  • Infecciones recurrentes.
  • Prurito o picores en el ano o la vagina.

Los hongos y parásitos se alimentan de lo que tú comes. Y si tu salud está en mal estado es como abrir la puerta para que estos invasores se instalen a vivir en tu cuerpo, estableciendo su residencia dentro de ti y alimentándose de tus recursos internos, ¡y luego nos extraña tener mal el cabello, las uñas, la piel seca o deteriorada! Estos parásitos crean deficiencias de nutrientes dentro de ti. Y si tienes el sistema inmune deprimido o bajo, entonces creas el medio perfecto para ellos, porque el sistema inmune bajo le está abriendo las puertas de par en par a los invasores.

Muchos de estos hongos, parásitos, gusanos o lombrices se pueden instalar en el corazón, en el hígado, en el páncreas, en la sangre, en la linfa o líquidos de desecho del cuerpo, en los intestinos y en cualquier parte del cuerpo.

Se crea en el cuerpo un círculo vicioso en el que al tener mala salud se debilita más el sistema inmune, y eso atrae a más parásitos, y un crecimiento excesivo de parásitos debilita tu sistema inmune y tu salud aún más.

Pero hay parásitos o microorganismos que son beneficiosos y nos ayudan a crear auto-inmunidad, nos hacen inmunes y nos protegen contra enfermedades y contra inflamaciones, evitando muchas dolencias. 

El alejamientos de los parásitos en los países más industrializados que impiden que estemos en contacto con la naturaleza y con los alimentos naturales, es uno de los motivos por los que las personas contraen tantas enfermedades auto-inmunes. En los pueblos que viven en contacto con la naturaleza no hay enfermedades auto-inmunes. Cuando se reduce la exposición a los microorganismos aumentan las enfermedades auto-inmunes y graves. Muchos parásitos pueden ayudarte a aumentar las bacterias buenas de tu organismo. Pero ciertos modos de vivir hoy día destruyen los parásitos buenos y destruyen el microbioma y el sistema inmune de las personas. Las multinacionales con sus productos se han encargado de destruir el ecosistema natural que teníamos y nos han creado un desequilibrio en el que somos atacados de forma masiva por hongos y parásitos.

Y tenemos que conseguir el equilibrio interno de estos huéspedes para que no nos causen enfermedades.

¿Cómo curar la infección de parásitos y hongos?

La medicina oficial tiene medicamentos antiparasitarios, el problema es que los medicamentos pueden causar muchos efectos secundarios que pueden ser casi tan graves como la propia infección parasitaria, como: nauseas, vómitos, dolores de cabeza, insomnio, alteración del sistema nervioso…

Antiguamente se usaban algunas plantas y aceites como purgantes  para eliminar parásitos. Pero hay que tener en cuenta que mientras estás tratando una infección de parásitos puede haber una reacción, porque al intentar matarlos, estos liberan toxinas a medida que mueren y puedes tener unos síntomas incómodos de desintoxicación, como dolores de cabeza o exageración de los síntomas actuales, quiere decir que los síntomas pueden empeorar antes de que mejoren. Por eso es recomendable usar los binaurales para hongos o desparasitar con moderación y solo usarlos entre 15 minutos hasta un máximo de 30 minutos al día, podemos usarlos con los auriculares en los oídos con el volumen bajo,  y también colocando unos auriculares directamente sobre la zonas afectadas del abdomen, pecho o el ano, etc, para destruir esos parásitos y hongos. Se pueden colocar encima de una ropa fina.

Lo cierto es que lo hongos y parásitos debajo de su tamaño pequeño microscópico ocultan el inmenso poder que pueden tener sobre nuestra salud.

Otros binaurales recomendados para eliminar parásitos, hongos y mohos:

https://autogestionatusalud.com/producto/frecuencia-binaural-combinado-no-13-hongos-mohos-antiseptico/

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba