FRECUENCIA BINAURAL COMBINADO MULTIPLE Nº16 – ELIMINAR METALES EN EL CUERPO

30.25

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Este poderoso combinado múltiple binaural está diseñado para eliminar el exceso de los metales del organismo desintoxicándolo. Eliminarás metales de tu cuerpo y los efectos dañinos que producen.

El exceso de ciertos metales en el cuerpo puede llegar a ser muy peligroso para la salud. Metales como el cadmio, plomo, arsénico, mercurio, el aluminio, etc., se acumulan produciendo toxicidad en el cuerpo que se aloja en el hígado, en los riñones, en las articulaciones y en diferentes partes del cuerpo y la sangre, en el tejido adiposo.

Todo el desarrollo tecnológico hace que absorbemos a diario grandes cantidades de metales dañinos, la enorme producción de desechos hace que haya una enorme cantidad de metales pesados en el ambiente por desechos industriales, absorbemos metales cuando nos duchamos, cuando limpiamos o cocinamos. Muchos metales se acumulan en el aire y  los metemos en el cuerpo al respirar, partículas que respiramos o que se incorporan a nuestro organismo por la piel. En la agricultura y la ganadería se utilizan productos nocivos que transportan metales pesados y esto contamina las plantas, las verduras, las frutas, las carnes y los pescados. Pero lo que más metales dejan caer en el aire son las fumigaciones ilegales que hacen los aviones vertiendo trazas llenas de químicos y metales por todo el planeta.

El exceso de metales en el organismo produce enfermedades degenerativas crónicas.

Hay metales como el cadmio que absorbemos diariamente del polvo del ambiente, del humo del tabaco, de los coches, de las fábricas, de los plásticos que usamos a diario, de las pilas o baterías que usamos, etc., y que suelen provocar problemas relacionados con alteraciones en los huesos, fracturas, daño en los riñones, síntomas y trastornos gastrointestinales, dolores de cabeza, problemas respiratorios, cánceres, hipertensión, fetos con bajo peso, problemas cardiacos y vasculares, bronquitis, infertilidad, disfunción eréctil, alergias, dolor crónico inexplicable en músculos y articulaciones, dificultad para perder peso, depresión, dientes sensibles. Los metales en el cuerpo también hacen que se creen deficiencias de vitaminas y minerales.

También estamos expuestos continuamente a cantidades de mercurio en exceso sobre todo el pescado que consumimos con alto contenido en mercurio, muchas veces por ser pescados grandes que suelen estar más cerca de los fondos marinos como es el atún, el tiburón, pez espada, etc.

O por comer pescados como la lubina, la perca o el lucio que nos venden y que son extraídos de aguas contaminadas.

También tragan a diario grandes cantidades de mercurio las personas que llevan puestos empastes dentales de amalgamas.  El exceso de mercurio en el cuerpo de una mujer embarazada y de un niño puede crear trastornos de autismo.

Muchas personas tienen síntomas relacionados al consumo excesivo de mercurio, como problemas que incluyen daño neurológico y alteraciones o defectos en el desarrollo, tumores cancerosos. En mujeres embarazadas puede afectar al feto provocando problemas cognitivos, en niños también puede provocar este tipo de problemas afectando a la memoria, creando falta de atención e hiperactividad. En ocasiones también afecta el mercurio  al lenguaje, a las habilidades motoras y a la percepción espacial.

La mayoría de las personas estamos expuestos a grandes cantidades de plomo en el aire, en los alimentos, y sobre todo en el agua que consumimos y con la que riegan los alimentos, también en el suelo, gasolina. Hay mucho plomo en los envases de alimentos que se consumen. Los problemas que producen el exceso de plomo con el que convivimos incluyen fatiga, problemas gastrointestinales, insomnio, daño en el sistema nervioso, alteraciones nerviosas variadas, aumento de la presión arterial, problemas auditivos y problemas de visión, problemas reproductivos y esterilidad, retrasos en el desarrollo, cáncer, daño cerebral y trastorno del comportamiento, esclerosis, alteración en la producción de glóbulos rojos y blancos, etc.

El arsénico es otro tóxico que está presente en grandes cantidades en los alimentos que se consumen, en el agua potable que bebemos, en el tabaco, en los chips de computadora, en los aditivos para los piensos de animales como aves y cerdos, en los pesticidas, etc. Y algunos de los síntomas que produce el exceso de arsénico en el cuerpo son cáncer de piel, de pulmón y otros tipos, lesiones cutáneas varias, manchas en la piel y cambio de pigmentación, defectos congénitos, arritmias cardiacas, baja el sistema inmune, causa  diferentes desequilibrios hormonales, sensibilidad y debilidad muscular, etc.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo de 7 a 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos, sobre todo sienten molestias las personas que los escuchan con el sonido con volumen alto. Es imprescindible escuchar los binaurales con el sonido al mínimo si quieres conseguir los resultamos óptimos sin sobrecarga.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera, pero recuerda siempre con el volumen muy bajo para no sobrecargarte.

No es aconsejable escuchar frecuencias RIFE, BINAURALES y TONOS ISOCRÓNICOS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que están haciendo y se tumben a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba