ISOCRÓNICO COMBINADO Nº83 – CALMAR CUALQUIER TIPO DE DOLOR EN EL CUERPO – CALMANTE – SEDANTE

24.20

Ahora todos nuestros audios incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este combinado Nº83 para calmar cualquier tipo de dolor durante 30 minutos con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

Escúchalo siempre que necesites calmar un dolor. Está compuesto por dos fases que duran 15 minutos cada una (en total 30 minutos), se ha dividido en dos fases por la cantidad tan grande de frecuencias que lleva para tratar diferentes tipos de dolencias.

A veces notarás que el dolor se te calma antes de terminar de escuchar el audio completo, esto es porque tu tipo de dolor esté registrado en los primeros 15 minutos del audio, y en este caso, si el dolor ya se te ha calmado no necesitas seguir escuchándolo hasta el final.

Sin embargo, en el caso de que tu dolor sea demasiado intenso o grave, es posible que tengas que escuchar este audio más de una vez al día. Tú mismo irás cogiendo la medida para calmar tus dolores.

ESTE ES UN TIPO DE COMBINADO DE FRECUENCIAS QUE HAY QUE TENER SIEMPRE COMO BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS PORQUE TE RESUELVE RAPIDAMENTE UN DOLOR Y TE EVITA PROBLEMAS MAYORES.

Hay que decir que todos los binaurales o isocrónicos se pueden escuchar aunque no tengas la enfermedad para la que son destinados, porque lo que consigues al escudarlos es poner en un perfecto estado de salud las células de todo tu cuerpo.

La fase 1 de este combinado Nº 83 que dura 15 minutos y lleva frecuencias para:

  • Calmar el dolor causado por migrañas.

  • Para el dolor causado por presión.

  • Para el dolor menstrual.

  • Para el dolor fuerte agudo.

  • Para el dolor fuerte por cirugía, por una operación quirúrgica.

  • Para el dolor muscular.

  • Para el dolor articular causado en cualquier articulación del cuerpo.

  • Para el dolor causado por lesiones.

  • Para el dolor creado por la artritis.

  • Para el dolor agudo causado por inflamación en cualquier parte del cuerpo.

  • Para el dolor causado por infección de cualquier tipo.

  • Para el dolor abdominal.

  • Al escucharlo te hace producir endorfinas.

  • Te hace generar opiáceos endógenos.

  • Te hace generar serotonina para llevarte a un estado de felicidad.

  • Hace que tu cuerpo entre en relajación.

  • Tiene un efecto sedativo en todo el cuerpo.

  • Y calma cualquier tipo de dolor en general.

La fase 2 de este combinado que dura otros 15 minutos y lleva otras frecuencias diferentes para:

  • Calmar el dolor causado por migrañas.

  • Para cualquier tipo de dolor de cabeza.

  • Para el dolor de huesos en general.

  • Para el dolor muscular.

  • Para el dolor causado por cáncer o tumor.

  • Para el dolor causado por presión.

  • Para el dolor menstrual.

  • Para el dolor articular causado en cualquier articulación del cuerpo.

  • Para el dolor agudo causado por inflamación en cualquier parte del cuerpo.

  • Para el dolor causado por infección.

  • Para el dolor abdominal.

  • Para el dolor fuerte agudo.

  • Causa una sedación en el cuerpo.

  • Produce opiáceos endógenos, relajación y serotonina.

  • Y calma cualquier tipo de dolor en general.

El dolor en el cuerpo es un síntoma común que puede indicar muchas afecciones. Desde dolor por una gripe o resfriado, hasta dolor por el estrés.

Cuando estás estresado o tienes ansiedad, tu sistema inmunitario no puede controlar su respuesta a la inflamación como lo hace cuando estas relajado. Y como consecuencia, el cuerpo no puede combatir las infecciones o las enfermedades como debería hacerlo. El estrés, la ansiedad y las preocupaciones causan también tensión muscular y dolores, incluso el ejercicio intenso causa dolores musculares y articulares.

La deshidratación también hace que te duela el cuerpo. Si no bebes suficiente agua, tu cuerpo no podrá realizar adecuadamente muchos de sus procesos importantes, que incluyen la respiración y la digestión. Cuando te deshidratas o tienes poca agua en tus tejidos estos procesos no pueden funcionar bien y puedes sentir dolor físico.

La falta de sueño o no dormir lo suficiente puede afectar a la salud en general. Los tejidos, el cerebro y las células del cuerpo necesitan un sueño adecuado para mantenerse saludables. Si no duermes bien, tu cuerpo no tiene tiempo de descansar ni regenerarse, tampoco podrá hacer los procesos esenciales al no reponer energías, y esto puede provocar dolor en tu cuerpo.

También puede producir dolor en el cuerpo si tienes falta de vitamina D, la hipocalcemia o un nivel bajo de calcio en sangre. Esto sucede a las personas que toman poco sol o solo toman el sol con protección solar impidiendo que la verdadera vitamina D se pueda producir en la piel. El sol hay que tomarlo con la piel limpia de filtros de este tipo. Muchos órganos importantes de tu cuerpo, como los riñones y los músculos dependen del calcio para funcionar correctamente, tus huesos también necesitan calcio para mantenerse saludables. Si no tienes suficiente vitamina D para ayudar a absorber el calcio, puedes sentir dolor en estos órganos, dolor de riñones, dolor en los huesos, calambres, espasmos y contracturas musculares, mareos, entumecimiento o convulsiones, etc.

La fibromialgia también es una afección en la que se puede sentir agotamiento, dolor y sensibilidad en todo el cuerpo, incluidos los músculos y los huesos.

El síndrome de fatiga crónica también causa dolores de cabeza o de garganta, dolor en los músculos y en las articulaciones.

La artritis ocurre cuando se inflaman las articulaciones causando dolor articular y limitando el movimiento.

El lupus ocurre cuando el sistema inmunitario ataca a los tejidos del cuerpo, incluidos los vasos sanguíneos, los órganos y las articulaciones, causando también dolor.

Por otro lado hay enfermedades que se causan por picadura de insectos o garrapatas, suelen causan dolores neuromusculares y articulares.

Las enfermedades por infección micótica pueden producir dolor. También la esclerosis múltiple y los traumatismos causan inflamación y dolor y otras muchas afecciones y enfermedades.

Ahora, muchas personas en todo el mundo también están sufriendo dolores musculares, articulares y de varios tipos causados por la transformación que está viviendo nuestro cuerpo por la energía que nos está llegando para la ascensión.

Por otro lado la gente está teniendo muchos dolores debido a la radiación que estamos recibiendo de antenas y tecnologías diversas con las que nos están irradiando.

Hay que recordar también que no podemos separar la mente del cuerpo. Cualquier dolor en el cuerpo está vinculado a un desequilibrio mental o emocional, a un sentimiento profundo de culpabilidad o de pena. Normalmente lo que causa dolor en el cuerpo suele ser un conflicto vivido en varias ocasiones que se expresa en forma de angustia, muchas veces la persona se puede sentir culpable de haber hecho algo o de no haberlo hecho, de haber hablado o de haber tenido pensamientos dañinos o negativos.

Tú te puedes sentir culpable por tu propia actitud y por tus actos, o porque otra persona te hace parecer culpable de todo, descargando la responsabilidad y el peso sobre ti.

Si el dolor que sientes es crónico, normalmente está relacionado con el hecho de que no has enfrentado la verdadera causa de este dolor. Has de aceptar buscar el origen del dolor y que te mantengas receptivo a resolver la verdadera causa sin que tus egos te lo impidan.

El sitio donde tengas el dolor nos da a un terapeuta las indicaciones sobre la causa y las relaciones del conflicto que la persona tiene.

El dolor siempre nos indica que existe una situación o un problema que hay que evaluar y solucionar. El dolor nos indica que hay algo en nosotros que no va bien.

A modo de ejemplo analizaremos una contractura: Una contractura muscular es la contracción persistente e incontrolable de un músculo o grupo muscular que produce un dolor continuado, que va acompañado de rigidez, y esta rigidez aumenta aún más al intentar mover los músculos afectados. Los músculos contienen muchas mitocondrias, que son las encargadas de transformar la glucosa que transporta la sangre en energía para el funcionamiento muscular. Cuando hay una contractura, el diámetro de los vasos sanguíneos que alimentan el músculo disminuye, lo que conlleva una menor aportación de nutrientes y, además, una dificultad añadida para el drenaje de toxinas a través del sistema venoso. Si las toxinas tienen dificultad para salir del tejido muscular, empieza a crearse un PH ácido que generará una inflamación, y ésta hará que se contracture más el músculo, derivando en un dolor cada vez más intenso y más incapacitante.

En el caso de una contractura habría que buscar la causa concreta que ha provocado un estrés en el paciente y que ha generado una contractura. Como regla general hay que saber que durante unos días y meses antes de la aparición del dolor, la persona afectada ha pasado por un momento o un período de inestabilidad emocional, con una mezcla de sentimientos de desvalorización, ira, impotencia, u otros. Y esto también es así para cualquier patología que cause dolor como puede ser: tendinitis, artritis, artrosis, lumbalgias, cervicalgias, epicondilitis, síndrome del túnel carpiano, bursitis, dolores discales, dolores de huesos, neuralgias, dolor del nervio ciático, etc.

Muchas veces una contractura está ahí causando dolor porque tienes antiguos problemas, se endurecen las fibras musculares y se tensan como recuerdo de viejas batallas o antiguos conflictos emocionales sin asimilar.

Está bien que calmes el dolor para no sufrir, pero trata de percibir en qué partes del cuerpo lo sientes y como lo sientes. Permite que salgan tus sentimientos analizando todas las posibles causas de tu dolor, conéctate con las emociones que producen ese dolor y experiméntalas, experimenta qué te impide realizar ese dolor que tanto te gusta, porque tal vez te sientas culpable de hacer algo y te lo estás impidiendo con ese dolor.

La inestabilidad puede haber llegado como consecuencia de un choque emocional inesperado que te ha impactado, que te ha pillado por sorpresa y para el que, en ese momento, no has encontrado solución, la persona no ha hallado una solución.

También se desencadenan patologías y dolores por tener una saturación conflictiva derivada de tener una preocupación continuada por diferentes situaciones personales, y la suma de estas situaciones que te preocupan te llevan a que sobrepases los límites de tolerancia que tú mismo tienes, desencadenando así el bloqueo energético de una zona específica de tu cuerpo.

Y también, si vives de forma repetitiva y continuada pequeñas situaciones conflictivas del mismo tipo, aunque tengan una mínima carga emocional, pero con el paso de los años puede generar una afección crónica, o puede pasar que un dolor agudo tienda a convertirse en crónico.

El dolor que sientas en tu cuerpo es de la misma proporción que el dolor moral que tengas.

Si tienes un conflicto débil que no es demasiado grande podrá afectar al cartílago de tus articulaciones, a los tendones y a los ligamentos.

Si tienes un conflicto emocional de nivel medio, podrá atacar a tus músculos.

Y si vives un conflicto muy fuerte, entonces podrá atacar tus huesos de forma maligna con Osteosarcomas, metástasis en los huesos o problemas en la medula ósea.

El dolor no empieza en un lugar al azar, el cerebro humano no hace nada al azar, ni siquiera un accidente ocurre por azar. El cerebro tiene una extraordinaria precisión, y por lo tanto no será el mismo tipo de conflicto un dolor en la parte interna del codo, que un dolor en la parte externa. Ni es lo mismo un dolor en la parte alta de la rodilla que un dolor detrás de la rodilla o en el lateral. Cada musculo y articulación del cuerpo tiene una función diferente, y si se genera una inflamación en un punto de cualquier articulación, se ha de analizar qué te impide hacer ese dolor, y encontrar el sentido biológico, el sentido de vida de la inflamación en el punto concreto del dolor.

Para más información en tu ayuda en la solución del dolor, solo tienes que poner la palabra dolor en nuestra página web y te saldrán todo tipo de artículos y videos relacionados al dolor que te podrán ayudar a interpretar lo que te provoca tus dolores para poder solucionarlos de raíz.

Entra en este link:

https://autogestionatusalud.com/?s=dolor

También puedes visitar nuestro diccionario bioemocional aquí:

https://autogestionatusalud.com/diccionario-bio-emocional/

Incluso encontraras toneladas de información en el blog de nuestra página web:

https://autogestionatusalud.com/blog/

Y en la información de cada producto de la tienda y en cada audio de frecuencias:

https://autogestionatusalud.com/tienda/

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba