ISOCRÓNICO COMBINADO Nº90 – GARGANTA: AMIGDALITIS, FARINGITIS, LARINGITIS (INFECCIONES, INFLAMACIONES, DOLOR)

24.20

Ahora todos nuestros audios incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este combinado Nº 90 para la garganta inflamada con dolor e infección, amigdalitis, faringitis, laringitis, escúchalo durante 30 minutos al día, escúchalo con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

Hay que decir que todos los binaurales o isocrónicos se pueden escuchar aunque no tengas la enfermedad para la que son destinados, porque lo que consigues al escudarlos es poner en un perfecto estado de salud las células de todo tu cuerpo.

Este combinado Nº 90 está diseñado eliminar infecciones, dolor e inflamaciones de la garganta, amigdalitis, faringitis y laringitis, y lleva frecuencias que para:

  • Curar infecciones de la garganta.

  • Infecciones bacterianas.

  • Amigdalitis.

  • Laringitis.

  • Faringitis.

  • Eliminar la tos.

  • Eliminar el dolor de garganta, dolor agudo y dolor por infección.

  • Elimina infecciones víricas en la garganta.

  • Estimula el sistema inmune.

  • Regenera la garganta.

  • Desintoxica el sistema linfático.

  • Elimina la acidosis de la garganta, ya que el ácido acumulado en la zona genera infección.

  • Llevan frecuencias que hacen de antiséptico, impide la putrefacción y proliferación de microbios dañinos.

  • Baja la fiebre.

  • Hace una curación y regeneración de la garganta.

  • Estimula los riñones que son los que limpian la basura infecciosa, para que esta basura no ingrese a la sangre.

La faringitis afecta con infección a la faringe que es al área justo detrás de la boca.

La amigdalitis es la hinchazón y el enrojecimiento de la amígdala por infección (tejido blando en la parte lateral de la boca o garganta).

La laringitis es la hinchazón y enrojecimiento por infección de la caja de la voz o laringe (en la parte inferior o baja de la garganta).

Las causas de la faringitis, laringitis y amigdalitis:

La garganta inflamada produce dolor, sequedad y picor en la zona. La mayoría de los dolores o inflamaciones de garganta son causadas por infecciones o factores ambientales como el aire seco, o tóxicos en el aire, irritantes inhalados, gases químicos, alérgenos o humo.

Las causas más comunes de los problemas en estas partes de la garganta incluyen: infecciones por virus, bacterias, infecciones por hongos, infecciones por ciertos parásitos, humo del cigarro o tabaco y por el reflujo gástrico, exposición al acido estomacal y el exceso de acidez en la sangre. También por comba en las cuerdas vocales.

La sinusitis crónica también pausa problemas en la garganta sobre todo en la laringe, el tabaco y el alcohol también alteran la laringe. Incluso el uso habitual de la voz como ocurre en los cantantes, las animadoras, gritar o hablar alto en sitios ruidosos afecta produciendo laringitis crónica.

Otras causas frecuentes de la ronquera crónica incluyen: Parálisis de las cuerdas vocales, que puede ser el resultado de una lesión nerviosa debido a una operación de cirugía, una lesión en el pecho o en el cuello, trastornos nerviosos y otras afecciones de salud, incluso por un cáncer.

Los síntomas más frecuentes de la faringitis, laringitis y la amigdalitis suelen ser:

Dolor de garganta, tos seca, voz ronca, debilidad o perdida de voz, sensación de cosquilleo o aspereza en la garganta, sequedad de la garganta, fiebre que puede ser baja o fiebre alta, dolor de cabeza, pérdida de apetito, malestar en el cuerpo, náuseas o vómitos a veces, dolores de estómago a veces, dificultad al pasar la comida al tragar. Puede llegar a verse enrojecimiento en la garganta, hinchazón y en ocasiones manchas blancas. También se puede palpar a los lados del cuello las glándulas inflamadas y en ocasiones los ganglios más abultados.

Complicaciones:

La mayoría de los casos de faringitis y amigdalitis se desarrollan sin complicaciones, pero si la enfermedad es causada por estreptococos, entonces pueden ocurrir complicaciones poco frecuentes, como fiebre reumática, cardiopatía reumática y enfermedad renal.

En los casos de inflamación de la laringe por virus puede producirse una dificultad para tragar saliva y hay una afectación en la que se tiene fiebre alta y voz apagada (ocupación faríngea) y cuerdas vocales afectadas pudiendo repercutir en la epiglotis y producir asfixia y poner en riesgo la vida.

La laringitis en algunos casos puede ser de tipo alérgico. La ronquera cuando es persistente algunas veces puede ser señal de una enfermedad más grave no diagnosticada.

Prevención de problemas en la garganta:

  • Evitar fumar y estar en ambientes con humo, ya que el humo seca la garganta e irrita las cuerdas vocales.

  • Evita o limita el consumo de alcohol y cafeína.

  • Bebe el agua necesaria, porque lo líquidos ayudan a mantener la mucosidad de la garganta ligera y fácil de expulsar.

  • Elimina de tu dieta los alimentos picantes porque hacen que el ácido del estómago vaya al esófago y garganta. Evita el exceso de proteínas. Evita el azúcar, el queso, la leche y todos los productos lácteos porque producen acidez y exceso de mucosidad. Tanto las proteínas, los picantes, los lácteos y el azúcar producen acidez estomacal y reflujo gastroesofágico.

  • Incluye en tu dieta alimentos saludables como las frutas, verduras, granos enteros y frutos secos. Y sobre todo toma vitamina A, E y C procedente de ensaladas variadas con vegetales crudos y frutas frescas.

  • Evita las infecciones como los resfriados que afectan a la garganta.

  • Evita deprimirte porque la tristeza y la depresión bajan las defensas y te afectan los virus, bacterias y todo tipo de parásitos.



Cuando vivimos conflictos de tipo emocional bajamos las defensas de la garganta afectando a varias zonas:

La faringitis causa el típico dolor de garganta. Todas las emociones, lo sentimientos o las energías que bloquean la garganta son del tipo de no querer tragar lo que alguien te dice o te hace. O situaciones o emociones que vuelves a tragar y que tienes dificultad para aceptar.

Si la faringitis se hace crónica está relacionada con un conflicto que se va repitiendo, por ejemplo, cuando ves diariamente a la persona a quien te gustaría decirle algo pero te contienes y no lo haces, te reprimes. Tienes miedo porque desconfías de lo que vendrá después.

Si no puedes defenderte o no dijiste nada afectarás a tu garganta, tener rabia, coraje reprimido, te tragas el coraje, lo reprimes y te duele la garganta y coges infección.

Si no te permiten o no te permites expresar tus ideas o tu creatividad afectaras a tu laringe y faringe.

Si no te permiten decir lo que sientes o lo que piensas afectaras a tu faringe y laringe.

Si te niegas a ser diferente, a actuar diferente y a decir algo, afectaras a tu zona de la garganta.

Por lo general, los problemas en la faringe aparecen después de una discusión, de una pelea o de un disgusto con alguien querido, o con alguien conocido o de “confianza”, en donde fuiste sacudido en tu sensibilidad o fuste forzado a hablar, forzado a decir algo que no querías. Por ejemplo: tu jefe te impone echar más horas cuando ya tenías otros planes para tu tiempo libre, te entra mucho coraje y te sientes incapaz de decirle a tu jefe lo que piensas, en cambio, le dices: “claro que si jefe, usted cuente siempre conmigo”. Al día siguiente puedes tener una faringitis por haberte callado lo que sentías o tener ronquera o afonía.

En el caso de tener afectadas las amígdalas es por no poder tragar la presa (el objetivo, la situación o la persona).

La amígdala derecha se afecta por palabras que queremos decir y nos podemos, palabras que nos tragamos o querer atrapar algo.

La amígdala izquierda se afecta por palabras que ya hemos dicho y no queríamos decir, querer escupir algo que ya hemos dicho. La amigdalitis se produce por miedo, rabia, ira y emociones o creatividad reprimidas, la persona no puede o no la dejan ser ella misma.

Si tus amígdalas te dan demasiados problemas, revisa qué estás sintiendo, qué te estás tragando, qué callas, qué no digieres, la ira y rabia que reprimes, lo que crees inalcanzable, el sobreesfuerzo para que te quieran y te respeten, tus miedos…

En realidad todas las zonas de la garganta se afectan por similares conflictos.

Los niños viven en su mundo los mismos conflictos emocionales que los mayores. Los niños que no pueden atrapar el cariño, los abrazos o la atención de la madre o del padre como desean, terminan con problemas de amígdalas o de garganta en general. Muchos niños deben esforzarse en sacar buenas notas o tener buena imagen para tener contentos a los padres y poder tener su atención y cariño.

Los niños también padecen de la garganta por no poder atrapar eso que tanto les gusta, ejemplo: les gusta mucho la pizza pero no le dejan comerla porque no es saludable.

Los adolescentes afectan sus anginas, su garganta o amígdalas por no poder atrapar algo, por ejemplo no poder atrapar al chico del que está enamorada una joven y viceversa. No poder comprarse algo que habían deseado y en el último momento lo pierden por falta de dinero cuando creían poder adquirirlo. Son afectados por lo que creen inalcanzable, por lo que callan y por la ira y la rabia que reprimen. También por las situaciones o las personas a las que no tragan, a las que no soportan.

Permitirse expresar lo que se siente de forma natural y sin culpabilidad evitaría problemas en la garganta.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACION DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba