ISOCRÓNICO PARA LA NEURALGIA DEL TRIGÉMINO

12.10

Ahora todos nuestros audios binaurales e isocrónicos incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este isocrónico para la neuralgia del trigémino de 15 a 30 minutos al día con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

Este isocrónico está diseñado para reparar la mielina y el mal funcionamiento del nervio trigémino.

La neuralgia del trigémino es un trastorno de dolor crónico que afecta el nervio trigémino, que transmite las sensaciones del rostro al cerebro. Si tienes neuralgia del trigémino, incluso una estimulación leve del rostro al lavarte los dientes o al maquillarte, al peinarte, puede desencadenar un dolor repentino insoportable.

Al principio, es posible que tengas ataques leves y cortos. Pero la neuralgia del trigémino puede progresar y causar episodios de dolor agudo más prolongados y frecuentes.

Los síntomas de neuralgia del trigémino pueden causar uno de estos episodios o más:

  • Episodios de dolor grave, punzante o agudo y puede percibirse como una descarga eléctrica
  • Ataques espontáneos de dolor desencadenados al tocarse la cara, masticar, hablar o cepillarse los dientes, o al hacer otras acciones en la cara o cuero cabelludo
  • Episodios de dolor que duran desde unos pocos segundos hasta varios minutos
  • Episodios de varios ataques que duran días, semanas, meses o más (algunas personas atraviesan períodos sin dolor)
  • Dolor constante, una sensación de ardor que puede ocurrir antes de que se transforme en el dolor espasmódico característico de la neuralgia del trigémino
  • Dolor en las zonas inervadas por el nervio trigémino, como la mejilla, la mandíbula, los dientes, las encías, los labios o, con menor frecuencia, los ojos y la frente, incluso en el cuero cabelludo a veces.
  • Dolor que afecta un solo lado del rostro cada vez, aunque en raras ocasiones puede afectar ambos lados del rostro
  • Dolor enfocado en un solo lugar o incluso que se extiende de forma más amplia
  • Ataques que se hacen más frecuentes e intensos con el tiempo.

¿Qué causa la neuralgia del trigémino?

La neuralgia del trigémino, también llamada «tic doloroso», ocurre cuando la función del nervio trigémino está alterada. El problema suele ser el contacto entre una arteria o una vena y el nervio trigémino. Este contacto ejerce presión sobre el nervio y provoca un mal funcionamiento.

La neuralgia del trigémino puede guardar relación con la esclerosis múltiple o con un trastorno similar que dañe la mielina que protege ciertos nervios. La neuralgia del trigémino también puede producirse por un tumor que comprime el nervio trigémino.

Algunas personas pueden tener neuralgia del trigémino a raíz de una lesión u otras anomalías cerebrales. En otros casos es producida por lesiones quirúrgicas, un accidente cerebrovascular o un traumatismo facial. Y por supuesto que aunque no hayas sufrido ningún accidente, igualmente se puede dañar el nervio trigémino a consecuencia de vivir conflictos emocionales, pero incluso un accidente que dañe el trigémino indicaría que vives el mismo tipo de conflicto emocional. De igual manera tú vas a sentir un dolor agudo, intenso, con punzadas que recorren los nervios sensitivos o mixtos.

La neuralgia del trigémino puede estar relacionada con una emoción que no se quiere sentir. La persona se refugia en su cabeza en un intento de insensibilizarse de todo lo que la conmociona. Sentirse obligado a mantener la sonrisa, a guardar apariencias, ataques de ira detrás de la fachada o del gesto.

Quizás has vivido alguna situación emocional que hayas enterrado después y que ahora temes despertar.

Tal vez te sientes todavía culpable por alguna decisión que has tomado.

Tu rostro es tu tarjeta de visita, tu fachada. Sientes dolores horribles que parece como si fueran a desgarrar el rostro, miedo a perder la cara; la obligatoriedad, el compromiso, el deber, o es una obligación mantener la sonrisa y te resulta cada vez más cansado y extenuante. Tienes una perdida amenazante del control y no puedes mantener ya la cara de póquer. Las bofetadas retenidas (el ataque verbal o las palabras retenidas que no has expresado) se manifiestan en tus propias mejillas, y al dolerte expresas un ataque de ira detrás de la máscara de apariencia que intentas mantener.

Pero en realidad sientes horror detrás del dolor, el dolor no te permite mantener el gesto que intentas mantener. Te duele porque no te permites dejar caer la máscara y expresar abiertamente tus emociones y tus sentimientos.

Según el lado que te duela debes sacar abiertamente el lado del dolor, es decir, el lado femenino (izquierdo) o el lado masculino (derecho) que piden ayuda.

Los golpes verbales no expresados y retenidos rebotan contra uno mismo, te das una bofetada a ti mismo porque tienes energías bloqueadas sin resolver.

Si tienes neuralgia del trigémino has vivido o vives a diario un conflicto emocional en el que tú mismo te castigas por algo que has hecho y te sientes culpable. Tal vez hayas cortado una relación con alguien y te sientes culpable o han cortado contigo una relación y tú te sientes culpable de que te abandonara. Alguien que se haya separado de ti y te lo hayas tomado como una ofensa o te avergüence ser abandonado.

La neuralgia del trigémino afecta mucho a personas que se sienten agredidas de alguna manera por un ser querido, o agredidas a nivel físico, a nivel verbal, o avergonzada.

También puede afectar cuando se deja de ver a alguien cara a cara, sentir que tu cara se ha separado de otra cara. O por el contrario sentir que se han aprovechado de ti, alguien se ha burlado de ti, no te han tomado en serio o te han ignorado. Alguien cercano te ha traicionado, te dieron una bofetada emocional que no esperabas.

También el dejar de ver a alguien porque se ha marchado o ha fallecido puede afectar a tu nervio trigémino, sobre todo si esa persona a la que ya no veras no te escuchaba, no te respetaba o te trataba mal.

Solución emocional: hay que enfrentar el dolor del pasado y aceptar que antes eras de otra manera y lo sucedido te sirvió para evolucionar y aprender. Debes aceptar que en aquel momento tenías límites para dar cambios, y ni tú eres culpable ni la otra persona tampoco, todo sucede para ayudarnos a ser cada vez mejores y para crecer.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

 

error: Este contenido está protegido
Ir arriba