ISOCRÓNICO PARA DESHACER LOS COÁGULOS SANGUÍNEOS

12.10

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este isocrónico de 15 a 30 minutos al día con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

Hay que decir que todos los binaurales o isocrónicos se pueden escuchar aunque no tengas la enfermedad para la que son destinados, porque lo que consigues al escuchar las diferentes frecuencias es poner en un perfecto estado de salud las células de todo tu cuerpo.

Este isocrónico esta creado para ayudar a combatir los coágulos de sangre, y así poder evitar trombosis venosa, problemas cardiacos, enfermedad arterial, embolias, y evitar todas las consecuencias directas de los problemas que se pueden producir en el cuerpo cuando se forman coágulos en la sangre. Es necesario evitar la formación de coágulos, ya que los coágulos sanguíneos pueden poner la vida en peligro.

Los coágulos en la sangre se forman cuando ciertos componentes de la sangre se espesan y forman una masa semisólida. Los coágulos se pueden formar por una lesión o, a veces, se pueden formar en el interior de los vasos sanguíneos sin que hay ninguna lesión evidente.

Una vez que los coágulos se forman pueden desplazarse a otras partes del cuerpo y causar daño. Los tipos de problemas que pueden causar los coágulos de sangre dependen de dónde se ubiquen.

Los coágulos de sangre problemáticos, así como las afecciones graves que se asocian con los coágulos de sangre, incluyen los siguientes:

Los daños causados por la introducción de esta “supuesta V/acu(na/” ex/peri/mental para la enfermedad que han hecho llamar “Co/vi(d/ diecinueve”, esta puede ser una de las causas de coagulación sanguínea.

El síndrome antifosfolípido que ocurre cuando el sistema inmunitario crea por error anticuerpos que hacen que la sangre sea más propensa a coagularse.

Esto puede causar coágulos de sangre peligrosos en las piernas como la trombosis venosa profunda, coágulos en los riñones, convulsiones, enfermedad cardiovascular y cerebrovascular, coágulos en los pulmones y el cerebro. El síndrome antifosfolípido también puede provocar en mujeres embarazadas aborto espontáneo y muerte fetal.

La trombosis venosa profunda se produce cuando se forma un coágulo de sangre (trombo) en una o más venas profundas del cuerpo, generalmente en las piernas. La trombosis venosa profunda puede causar dolor o hinchazón de piernas, pero también puede ocurrir sin síntomas.

Arterioesclerosis/ateroesclerosis. A veces, arterioesclerosis y ateroesclerosis se usan para mencionar lo mismo, pero existe una diferencia entre los dos términos.

La ateroesclerosis se produce cuando los vasos sanguíneos que llevan el oxígeno y los nutrientes del corazón al resto del organismo (arterias) se engrosan y endurecen, a veces, restringen el flujo sanguíneo a los órganos y a los tejidos. Las arterias sanas son flexibles y elásticas, pero con el tiempo, las paredes de las arterias se pueden endurecer, una enfermedad que comúnmente se denomina endurecimiento arterial. La ateroesclerosis es un tipo específico de arteriosclerosis. La ateroesclerosis es la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias dentro de las arterias y sobre sus paredes.

La trombosis venosa profunda se produce cuando se forma un coágulo de sangre (trombo) en una o más venas profundas del cuerpo, generalmente en las piernas. La trombosis venosa profunda puede causar dolor o hinchazón de piernas, pero también puede ocurrir sin síntomas.

Puedes desarrollar una trombosis venosa profunda si tienes ciertas enfermedades que afectan la forma en que coagula la sangre.

La trombosis venosa profunda puede ser muy grave porque los coágulos sanguíneos que se producen en las venas pueden soltarse y desplazarse a través del torrente sanguíneo y atascarse en los pulmones y, de este modo, bloquear el flujo de sangre (embolia pulmonar). Sin embargo, la embolia pulmonar puede ocurrir sin evidencia de trombosis venosa profunda.

Cuando la trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar ocurren juntas, se denomina tromboembolismo venoso.

Las arritmias cardíacas pueden hacer que tengas una sensación de aleteo o de corazón acelerado y pueden ser inofensivas. Sin embargo, algunas arritmias cardíacas pueden provocar signos y síntomas molestos y, que, a veces, ponen en riesgo la vida.

El ataque cardíaco se produce cuando se bloquea el flujo de sangre que va al corazón. Por lo general, el bloqueo es una acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias que forman una placa en las arterias que alimentan el corazón (arterias coronarias). A veces, una placa puede romperse y formar un coágulo que bloquea el flujo de sangre. La interrupción del flujo de sangre puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco.

El ataque cardíaco, también llamado infarto de miocardio, puede resultar mortal.

Insuficiencia cardíaca. Determinadas afecciones cardíacas, como las arterias estrechadas en el corazón (enfermedad de las arterias coronarias) o la presión arterial alta, dejan progresivamente el corazón demasiado débil o rígido como para llenarse y bombear sangre de forma apropiada.

La enfermedad arterial periférica es un problema circulatorio frecuente en el que las arterias estrechadas reducen el flujo sanguíneo a las extremidades.

La policitemia vera es un tipo de cáncer de la sangre. Esto hace que la médula ósea produzca demasiada cantidad de glóbulos rojos. Este exceso de células espesa la sangre y reduce el flujo, lo que puede causar graves problemas, como coágulos sanguíneos.

La embolia pulmonar es una obstrucción en una de las arterias de los pulmones. En la mayoría de los casos, la embolia pulmonar es causada por coágulos sanguíneos que viajan a los pulmones desde las venas profundas de las piernas o, raramente, desde las venas de otras partes del cuerpo (trombosis venosa profunda).

Debido a que los coágulos bloquean el flujo sanguíneo a los pulmones, la embolia pulmonar puede ser mortal.

Un accidente cerebrovascular ocurre cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe o se reduce, lo que impide que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes. Las células cerebrales comienzan a morir en minutos.

El factor V Leiden es una mutación de uno de los factores de coagulación de la sangre. Esta mutación puede aumentar las probabilidades de desarrollar coágulos de sangre anormales, con mayor frecuencia en las piernas o los pulmones.

La mayoría de las personas con factor V Leiden nunca desarrollan coágulos anormales. Pero en las personas que sí, estos coágulos anormales pueden provocar problemas de salud a largo plazo o ser potencialmente mortales.

La tromboflebitis, es un proceso inflamatorio que provoca que se forme un coagulo de sangre que bloquea una o varias venas, sobre todo, en las piernas.

¿Cuáles son los síntomas de los coágulos de sangre?

Los síntomas de los coágulos de sangre pueden ser diferentes, dependiendo de dónde se encuentren:

  • Los coágulos en el abdomen pueden causar, dolor abdominal, náuseas y vómitos.

  • Los coágulos en un brazo o una pierna pueden causar, dolor, hinchazón, sensibilidad y calor repentino o gradual.

  • Los coágulos en los pulmones pueden causar, dificultad para respirar, dolor al respirar profundamente, respiración rápida y aumento de la frecuencia cardíaca.

  • Los coágulos en el cerebro pueden causar, dificultad para hablar, problemas de visión, convulsiones, debilidad en un lado del cuerpo y dolor de cabeza intenso y repentino.

  • Los coágulos en el corazón pueden causar, dolor en el pecho, sudoración, dificultad para respirar y dolor en el brazo izquierdo.

Para diagnosticar los coágulos de sangre es necesario: hacer un examen a la persona y un análisis de sangre para ver los factores de coagulación, incluida la prueba del dímero D. algunas pruebas de imagen como ecografías, rayos X, radiografía de venas o resonancia, ultrasonido…

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba