ISOCRÓNICO PARA HERNIA UMBILICAL

12.10

Ahora todos nuestros audios binaurales incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este isocrónico para hernia umbilical de 15 a 30 minutos al día, escúchalo con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

También lo puedes colocar con un auricular grande bien pegado en la zona donde tengas la hernia con el volumen alto para hacerla vibrar y regenerar.

Hay que decir que todos los binaurales o isocrónicos se pueden escuchar aunque no tengas la enfermedad para la que son destinados, porque lo que consigues al escuchar las diferentes frecuencias es poner en un perfecto estado de salud las células de todo tu cuerpo.

Este isocrónico está diseñado para ayudar a regenerar la hernia en la zona del ombligo (umbilical) y lleva frecuencias que hacen:

  • Una regeneración y curación.

  • Controla y ayuda en la distensión muscular.

  • Calma el color agudo.

  • Regenera células, músculos y tejidos del cuerpo.

  • Equilibra el bazo, haciéndolo entrar en su resonancia correcta. Esto es necesario porque la desarmonía del bazo crea prolapsos, descolgamientos varices, estrías y hernias.

  • Regenera la hernia de la zona umbilical.

Se aconseja escuchar también el audio de frecuencias para regenerar todo tipo de hernias en general porque lleva otras frecuencias diferentes que se complementan con las de este audio para hacer regeneración de fascias, de tejido conjuntico. Este es el link del binaural para hernias en general:

https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-para-hernias-en-general/

Una hernia umbilical se produce cuando una parte del intestino sobresale a través de la abertura de los músculos abdominales cerca del ombligo. Las hernias umbilicales son frecuentes, y suelen ser inofensivas, en principio.

Las hernias umbilicales son más frecuentes en los bebés, pero también pueden afectar a los adultos. En un bebé, una hernia umbilical puede ser más evidente cuando el bebé llora, cuando tose o hace algún esfuerzo, lo que hace que el ombligo sobresalga. El ombligo sobresalido es un signo claro de una hernia umbilical.

Las hernias umbilicales de los niños a menudo se cierran solas en los dos primeros años de vida, aunque algunas permanecen abiertas hasta el quinto año o más. Las hernias umbilicales que aparecen en los adultos son más complicadas y necesitan tratamiento porque pueden causar molestias abdominales.

Tanto en niños como en adultos, hay que buscar atención de emergencia si el bulto de la hernia se vuelve doloroso y sensible al tacto, para evitar complicaciones.

Causas de la hernia umbilical “según la medicina oficial”

Durante la gestación, el cordón umbilical pasa a través de una pequeña abertura en los músculos abdominales del bebé. Esta abertura, normalmente, se cierra justo después del nacimiento. Si los músculos no se cierran por completo en la línea media de la pared abdominal, puede aparecer una hernia umbilical en el momento del parto o en algún momento de la vida.

En los adultos, demasiada presión abdominal contribuye a las hernias umbilicales.

Las causas del aumento de la presión en el abdomen incluyen:

  • Obesidad.

  • Embarazos múltiples.

  • Liquido acumulado en el abdomen.

  • Haber pasado por una intervención quirúrgica previa.

  • Diálisis peritoneal a largo plazo para tratar la insuficiencia renal.

Las hernias umbilicales son más frecuentes en los niños, sobre todo en los bebés prematuros y en los que nacen con bajo peso.

Las mujeres adultas tienen más riesgo de hernia umbilical que los hombres.

Problemas o complicaciones que pueden causar la hernia umbilical

Las complicaciones pueden producirse cuando el tejido abdominal que sobresale queda atrapado (encarcelado) y no se puede empujar para que vuelva a la cavidad abdominal. Esto disminuye la irrigación sanguínea en el parte de intestino atrapado y puede producir dolor abdominal y daño en el tejido.

Si la parte de intestino atrapado se le corta por completo la irrigación sanguínea, puede haber muerte del tejido. La infección puede extenderse a toda la cavidad abdominal y provocar un cuadro que pone en riesgo la vida.

Los adultos con hernia umbilical son un poco más propensos a la obstrucción de los intestinos. En general, se requiere una cirugía de urgencia para tratar estas complicaciones.

Las hernias son bastante comunes. Pueden afectar a hombres, mujeres y niños. Según la medicina oficial las hernias se producen por la combinación de debilidad y esfuerzo, como levantar cosas pesadas que puede contribuir a su aparición. Dicen que algunas personas nacen con músculos abdominales débiles y tienen más probabilidades de herniarse. Pero la verdad es que hay multitud de personas que hacen esfuerzos muy grandes y nunca se producen hernias.

Las mujeres embarazadas que tienen grandes preocupaciones durante el embarazo, pueden crear una desarmonía en el bazo del feto y hacer que el bebé nazca con debilidad en los músculos o en otros tejidos.

Las hernias tienen su componente emocional, que es el que causa la presión interna para que estallen los tejidos del cuerpo.

Cuando una persona tiene grandes preocupaciones crea una desarmonía o desequilibro en el bazo, lo debilita. Y el bazo en desarmonía crea prolapsos y descolgamientos, el bazo cuando esta saludable asegura que las fascias de los músculos y el tejido conectivo esté firme y fuerte.

Cualquier tipo de hernia se puede producir por soportar mucha presión en alguna situación de tu vida, al estar presionado a nivel emocional el cuerpo busca una salida y es cuando ocurre la hernia o el abultamiento en un órgano o una parte de este órgano de la cavidad que debería ocupar.

Una hernia responde a la necesidad que tienes de cruzar un límite o de no cruzarlo para conseguir algo que de otra manera seria imposible.

Cuando algo se encuentra fuera de lugar o no se respetaron los límites se produce una hernia, siempre en relación al órgano o a la zona afectada.

Si tienes una hernia es porque deseas romper o alejarte de una situación en la que estas atascado, por ejemplo: estar obligado a hacer frente a un pago mensual durante tiempo, sentirse desgraciado por no poder separarse de alguien, sentirse presionado por tu pareja o algún miembro de la familia, etc. En general te quiebras al tener una preocupación grande con mucho dialogo mental.

Una hernia en una persona adulta puede expresar un gran deseo de romper con una situación o con una persona que te es desagradable y con la cual te sientes comprometido. O puedes quebrarte porque te parece pesada la vida que llevas.

Una hernia también puede expresar un auto-castigo tuyo porque te culpas, sintiéndote impotente o incapaz de realizar ciertas cosas y te frustras. Alcanzas un nivel en el que todo explota dentro de ti, tal vez porque puedes sentirte culpable de estar en este estado, te sientes empujado y forzado de modo excesivo, y quieres salir de una situación que no te resulta agradable, pero te sientes obligado a quedarte. En el fondo te quiebras como auto-castigo.

La hernia umbilical que sale a través del ombligo, se produce por vivir conflicto emocional de querer eliminar lo que te impone tu madre. El ombligo es la vía por la que tu madre te alimentaba en su vientre. Es un conflicto de no poder eliminar una situación tóxica de la forma que se hacía en el vientre materno, por el cordón umbilical. Por ello es un conflicto que tendrá relación con la madre o con falta de protección. Por ejemplo: tu madre no te apoya ni te ayuda a eliminar la “mierda” familiar que ella misma te genera.

Te puedes quebrar en el ombligo por no aceptar la vida o por deseo de salir de una situación, o por necesidad de protección frente a algo importante y traumático en la vida.

Si estás tenido cualquier molestia en el ombligo, ya sea una infección, por un accidente que ha afectado a tu ombligo o por una hernia umbilical es porque estás viviendo un conflicto emocional relacionado con no poderte deshacer de una persona o de una situación que te desespera, con no poder evacuar (no poder sacar, no poder correr de alguna situación, no poder largar a alguien, no poder borrar o eliminar algo) algo sucio en tu vida.

En muchas ocasiones son vivencias ocurridas con la madre, ya que el ombligo representa la madre. También puede ser un conflicto con alguno de tus hijos, esto incluye disputas y diferencias, pleitos o circunstancias en las que ya te has hartado de la situación, ya te has cansado.

Para analizarlo, también puedes buscar en tus antepasados alguna historia relacionada con “hijos de más”, hijos de sobra, aquellos hijos que llegaron de forma inesperada y resultaron una carga para la familia, y por ello eran rechazados. O si tu madre en algún momento del embarazo intento no tenerte, abandonarte antes de nacer.

La inmadurez de los hijos para separarse de la madre también pude afectar al ombligo. Las hernias en los bebés suelen indicar una mala cicatrización del cordón umbilical. Esta hinchazón puede expresar el rechazo como bebé de dejar el interior del nido materno y un deseo de no nacer.

Para liberarte debes perdonar y liberarte de todas las historias familiares que no te correspondan.

Hay que permitirse expresar las emociones y dale solución a las cosas, buscar una nueva salida a tu vida. Permitirte ser tú mismo y expresarte con libertad, tener más amor hacia ti, pensando en tu bienestar.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba