ISOCRÓNICO PARA HÍGADO AGRANDADO (HEPATOMEGALIA)

12.10

Ahora todos nuestros audios incluyen una frase subliminal que refuerza el efecto de las frecuencias en nuestro cuerpo. La frase es: “AL ESCUCHAR ESTE AUDIO ESTOY SANANDO MI CUERPO Y MI MENTE”

Escucha este isocrónico para reparar el hígado agrandado de 15 a 30 minutos al día con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

También lo puedes colocar con un auricular grande bien pegado en la zona del hígado (en el lado derecho del abdomen, en la parte alta, en las costillas que pegan al abdomen debajo del pecho) con el volumen alto para hacer vibrar el hígado.

Hay que decir que todos los binaurales o isocrónicos se pueden escuchar aunque no tengas la enfermedad para la que son destinados, porque lo que consigues al escuchar las diferentes frecuencias es poner en un perfecto estado de salud las células de todo tu cuerpo.

Este isocrónico está diseñado para reparar y sanar el hígado agrandado (hepatomegalia) y lleva frecuencias que hacen:

  • Un soporte hepático para llevar al hígado a su estado natural de salud.

  • Regenera células y tejido hepático.

  • Hace un Vitamag completo revitalizando el cuerpo, aportándole fuerza y energía. Esto es necesario porque cualquier tipo de trastorno en el hígado te deja sin energía y sin vitalidad.

  • Hace una regeneración y curación del hígado.

  • Repara el hígado agrandado, lleva las frecuencias que lo devuelven a su estado perfecto.

La hepatomegalia es la condición de tener un hígado agrandado por encima de su tamaño normal. Es un signo médico no específico que tiene muchas causas, y en términos generales esas causas pueden ser: infección, parásitos, anemias, estados tóxicos, enfermedades de almacenamiento, insuficiencia cardiaca, enfermedad cardiaca congénita, tumores hepáticos o trastornos metabólicos que pueden hacer que el hígado se agrande. A menudo, la hepatomegalia se presentará como una masa abdominal, dependiendo de la causa, a veces puede presentarse junto con ictericia.

Si se produce un aumento del tamaño del hígado es posible que no haya síntomas, pero si el aumento del tamaño del hígado es por una enfermedad hepática, entonces pude venir acompañado de lo siguiente:

  • Dolor abdominal.

  • Cansancio.

  • Náuseas y vómitos.

  • Color amarillento en la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia)

Enfermedades que pueden provocar el agrandamiento del hígado:

  • Cirrosis.

  • Hepatitis causada por un virus, incluidas las hepatitis A, B y C, o causada por Mononucleosis infecciosa.

  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico.

  • Enfermedad del hígado graso alcohólico.

  • Un trastorno que causa la acumulación de proteínas anormales en el hígado (Amiloidosis).

  • Un trastorno genético que hace que el cobre se acumule en el hígado (enfermedad de Wilson).

  • Un trastorno que causa la acumulación de hierro en el hígado (hemocromatosis).

  • Un trastorno que causa la acumulación de sustancias grasas en el hígado (enfermedad de Gaucher).

  • Bolsas llenas de líquido en el hígado (quistes del hígado).

  • Obstrucción de la vesícula biliar o de las vías biliares.

  • Hepatitis tóxica.

  • Bolsas llenas de líquido en el hígado (quistes del hígado).

  • Cáncer de hígado o lo que conocemos como metástasis en el hígado, que es causada por otro nuevo conflicto emocional vivido a raíz de la noticia del cáncer primario y, sobre todo, a nivel emocional se produce cáncer hepático al no poder trabajar por tener cáncer que hace que vivas un nuevo conflicto emocional, pero esta vez de no poder ganar dinero para cubrir tus necesidades básicas o la comida.

  • La leucemia también puede agrandar el hígado.

  • El linfoma también puede generar el agrandamiento del hígado.

  • Problemas del corazón y de los vasos sanguíneos, bloqueo de las venas que drenan el hígado (síndrome de Budd-Chiari).

  • Insuficiencia cardíaca.

  • Inflamación del tejido que rodea al corazón (pericarditis).

Es más probable que tu hígado se dilate si tienes una enfermedad hepática, y los factores que pueden aumentar el riesgo de tener problemas hepáticos incluyen: el consumo excesivo de alcohol, consumir con frecuencia medicamentos, vitaminas químicas y suplementos de venta libre o bajo receta. Una sobredosis de paracetamol es la causa más común de insuficiencia hepática aguda. Un componente en analgésicos como el Tylenol, se encuentra en más de 600 medicamentos, ya sean de venta libre o con receta.

Las infecciones virales, bacterianas o parasitarias pueden aumentar el riesgo de daño hepático, así como el virus de la hepatitis A, B y C puede causar daño hepático.

Los malos hábitos de alimentación y tener sobrepeso aumenta tu riesgo de presentar enfermedades hepáticas, así como consumir alimentos poco saludables, como los que tienen azúcar o mucha grasa y todos los que se nombran en el texto del hígado graso que puedes ver en este link:

https://autogestionatusalud.com/producto/binaural-para-reparar-higado-graso/

Para evitar el riesgo de hígado agrandado o enfermedad hepática hay que mantener la alimentación sana, limitar el contacto con sustancias químicas y las recomendaciones que doy en el texto del hígado graso.

Nuestras emociones afectan al hígado, y este se agranda si tenemos carencias. Vivir carencias o estar pasándolo mal y tener miedo de no tener dinero para comprar, de no poder comprar alimentos, no poder alimentar a tu familia, miedo a carecer de algo o tener escasez en la familia. Ver a gente muriendo de hambre te impacta y afecta a tu hígado. Las personas que han vivido experiencias con el sentimiento de carencia total, o alguien al que han despedido del trabajo. Otras veces tu pareja que trabaja muere, y tú entras en pánico pensando que te faltará el dinero para comer o cubrir tus necesidades básicas y pagar facturas.

También puede afectarse tu hígado por arrastrar memorias de hambre pasadas en tus antepasados.

Con estos conflictos emocionales de carencia, vamos a hacer que crezca nuestro hígado para que nos proteja. Se crea más hígado en función de las necesidades, reales o de pensamientos que creas en ti, y lo vives desde una emoción fuerte de carencia y miedo, sobre todo de no tener para poder comprar comida. Historias de hambre y ruinas, etc…

Si vives con estos pensamientos, tu hígado se agranda para acumular más por si falta.

El hígado tiene que ver con el hambre, si tomamos el mapa del hambre en el mundo y el mapa del cáncer de hígado, es el mismo, en África es muy frecuente el cáncer de hígado, la hepatitis y todas las enfermedades hepáticas. Si tengo para comer y dinero para comprar y pagar, entonces mi hígado funciona con normalidad, pero si tengo poco, el hígado tiene que trabajar mucho para aprovechar todo lo posible y agrandarse para almacenar por si viene carencia. Necesito producir mucho hígado, agrandarlo para absorber el máximo de alimento.

El hígado es igual a hambre y a dinero, porque es gracias al dinero que podemos comprar comida. Necesito fabricar mucho hígado, agrandarlo para absorber el máximo de alimento o para poder filtrar la toxicidad del ambiente.

Incluso las peleas familiares por las herencias afectan al hígado.

Para liberarte tienes que tomar consciencia de que tú te estás creando el problema desde tus emociones mal gestionadas. Tienes que saber que por mal que vaya la vida no vas a morir de hambre. Saber que puedes buscar recursos en tu entorno, confiar en ti, en tu poder interior para equilibrar las emociones que afectan a tu hígado.

Hay personas que se reprimen y sienten amargura, sienten tristeza y les cuesta conectar con la alegría de vivir. Disfrutan poco de la vida porque siempre están viendo defectos en ellos y en los demás y siempre están preocupados. Como no saben gestionar sus emociones ni desahogarse, (se lo suelen guardar todo) y sufren un problema hepático.

Hay personas que sienten ira y la manifiestan y otras personas se lo guardan todo para quedar bien con los demás. En ambos casos se está afectando al hígado, aunque la persona que explota quita algo de fuerza si su emoción es injustificada, pero si no toma consciencia de dónde surge esta emoción, estará afectando a su hígado negativamente. 

Para mantener bien el hígado, las funciones del organismo y la vida en general hay que dedicarse a ser feliz en lugar de querer tener razón, hay que ser flexible y tolerante, tener amor y alegría, confianza en ti y en los demás. Hay que aceptar bien los errores y los cambios en la vida.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los oídos.

Algunas veces es suficiente escuchar una frecuencia isocrónica solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente estos sonidos escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Las frecuencias isocrónicas se escuchan con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

Las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar las frecuencias isocrónicas.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es el mismo.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia isocrónica intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y la frecuencia isocrónica pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque la frecuencia isocrónica siempre hace efecto, a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar una frecuencia isocrónica es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente la frecuencia isocrónica con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia isocrónica con el volumen de los altavoces a un nivel moderado que te resulte cómoda, y si la escuchas con auriculares procura que sea con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba