ISOCRÓNICO PARA REESTRUCTURAR Y ENERGIZAR EL AGUA DE BEBER Y DE TU CUERPO

12.10

Este audio lo puedes usar tanto para tratar las botellas de agua que bebes a diario, como para cambiar la estructura del agua de tu cuerpo, con el fin de cambiar su estructura para ponerla de forma hexagonal, haciendo las moléculas más pequeñas y formando grupos de 6. El agua estructurada llega mejor al interior de tus células llevando nutrientes y eliminando toxinas. Va a mejorar la comunicación celular, ayudando al metabolismo, problemas de piel, colágeno y sistema inmunitario.

Puedes escuchar este sonido durante 15 minutos a diario con o sin auriculares (de las dos maneras) y con el volumen bajo. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

También puedes ponerlo a sonar en un reproductor con el volumen moderado o alto en el mueble o en el lugar donde tengas almacenada el agua que consumes cada día.

Al escuchar este sonido o ponerlo en un reproductor a tu agua de beber consigues:

  • Dar forma hexagonal a las moléculas del agua.

  • Reestructurar y cargar de energía el agua.

  • Al escucharlo modificas a la forma saludable toda el agua de tu cuerpo.

  • Al ponerlo sonando en el agua que usas para beber, consigue modificarla en su estructura y recargarla de energía de salud y bienestar.

  • Tanto si lo escuchas como si te bebes el agua tratada con este sonido, consigues modificar el agua de tu cuerpo, hacia la salud, serotonina en tu cuerpo y relajación.

Los efectos y beneficios del agua estructurada en tu cuerpo son impresionantes y son muchos: consigues mejor hidratación celular, mejor comunicación entre las células, mejora el transporte y la absorción de oxígeno y nutrientes, consigues regeneración celular, etc…

Como sabemos, el agua opera conscientemente, tiene una memoria rápida como aprendimos con el método del científico japonés Masaru Emoto, que trataba el agua con oración, con palabras o con una mente positiva para que tuviera poder curativo y ayudando a purificar aguas contaminadas. Pero no todo el mundo tiene hoy día la mente positiva para poder influir de forma sanadora en el agua que se bebe o en el agua de su propio cuerpo. La gente está muy manipulada y programada a nivel mental subconsciente, y el simple hecho de los pensamientos automáticos que tenemos a diario va modificando el agua de nuestro cuerpo de forma negativa y enfermiza.

Tanto nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestras palabras pueden influir en el agua de nuestro cuerpo y en nuestra realidad.

El agua hexagonal nos aporta belleza desde el interior

La piel no solo es nuestro mayor órgano, sino también nuestro mayor órgano de desintoxicación. Por esto, la piel necesita un constante suministro de agua, ya que la transpiración y la evaporación, que son importantes para eliminar toxinas y limpiar el tejido, resecan la piel. Si no se tiene una hidratación adecuada las toxinas se depositan en la piel y producen problemas en todo el cuerpo.

La piel es el espejo de la deshidratación en el interior del cuerpo. Las pieles secas y escamosas son una señal segura de que la cantidad de agua en el cuerpo se ha desequilibrado. Otros síntomas como acné y otras impurezas de la piel son igualmente señales de alerta que señalizan que el cuerpo está repartiendo mal su agua. En cuanto el cuerpo absorbe correctamente el agua, estas señales de alerta enseguida cesan.

La piel y el envejecimiento

El envejecimiento tiene que ver con la pérdida creciente de agua. La programación de creencia de envejecimiento que las personas llevan en su subconsciente y la deshidratación conllevan con el tiempo a una piel más fina y arrugada que ha perdido su elasticidad.

Esta carencia de elasticidad es debida sobre todo a la pérdida de líquido. El proceso de envejecimiento es literalmente un proceso de deshidratación de nuestro tejido interior corporal, y esto lo refleja la piel claramente.

La deshidratación lleva a un mal reparto del agua en nuestro cuerpo. Las pocas zonas que todavía reciben el reparto, son aquellas en donde el agua es vital. Los que tienen alta prioridad frente a la piel y los tejidos son la sangre, el cerebro, los riñones, el hígado y los órganos digestivos, ya que sin agua se disecarían. En la piel notamos una disminución del colágeno y relacionado con ello una disminución de los enlaces cruzados de cada una de las fibras, lo cual no debería sorprender ya que el colágeno está constituido en gran parte por agua.

Finas capas de la llamada «agua organizada» forman un colchón entre cada una de las fibras de colágeno. Una capa de «agua organizada» forma un enlace de hidrógeno entre cada fibra de colágeno. Sin agua el colágeno se deshidrata, se vuelve rompedizo y áspero igual que la piel.

Una capa de «agua organizada o reestructurada» forma un enlace de hidrógeno entre cada fibra de colágeno.

Agua y colágeno

El colágeno le da a la piel su firmeza y suavidad. El colágeno es un almacenador de humedad. Se compone de largas formaciones de aglomeraciones de espirales en forma de cuerdas que forman una tela tridimensional haciendo que la piel esté firme y elástica. El colágeno es el elemento sostén principal para nuestra piel, compone el 75% del tejido conjuntivo y el 90% del volumen de la piel.

Si no hay un suministro continuo de agua entre estas fibras, el colágeno se seca, se rompe y se fija a sí mismo. En cuanto las fibras estén cruzadas, no pueden almacenar más líquido. La consecuencia es una disolución de la piel y la formación de arrugas. Sin el agua necesaria, cada vez se producirá menos colágeno y el colágeno existente se vuelve quebradizo. La capa exterior de la piel solo se mantiene suave mientras el grado de humedad sea del 10%. Pero para las capas siguientes hace falta mucha más hidratación.

El colágeno se puede comparar al cemento que mantiene nuestro cuerpo unido, es el mortero entre las piedras. Si nos fijamos bien, veremos que el agua es el elemento más importante en este proceso, ya que el agua es el ingrediente fundamental del mortero. Si hay carencia de agua, el mortero se desmorona y todo el cuerpo se hace débil. Desde este punto de vista, la combinación entre deshidratación, envejecimiento y agua, es muy clara.

Pérdida de agua = pérdida de colágeno = piel más fina y arrugada.

El agua que se bebe no tiene buena estructura y no es asimilada correctamente por el organismo, al beber agua corriente del grifo o agua embotellada que está cargada de químicos, todas las aguas hoy día no tienen buena estructura, no están estructuradas y al beberlas las orinas sin que hidrante el cuerpo ni la piel en profundidad.

Agua hexagonal – Embellecer desde dentro

El agua hexagonal no solo puede hidratar tu cuerpo nuevamente, sino que debido a su composición funciona incluso mejor que el agua corriente. El agua hexagonal se mueve hasta entrar en las células. Este también es uno de los motivos por los que las personas que empiezan a beber el agua hexagonal, después de pocos días, notan una mejora en la piel, mejoras del acné, flacidez, sequedad y otros son normales. Son indicadores de una salud general en el interior del cuerpo que se refleja en la piel. Es embellecer desde dentro.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los oídos.

Algunas veces es suficiente escuchar una frecuencia isocrónica solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente estos sonidos escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Las frecuencias isocrónicas se escuchan con o sin auriculares (de las dos maneras), escúchalo con el volumen bajo si lo haces con auriculares, y el volumen moderado si lo escuchas en un reproductor con altavoces. Pero para escucharlo sin auriculares ha de ser en un reproductor o altavoces que reproduzcan estas frecuencias con calidad, los altavoces de los teléfonos no reproducen con calidad estas frecuencias sanadoras, si vas a usar el teléfono has de hacerlo con auriculares si quieres obtener buenos resultados.

Las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar las frecuencias isocrónicas.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es el mismo.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia isocrónica intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y la frecuencia isocrónica pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque la frecuencia isocrónica siempre hace efecto, a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar una frecuencia isocrónica es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente la frecuencia isocrónica con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia isocrónica con el volumen de los altavoces a un nivel moderado que te resulte cómoda, y si la escuchas con auriculares procura que sea con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba