SECUENCIA DE ONDAS SCHUMANN

24.20

Escucha esta secuencia Schumann al completo una vez al día, dura 55 minutos. Puedes escucharla con auriculares y el volumen bajo, o puedes escucharla como sonido de fondo en la habitación, pero si lo vas a hacer sin auriculares ha de ser escuchada en un reproductor de una mediana calidad con el sonido algo más alto para que haga efecto toda la escala. El altavoz de los teléfonos móviles no sirve para reproducirla con calidad, si la escuchas desde el teléfono has de ponerte unos auriculares para obtener el beneficio correcto.

La Tierra está evolucionando y elevando la frecuencia de la resonancia Schumann o frecuencia terrestre. Y muchos seres humanos intentamos adaptarnos para elevarnos junto al planeta. Pero esto implica grandes cambios en nuestro ADN y nuestro sistema nervioso para soportar la nueva escala de frecuencias por las que la Tierra está pasando. Y más allá, no solo son cambios físicos los que necesitamos para elevar nuestra vibración, y para alcanzar a los picos que la frecuencia Schumann está teniendo en todo el planeta.

Esos cambios son a nivel de emociones y espiritualidad, porque el verdadero desarrollo espiritual o la verdadera espiritualidad se sitúa en disolverse completamente en el Amor Incondicional por todos y por todo en el mundo. La verdadera espiritualidad es una ausencia total de hacer juicios, críticas y control de las personas. Ser espiritual es no juzgar, ni criticar ni controlar a los demás. La verdadera espiritualidad es una completa libertad interior de los estereotipos de comportamiento y estilo de vida impuesto a las personas. Es estar en tal estado del Alma “cuando el Alma quiere cantar todo el tiempo”, y cuando ni un solo pensamiento o emoción negativa podría acercarse a esa persona, porque las personas espirituales están rodeadas por EL IMPENETRABLE VELO DEL AMOR…

Todos los seres de este planeta estamos últimamente sometidos a diferentes frecuencias de onda Schumann, pasando desde 7.83 hercios hasta picos de casi 50 hercios, y no todos los seres se están adaptando igual, ya he comentado como la espiritualidad o amor incondicional son necesarios para elevar la vibración junto al planeta. Lo ideal es entrar en altas vibraciones Schumann a través de un barrido de frecuencias de los diferentes armónicos de la frecuencia base de 7.8Hz. Estos armónicos Schumann son 14, 20, 26, 33, 39 y 45 hercios respectivamente. Y esto se consigue metiendo en tu cuerpo a diario un barrido de estas frecuencias para que puedas adaptarte a nivel físico, emocional-espiritual y biológico para que puedas llegar a ser una de las futuras personas que ascenderán junto a nuestro planeta a la quinta dimensión.

Algunas personas están consiguiendo elevar su vibración de forma natural, porque están totalmente en el Amor incondicional y no dejan entrar en ellas nada, absolutamente nada negativo. Pero no todas las personas viven una vida estable para poder hacer este trabajo espiritual, el entorno, las noticias y los acontecimientos están impidiendo que muchas personas puedan acompañar a nuestro planeta en este viaje de ascensión a la quinta dimensión.

Las experimentaciones indican que con la generación o inducción de frecuencias del rango de 7.8 a 8 Hz, consideradas campos magnéticos débiles, es posible inducir al organismo a estados saludables al conseguir:

Restablecer el comportamiento de células, tejidos y órganos.

Restablecer niveles hormonales.

Restablecer los procesos químicos celulares.

Restablecer la percepción del tiempo en animales y seres humanos.

Inducir el sueño y los estados meditativos.

Disminuir el nivel de stress.

Afectar benéficamente los procesos de inmunidad.

Equilibrar el ritmo cerebral.

Ralentizar las taquicardias.

Estimular los procesos de aprendizaje.

Expandir la conciencia.

Generar un mayor flujo de energía vital (KI – CHI)

Estimular los procesos curativos naturales.

Incrementar la actividad del Biocampo humano o Aura, creando una barrera defensiva contra las agresiones del medio ambiente, ya sean físicas o psíquicas.

Cuando elevamos la vibración automáticamente generamos de forma natural una barrera contra las radiaciones dañinas que nos están bañando.

Generalmente suelen notarse mejoras desde la 1ª sesión con el barrido de ondas Schumann y en muy pocas sesiones se consigue un estado de equilibrio en todo nivel que se manifiesta con una sensación de bienestar y una gran paz interior.

LA FRECUENCIA DE LAS ONDAS SCHUMANN

La frecuencia de 7,8 Hertz, es una constante normal biológica, que funciona como un marcapasos para nuestro organismo, y sin la existencia de esa frecuencia la vida no sería posible. Se la denomina RESONANCIA SCHUMANN en honor a su descubridor.

Empíricamente, de forma vivencial se ha constatado que no podemos ser saludables fuera de esta frecuencia biológica natural. Siempre que los astronautas, cuando hacen los viajes espaciales, y quedaban fuera de la resonancia Schumann, se enfermaban. Al estar volando fuera de la ionosfera les faltaba la pulsación de esa frecuencia vital de 7,8 Hertz. Pero sometidos a la acción de un “simulador Schumann” recuperaban el equilibrio y la salud. Este problema fue subsanado por generadores de ondas Schumann artificiales que usan en sus viajes mientras están fuera de la Tierra.

Estas ondas resonantes o Schumann vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los mamíferos en general, es decir a 7,8 Hertzios (ciclos por segundo). 7,8 Hertz es la frecuencia del hipotálamo y es la única frecuencia en que todos los mamíferos, incluyendo el hombre coincidimos.

Fuera de esta resonancia, tal como ocurre en la actualidad, donde la frecuencia planetaria está ya por encima de los 15 Hz y mucho más, se entorpecen los procesos psíquicos y vitales. Esto implica rápidos cambios en nuestro ADN y sistema nervioso central.

Mantener esta frecuencia en su estado original con la ayuda del barrido de frecuencias que hemos creado que va desde las 7.8 hasta 45 Hz, pasando por todos los armónicos importantes, este barrido puede mejorar notablemente el estado de salud psíquica, orgánica y vital de todo nuestro cuerpo. Además de ayudarnos a adaptarnos más rápidamente a este cambio de elevación.

Hay muchas personas que sufren gravemente las consecuencias de no recibir la frecuencia de 7,8 Hz. Muchos problemas cardíacos son debidos a esto.

Por ejemplo cuando por causas naturales meteorológicas, especialmente por las tormentas electromagnéticas naturales y también por las que recibimos por exposición a campos magnéticos artificiales de hoy día, esas frecuencias de ondas Schumann se ven alteradas, todo nuestro organismo empieza a sufrir variaciones y distorsiones, que si se mantienen en el tiempo pueden llegar a desembocar en multitud de enfermedades y de “patologías raras” o también llamadas “incurables” como hoy se las conoce.

EVOLUCIÓN DE LAS ONDAS SCHUMANN

La Resonancia Schumann ha sido desde que existe la vida de 7,8 ciclos por segundo, pero se ha elevado demasiado en las últimas décadas. El “Punto Crítico” son los 13 Hercios o ciclos por segundo. Es el cambio que ha sido predicho hace miles de años por las culturas ancestrales: Egipcios, Mayas, Incas, etc. Significa que a partir de 13 ciclos, y que ya los hemos pasado, es cuando vienen los grandes cambios como está pasando ahora en todo el planeta.

EL RESULTADO DE ESTOS CAMBIOS

Por miles de años la Tierra ha tenido esta frecuencia de pulsaciones y la vida se ha desarrollado en un relativo equilibrio ecológico. Sucede, sin embargo, que a partir de los años 80, y de forma más acentuada a partir de los años 90, la frecuencia se elevó de 7,83 a 11-13 y 15 e incluso se han visto picos de 30 Hertz y más.

Este es el motivo de que en Autogestiona tu salud hayamos creado esta secuencia Schumann que va desde los 7.8 hasta los 45 Hz, que al escucharla a diario nos ayuda a entrar en esta brusca trasformación y adaptación junto a nuestro planeta Tierra hacia la Quinta Dimensión.

El cerebro necesita de 6 a 7 minutos para sintonizarse con la onda que le estamos metiendo a través de los auriculares.

Algunas veces es suficiente escuchar un sonido binaural solo durante 10 minutos para que sea efectivo, hay personas que aguantan perfectamente los binaurales escuchándolos más rato, pero otras personas sienten molestias si los escuchan más de 15 minutos.

Lo ideal es escuchar los binaurales con auriculares, con audífonos para que el batido sea más efectivo en el cerebro, pero las personas que tengan mucho estrés y tensión, o electricidad estática acumulada en su cuerpo pueden sentir molestias al escuchar los binaurales.

También si tus nervios auditivos están en mal estado en uno de los dos oídos pueden causarte alguna molestia, y en estos casos se pueden escuchar con unos altavoces estéreo y sin auriculares, el efecto es menor pero también se obtiene beneficio de esta manera.

No es aconsejable escuchar frecuencias BINAURALES o ISOCRÓNICAS en personas que sufran convulsiones o epilepsia, que tengan puestos aparatos marca-pasos, tampoco en personas con trastornos severos de la personalidad. Las mujeres embarazadas los podrán escuchar solo por consejo de su médico.

Puedes escuchar este sonido en cualquier momento del día, pero es muy recomendable escuchar estos sonidos tumbado y con los ojos cerrados, ya que algunas personas tienen hiperactividad, estrés y están demasiado apresuradas por sus quehaceres diarios y en ese estado existe un choque interno entre la energía mental de la persona y la energía que nos aporta la frecuencia binaural intentando bajar la frecuencia de las ondas cerebrales. Por un lado nuestro cerebro pretende ser resolutivo con la tarea que estamos realizando y con las tareas que tenemos en mente para después (con mucha actividad cerebral) y el binaural pretende lo contrario, bajar la frecuencia para dejarnos en una determinada vibración que no se corresponde con toda la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Y aunque el binaural siempre hace efecto a nivel físico y emocional, pero en el proceso de encaje tiene que luchar con nuestra contradicción mental que vivimos al estar tan activos. Por eso las personas que sientan algún tipo de molestia como tensión en la nuca, en el cuello, jaqueca, nerviosismo, angustia, ansiedad o cualquier síntoma al escuchar un binaural es conveniente que deje todo lo que está haciendo y se tumbe a escuchar tranquilamente el binaural con los ojos cerrados para no sentir ningún tipo de molestia. Y estas personas que ya están de por si demasiado tensas es conveniente que descarguen sus pies a tierra.

Escucha esta frecuencia con los auriculares con el volumen más bien bajo, para no generar molestias en tus oídos.

AVISOS GENERALES, LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

No se asume ninguna responsabilidad de los usos y aplicaciones de los audios, ni por el comportamiento derivado del uso que se haga de la información contenida en este artículo.

La información proporcionada y la aplicación de las técnicas descritas en este artículo tienen únicamente carácter informativo y no está pensada para reemplazar ningún tipo de tratamiento médico, psicológico o de cualquier otro tipo. Bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina. No es, pues, un acto médico. Para cualquier duda consultar a su médico especializado.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba