TERAPIA LUMÍNICA PARA REJUVENECER ROSTRO Y CUERPO

24.20

UTILIZA ESTOS COLORES DURANTE LOS MINUTOS QUE DURA EL TRATAMIENTO, ACERCÁNDOLO A LA PIEL A UNA DISTANCIA DE 10 CENTÍMETROS APROXIMADAMENTE, EN LA CARA HAS DE HACERLO CON LOS OJOS CERRADOS O MIRANDO EN OTRAS DIRECCIONES PARA NO MIRAR TAN DE CERCA A LOS COLORES. MIENTRAS UTILIZA LOS COLORES PONTE LOS AURICULARES Y ESCUCHA LA FRECUENCIA QUE ACOMPAÑA A CADA COLOR COLOR CON EL VOLUMEN AL MÍNIMO. DEBES PONER LA LUMINOSIDAD DE TU CELULAR O TABLETA O DISPOSITIVO DONDE VAYAS A USAR LA TERAPIA AL MÁXIMO PARA QUE TENGAS EL MAYOR EFECTO.

Este es uno de los tratamientos que podemos  hacer  es fototerapia facial por todo el rostro y el cuello, o por otras zona del cuerpo que deseemos regenerar, porque esta terapia biolumínica es extraordinaria y asombrosa para distintas afecciones de la piel.

La luz sobre la piel lo que hace es penetrar y estimular las células fibroblastos  para que produzcan más colágeno. Y al aumentar la producción de colágeno se alisa y se suaviza el aspecto de las arrugas y el tamaño de los poros, mejorando la textura de la piel.

Para la terapia de luz sobre la piel se utilizan todos los colores porque cada color tiene un efecto diferente sobre la piel. Y vamos pasando la secuencia completa de colores por todo el rostro. Para esto es bueno utilizar una Tablet o un ordenador portátil con la pantalla más grande con el fin de tener más exposición en toda la cara y cuello, aunque también podemos usar nuestro teléfono.

Esta secuencia con todos los colores para rejuvenecer lleva incorporada la frecuencia binaural de regenerar las células de tu piel y tu cuerpo, este binaural sana todos los órganos del cuerpo y regenera la piel, actualmente este binaural solo lo tenemos incorporado en esta secuencia completa de regeneración facial con todos los colores.

Cuando está actuando la luz roja en nuestra piel lo que hace es mejorar la actividad de las células y reactiva el metabolismo reduciendo las arrugas, blanqueando la piel y mejorando su elasticidad y vitalidad. La luz roja nos va a reparar la piel dañada, notaremos que reduce los poros y estimula la producción de colágeno para que la piel se regenere.

Cuando está actuando la luz azul en nuestra piel está eliminando bacterias nocivas y nos está provocando un efecto antiinflamatorio en toda la cara, y esto es bueno para eliminar el acné y para calmar las pieles más irritadas y sensibles.

Cuando está actuando la luz verde sobre piel estamos consiguiendo nutrir nuestra piel desde las capas más profundas, creándole un efecto blanqueado unificando el tono de la piel, con el verde mejoramos también la regeneración de las células de la piel dándole al rostro mayor vitalidad.

Cuando está actuando la luz amarilla sobre piel estamos oxigenando nuestra piel y mejorando la circulación en toda la zona donde impacte el color amarillo, mejorando las arrugas y la piel áspera. También promueve el drenaje linfático ayudando a eliminar bolsas en los ojos y las inflamaciones en el rostro. Llegando también a descomponer los pigmentos de las manchas en la piel producidas por el sol, o las manchas hepáticas o las manchas que se producen por exceso de metales y químicos en el cuerpo, y el color amarillo descompone los pigmentos de las manchas volviendo la piel de la cara más uniforme y con un efecto lifting.

Cuando está actuando la luz violeta sobre nuestra piel esta combinando los efectos de la luz roja y la azul con un efecto cicatrizante y calmante, consiguiendo reducir las marcas del acné y las imperfecciones.

Cuando está actuando un color azul claro en la piel estamos mejorando el metabolismo de la piel equilibrándola, relajando todo el rostro y embelleciéndolo por la relajación, lo relaja pero le da una energía especial, a la vez que calma también las pieles irritables y sensibles.

Cuando está actuando la luz blanca en la piel esta atenuando las líneas de expresión más profundas y está regenerando la piel más envejecida reduciendo la flacidez y los descolgamientos del rostro, mejorando y tonificando todas las células de tu cara y cuello.

Cuando está actuando la luz rosa está mejorando el estado general de toda la piel combinando la relajación en el rostro y la vitalidad a la vez, nos está aportando juventud en la piel.

Y cuando está actuando el color oro en la piel con su frecuencia correcta aquí ya estamos rejuveneciendo por completo. Son muy conocidos los tratamientos de belleza con oro que se hacen para rejuvenecer, además cuestan tanto dinero uno de estos tratamientos con oro, que solo unos pocos pueden acceder a rejuvenecer aplicando oro en su cara o en su cuerpo.

Las personas con epilepsia o que tengan puestos aparatos marcapasos en el corazón es aconsejable que usen esta terapia solo con los colores pero sin el sonido de la frecuencia, deben silenciar el volumen de su dispositivo y mirar solo los colores.

Se ha demostrado como la fototerapia que utilizamos con luces de colores tiene un efecto impresionante sobre nuestro cuerpo, pero tienen que ser luces con la longitud de onda correcta, no vale una simple bombilla porque no aseguras que tenga la longitud de onda correcta para el efecto que necesitas en tu cuerpo, o te quedas corto o te pasas con exceso de luz.

Se sabe que los niños que nacen con la bilirrubina muy elevada son sometidos en el hospital a una terapia con luz azul para que su ictericia desaparezca. También son conocidos los efectos positivos de la exposición al sol para la síntesis de la vitamina D.

Con esta terapia lumínica incidimos en las sustancias químicas del cerebro desde donde podemos cambiar el estado de ánimo, los trastornos del sueño, podemos ayudar a salir de la depresión, regenerar la piel o distintas partes del cuerpo o a sanar enfermedades. Esta estimulación neuronal se hace a través de los ojos que es la vía más directa y corta para llegar al cerebro. Además tenido los ojos cerrados también penetra la luz a través de los párpados.

Los colores ejercen una influencia física, psíquica y emocional que permiten a nuestra energía vital entrar en un estado que facilitan la auto-sanación. Sabemos que todo lo que existe es energía y con el color hacemos terapia energética, el color transmite al organismo la información vibracional necesaria para poner en marcha todos los procesos para recuperar la salud. La luz es fundamental para los procesos moleculares creando gran cantidad de reacciones bioquímicas en el cuerpo. Cada célula y tejido del cuerpo tiene su propia forma de absorción, absorbe la energía de la luz de una determinada longitud de onda, impregnando con la información del color cada célula del cuerpo.

Los colores solos se pueden usar varias veces al día con sonido o silenciando el sonido. Cada color con su frecuencia es suficiente con escucharlo y mirarlo el tiempo que hemos puesto en cada uno, son 5 minutos para la terapia individual de cada color pero si lo deseas o lo necesitas lo puedes usar varias veces al día, y la secuencia completa de todos los colores que dura 30 minutos, si alguien necesita mirar más minutos la terapia puede hacerlo siempre con el volumen al mínimo o sin sonido. Si necesitas mirar los colores más veces al día puedes hacerlo, por ejemplo si tienes insomnio y estrés y te cuesta dormir o relajarte puedes ponerte el color verde y azul sobre todo antes de acostarte para que te entre sueño y puedas dormir profundamente, o puedes mirar 4 o 5 veces el tratamiento del color azul durante 20 o 30 minutos hasta conseguir el sueño.

Al mirar los colores se nota un parpadeo en el color, este efecto de parpadeo es para que sea más efectivo, el color con este impulso penetra mejor por los ojos o por la zona de la piel donde vayas a iluminar. El parpadeo esta calibrado con la frecuencia de 1 hercio creando una onda Delta en el cerebro que te hace estimular la producción de la hormona HGH con el efecto rejuvenecedor que esta hormona provoca. La frecuencia de 1 hercio te crea sensación de bienestar, armonía y balance en tu cuerpo y en tus emociones.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba