VIVIR EN UNA NUEVA TIERRA (UNIÓN ENTRE UN HOMBRE Y UNA MUJER EN LA QUINTA DIMENSIÓN)

Hoy hablaremos de cómo será la relación entre un hombre y una mujer en el mundo de la Quinta Dimensión.

Esta vez la importancia y la fuerza estará en su componente vibracional.

Como ya mencioné en mensajes recientes, las vibraciones de las personas, incluso aquellas que están en el mismo nivel de conciencia, son multidimensionales, así como el espacio de energía de la Quinta Dimensión en sí mismo es multidimensional.

Por lo tanto, una relación verdaderamente armoniosa entre un hombre y una mujer solo puede desarrollarse cuando vibran en el mismo «rango» de energía.

Entonces, si en la tercera dimensión para una unión armoniosa de un hombre y una mujer es suficiente tener puntos de vista comunes y atracción sexual mutua, entonces en el mundo de la Quinta dimensión deberían coincidir en muchos indicadores vibratorios.

Y esto se explica por el hecho de que estas relaciones en sí mismas pasan a un nivel de desarrollo completamente diferente.

Sin embargo, no es en absoluto necesario que sus vibraciones sean las mismas.

Así como en el mundo tridimensional, donde uno de los cónyuges puede estar varios peldaños más alto que el otro, impulsándolo así en el desarrollo espiritual, así en el mundo de la Quinta Dimensión, uno de ellos puede estar en el límite inferior de este espacio de alta vibración, y el otro en el medio o incluso en la parte superior.

Este es el «rango» muy aceptable que se mencionó anteriormente.

¿Cuáles deberían ser otros indicadores importantes para su unión armoniosa?

En primer lugar, kármicas, que pasan a primer plano en la Quinta dimensión.

Y ya no se trata de desatar nudos kármicos, como sucede en los mundos de bajas vibraciones, sino de reunir almas afines masculinas y femeninas para un Servicio conjunto, e incluso de encontrar sus llamas gemelas.

Pero esto último no siempre sucede, pues es muy posible que tu llama gemela viva en otras dimensiones y en otros planetas.

La quinta dimensión puede convertirse para muchos de ustedes en una etapa intermedia de su reencuentro, y esto debe tomarse con mucha calma, aceptándolo como una conveniencia Divina.

Esto es especialmente cierto en el caso de almas grandes y muy antiguas que descienden a los mundos de vibraciones más bajas para cumplir ciertas misiones.

Sus otras mitades permanecen «en casa» no por casualidad, sino para asegurar al que resultó ser el más vulnerable en este momento.

Y aunque una de las partículas de tal Alma logra elevarse al mundo de la Quinta Dimensión en su cuerpo físico, la segunda, estando en la séptima u octava dimensión, no siempre es capaz de reunirse inmediatamente con ella (es posible que tu Alma esté encarnada y ascendiendo a la quinta dimensión y otra parte de tu misma Alma puede estar en dimensiones superiores).

Por lo tanto, la mayoría de las veces en la Quinta dimensión hay almas gemelas que crean uniones muy felices y armoniosas.

Y en el próximo mensaje, les diré cómo pueden reconocer tales almas por vibraciones y otras características distintivas.

Os mando Amor y Luz

error: Este contenido está protegido
Ir arriba